Connect with us

Nacionales

El escándalo de los contratos de autopistas ante la Justicia “Beneficiaron a las empresas vinculadas al Presidente”

Publicado

on

La ex directora de Asuntos Jurídicos de Vialidad, Julieta Ripoli, declaró ante el juez Canicoba Corral y aportó precisiones sobre los negociados con los peajes.

La ex directora de Asuntos Jurídicos de Vialidad Nacional, Julieta Ripoli, ratificó en su declaración ante el juez Rodolfo Canicoba Corral la denuncia que anticipó PáginaI12 sobre “la renegociación espúrea” de la prolongación de los contratos de concesión de las autopistas en beneficio de las empresas de la familia presidencial. Para la ex funcionaria, hubo “cláusulas abiertamente leoninas, abusivas, en beneficio de las empresas vinculadas al Presidente y en detrimento de los intereses del Estado y de los usuarios”. En un testimonio cargado de conocimientos técnicos, Ripoli ratificó ante la justicia que hubo “un liso y llano direccionamiento de dos contratos de concesión de obra pública”. Aportó como dato novedoso que a Autopistas del Sol (Ausol) “se le agregaron obras que ya debían estar ejecutadas y pagas o incluidas en los montos no amortizados en el contrato anterior” Los montos de esas obras eran siderales. Según la letrada rondaban los 400 millones de dólares.

Las concesionarias apelaron a una supuesta denuncia ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), el tribunal del Banco Mundial con sede en Washington, por más de 1200 millones para arreglar una prrórroga de las concesiones y el pago de 500 millones de dólares por supuestas deudas del Estado.

A solo tres días de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias ganó impulso en Comodoro Py la investigación que tiene en la mira nada menos que a Mauricio Macri. Se trata de la causa que busca determinar si el Presidente de la Nación, el Ministro de Transporte Guillermo Dietrich y el ex titular de Vialidad Nacional direccionaron las concesiones de los peajes en favor de las empresas Ausol y GCO, con el objetivo de beneficiar al Grupo Socma. También se investiga un pago de 500 millones de dólares para Autopistas del Sol S.A., cuya principal accionista era, justamente, Sociedades Macri; y el alza de más del 400 por ciento de las acciones de la empresa del Jefe de Estado, provocado por la prórroga ilegal de la concesión y los sucesivos aumentos de las tarifas del peaje.

El juez Rodolfo Canicoba Corral le tomó declaración este jueves a la testigo que es clave para el expediente y ordenó medidas de prueba que habían sido propuestas por el fiscal Carlos Stornelli, quien no estuvo presente durante la testimonial. La ex directora de Asuntos Jurídicos de Vialidad Nacional estuvo más de ocho horas en el juzgado federal número 6, ubicado en el tercer piso de los tribunales de Comodoro Py.

Julieta Lucila Ripoli, experta en derecho administrativo y quien trabajó durante catorce años en el organismo hasta que fue desplazada por el macrismo, dio un pormenorizado detalle ante la Justicia de cómo fueron las negociaciones que derivaron en un pago millonario por parte del Estado a las empresas concesionarias y en la renegociación de los contratos hasta 2030, sin llamado a licitación ni intervención del Congreso y con múltiples beneficios.

Antes de recibir a Ripoli, Canicoba Corral confirmó en diálogo con el programa “Mañana es Tarde”, en Somos Radio, algunas de las medidas de prueba ordenadas. Una de ellas es un pedido de información al Ciadi, con sede en Washington y al Procurador del Tesoro. “Hay una diligencia ordenada. Las medidas fueron sugeridas en su momento por el fiscal”, dijo el magistrado, quien aclaró que debía ser muy cauteloso para no prejuzgar y porque la investigación ya está en curso. El juez de instrucción también confirmó que ordenó un pedido al Procurador del Tesoro y ex abogado de la familia Macri, Bernardo Saravia Frías. Los denunciantes habían propuesto solicitarle al funcionario toda la documentación vinculada a la demanda ante el tribunal internacional. Esa presentación era por 1.100 millones de dólares y habría sido una suerte de simulacro de Ausol, que sólo buscaba la justificación para disparar la renegociación del contrato de concesión, cuya finalización operaba en 2020, y el reconocimiento de 499 millones de dólares de inversión.

La declaración de Ripoli significa un paso muy importante para el avance de la investigación. La abogada, que al declarar como testigo estuvo obligada a decir la verdad bajo juramento, fue escuchada por una secretaria del juzgado y por el propio Canicoba Corral, quien se mostró muy activo con preguntas y repreguntas para la ex funcionaria. En su extensa y detallada exposición la mujer ratificó todos y cada uno de sus dichos a Página/12.

El Estado indefenso.

Ripoli relató que ella era la “encargada del asesoramiento jurídico previo y obligatorio al dictado de los actos administrativos, en todo lo atinente a las concesiones viales” y que, como tal, fue marginada por los funcionarios macristas que coparon Vialidad a escribir lo que los abogados de las empresas le dictaban durante la redacción de las condiciones de los nuevos contratos. “Quiero dejar asentado que en las reuniones en las que yo participé el Estado estaba totalmente acéfalo. Excepto por mí, no había defensa alguna de los intereses del Estado. Por el contrario, la base del acuerdo era el proyecto aportado por el doctor Enrique Veramendi, de Ausol, y en el seno de estas reuniones él seguía disponiendo los términos del Acuerdo dictándome a mí, como abogada del Estado, lo que tenía que escribir. Ricardo Stoddart, mi superior jerárquico y titular político del servicio jurídico, observaba silente y sin oponer objeción alguna”. “Me sentí intimidada. Sentí que estaba sola en mi posición. Cuando yo quería poner alguna objeción Stoddart no me lo permitía y me miraba mal”, expresó.

En el rol de testigo pero sin dejar su tono técnico y de abogada, Ripoli aseguró ante el juez que el plan del gobierno de Macri fue copar Vialidad para beneficiar a los holdings, socios del Presidente. En ese sentido relató cómo todos los nuevos directores nombrados por Cambiemos –unos quince, a pesar de que por ley sólo podían nombrar dos cargos políticos– “estaban o estuvieron vinculados a Socma, Sideco Amerciana, Iecsa y Ausol”. Por lo que dejaron de ser empresarios del sector para pasar a ser funcionarios a partir del mismo 10 de diciembre de 2016, día en que asumió Mauricio Macri. Ripoli puntualizó como responsable a Javier Iguacel de “designar a personas afines, de confianza o aquellas por ambición, conveniencia o estrecha vinculación con los grupos concesionarios”. Todas ellas “fueron funcionales a mi entender para concretar estas maniobras que se investigan”, afirmó. Para la abogada Iguacel “fue también responsable de conceder tratos diferenciales y preferentes a Ausol S.A. y GCO S.A. aprobando lo que entiendo son injustificados aumentos tarifarios e instruyendo a sus inferiores jerárquicos a cerrar las renegociaciones de los accesos en condiciones extraordinariamente favorables a las empresas y en contra de los intereses del Estado Nacional”. Y, por si fuera poco, afirmó que las múltiples multas y penalidades millonarias que pesaban contra Ausol fueron “condonadas en forma encubierta” con la renegociación del nuevo contrato.

De los dos lados del mostrador

Durante su declaración Ripoli nombró a todos los directores que arribaron con la nueva gestión y cuyos ingresos significaron el desplazamientos de los técnicos de carrera de Vialidad. Entre los que se encuentran Roger Emmanuel Botto; Alejandro Caviglia; Ricardo José Stoddart; Juan Manuel Campana; Marta Arancibia; Federico Heineke; Alejandro Bicio y Mariano López y cuyos antecedentes en las empresas ligadas a la familia Macri ya fueron detallados por este diario.

Con sólo algunas interrupciones por preguntas concretas, en su relato la letrada hizo hincapié en el fuerte perjuicio que significaron las maniobras para los usuarios y el Estado: “Fue una renegociación con cláusulas abiertamente leoninas, abusivas, en beneficio de las empresas vinculadas al Presidente y en detrimento de los intereses del Estado y de los usuarios”, señaló. Y remató que, a su entender, por su experiencia en el área y como abogada, la negociación fue “espúrea”.

Explicó, además, el “tratamiento abiertamente diferencial” que hubo por parte de los funcionarios macristas entre las empresas Ausol y GCO por un lado y Aecsa (autopista Ricchieri) por el otro, a la que ahogaron financieramente hasta quitarle la concesión. Aecsa era del empresario hoy detenido Cristóbal López.

El dato novedoso que aportó Ripoli a la causa es que, además, a Ausol “se le agregaron obras que ya debían estar ejecutadas y pagas o incluidas en los montos no amortizados en el contrato anterior” Los montos de esas obras eran siderales. Según la letrada rondaban los 400 millones de dólares. Aunque con sólo buscar la documentación correspondiente pueden encontrarse las firmas de los responsables y los puntos contractuales detallados por Ripoli, la mujer quiso dejar en claro que “todo esto quedó asentado en los términos del acuerdo que firmó Guillermo Dietrich y aprobó por decreto la presidencia”.

Cuando ya promediaban unas siete horas de declaración, Ripoli buscó una frase para resumir lo que quiso demostrar con su pormenorizada descripción de lo ocurrido con los peajes en la era Macri: “observo un marcado desajuste de la legalidad y de las buenas prácticas de ética y transparencia de la administración pública. Esto es para mí un liso y llano direccionamiento de dos contratos de concesión de obra pública por peaje”.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Nacionales

Bronca, pesimismo y desconfianza después de escuchar a Macri

Publicado

on

Por

Más de la mitad de las personas considera que el Presidente no entendió el mensaje de las elecciones. Seis de cada diez creen que Macri es el responsable por el aumento del dólar y que las medidas anunciadas no solucionarán los problemas.

Las repercusiones de prácticamente todo lo que hizo Mauricio Macri después del domingo han sido muy negativas. Más de la mitad de las personas considera que el Presidente no entendió el mensaje de las urnas; las sensaciones que dejó después de la conferencia de prensa fueron, mayoritariamente, bronca y pesimismo; seis de cada diez consultados creen que Macri es el responsable por el aumento del dólar y también seis de cada diez personas consideran que las medidas económicas anunciadas tienen objetivos electorales y no solucionarán los problemas. Para colmo, una mayoría no creyó en el pedido de disculpas después de los exabruptos de esa conferencia de prensa del lunes.

Las conclusiones surgen de una encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que lidera Roberto Bacman. En total se entrevistaron 1695 personas de todo el país, respetando las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social. Las entrevistas fueron telefónicas por lo que los datos inclusive subrepresentan a los jóvenes y a los humildes, dos franjas en las que Fernández-Fernández lograron las mayores ventajas respecto de Macri-Pichetto. Pero el objetivo fue sondear, de manera rápida, como cayeron los movimientos presidenciales posteriores al domingo.

Los datos de la encuesta demuestran que los pasos y mensajes del oficialismo fueron muy equivocados. El Presidente dejó pésimas sensaciones aún entre quienes no votaron a FF. Basta advertir que en casi todas las preguntas, los niveles de rechazo son cercanos al 60 por ciento, lo que indica que están muy por encima del 47 por ciento que consiguió la fórmula opositora.

Como era de esperar, la conferencia de prensa del lunes cayó muy mal. El mandatario salió a la cancha desencajado y echándole la culpa de la derrota y del aumento del dólar a la oposición, algo así como echarle la culpa al equipo ganador cuando el propio perdió por goleada. Para colmo, hay una mayoría (54 por ciento) que cree que Macri no entendió el mensaje de las urnas, es decir que el Presidente seguía lejos de la realidad de las familias que no llegan a fin de mes, que no pueden pagar las tarifas, que sufren el cierre de negocios y empresas, entre muchas otras consecuencias de la política económica. “El golpe fue tan duro y tal vez inesperado –señala Bacman–, que las reacciones del propio Presidente el día después dejaron al descubierto que él y su equipo de gobierno no estaban preparados para una derrota de tal magnitud”.

En el propio gobierno se dieron cuenta de que la conferencia de prensa del lunes no hizo más que empeorar las cosas, al punto que casi el 68 por ciento de los consultados dijeron que les quedó la sensación de bronca (43 por ciento) y pesimismo (25 por ciento) después de escuchar a un Macri totalmente desubicado. El número es significativo porque las sensaciones negativas suman 20 puntos más que los que votaron a FF. Esa conferencia de prensa hasta produjo estupor en los principales diarios de Wall Street, en esencia porque se lo percibió fuera de la realidad.

El mensaje del mandatario–candidato, a lo largo de sus dos intervenciones, fue echarle la culpa a FF por el aumento del dólar y las inestabilidades económicas. No lo logró. El 59,4 por ciento dijo que la responsabilidad por la trepada del dólar es del Gobierno, mientras que sólo el 28,4 le echó la culpa a Alberto Fernández o al peronismo.

El miércoles, Macri intentó torcer el rumbo con el discurso preparado, guionado y leído en un teleprompter. El CEOP apuntó entonces a preguntar si el cambio del rumbo discursivo fue auténtico, sincero. El 54 por ciento no le creyó a Macri, o sea que consideró que el pedido de disculpas no fue genuino.

Finalmente, lo que quedaron fueron las medidas anunciadas por el Ejecutivo. Y aquí otra vez primó la desconfianza ya que casi el 60 por ciento evaluó que fueron medidas que tienen fines electorales. Sólo el 21 por ciento sostuvo que el objetivo fue el de solucionar los problemas económicos. Esas definiciones son muy graves para el gobierno, porque exhiben una nítida falta de credibilidad.

Para peor, casi un 70 por ciento señaló que las medidas son insuficientes, algo también manifestado por casi todos los especialistas.

La expectativa lógica de los ciudadanos era la de escuchar a un presidente haciendo cambios en su equipo, transmitiendo tranquilidad, distanciándose por un tiempo de la cuestión electoral para pilotear la tormenta. Y se encontraron con un Ejecutivo que emite gritos de guerra, que continúa en desesperada clave electoral y sin que haya nadie que asuma la realidad de que hubo una paliza electoral porque la gente común está mal.

Bacman analiza sobre el futuro inmediato: “Todo parece indicar que es muy difícil para esta gestión salir del laberinto que ellos mismos construyeron con falsas promesas que generaron ilusiones truncadas. Es algo así como la metáfora de la profecía autocumplida: afirmaron que iban a cambiar a la Argentina para que no se convierta en Venezuela. Hoy deben luchar contra sus propios errores que producen un cataclismo económico del que son responsables”.


Conferencia de prensa día lunes 12

¿Usted cree que Mauricio Macri entendió el mensaje de las urnas?


Conferencia de prensa día lunes 12

¿Ud. cree que el presidente Mauricio Macri comprende realmente la realidad económica y social de los argentinos?


Conferencia de prensa día miércoles 14

¿Usted cree que las medidas anunciadas apuntan a resolver la situación económica o tienen fines electorales?


Conferencia de prensa día miércoles 14

¿Usted cree que las medidas anunciadas son suficientes para recomponer una economía en crisis?


 

(Visited 2 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Nacionales

Martín Redrado denunció que Macri liberó el aumento del dólar: “Ordenó no pararlo”

Publicado

on

Por

El economista aseguró que el Presidente tuvo como objetivo que “los argentinos aprendan a quién votar”.

El ex titular del Banco Central Martín Redrado alertó que el presidente Mauricio Macri ordenó “no parar” la corrida que tuvo el dólar el lunes 12 de agosto y que la directiva al Banco Central fue dejar que se concrete la mega devaluación para tener un rédito electoral de cara a octubre.

El Presidente dijo el día lunes ‘que el dólar se vaya a donde se tenga que ir de manera tal que los argentinos aprendan a quién votaron‘”, explicó Redrado al programa radial Cada Mañana.

En ese orden, el economista aseguró que “el Gobierno tenía un arquero (el Banco Central) que tenía la obligación de cuidar el arco y se dejó hacer dos goles. Hubo una instrucción política“, agregó.

Según el ex funcionario, las afirmaciones no se tratan de una apreciación personal, sino de “información de mis colegas en el Central por el buen diálogo con las autoridades después de haber trabajado cinco años y medio con los profesionales”.

“El correlato de la política fue decirle al Banco Central ‘córrase del mercado’. Es decir, el Banco Central estuvo mirando desde la tribuna el día lunes qué es lo que pasaba en el mercado, en lugar de estar interviniendo. Además, en el acuerdo con el FMI se había escrito que cuando el tipo de cambio pasara 51,45, el Banco Central iba a vender 250 millones de dólares. Nada de eso hizo el día lunes”.

Las declaraciones del economista confirmaron la sospecha que lanzó el mismo candidato a diputado del Frente de Todos Sergio Massa, quien había denunciado: “Es tan obvio construir la ‘operación miedo’ usando a los mercados. El Banco Central hoy no intervino y el Gobierno va al tercer incumplimiento con el FMI. Hoy el Gobierno tenía un arquero (el Banco Central) que tenía la obligación de cuidar el arco y se dejó hacer dos goles“.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Nacionales

Los docentes piden la emergencia alimentaria por los alumnos

Publicado

on

Por

Como consecuencia de la nueva devaluación, muchos alumnos de las escuelas públicas dependerán cada vez más de los comedores escolares, advirtieron algunos sindicatos docentes. Por eso, para hacer frente a esa situación, anunció el secretario general de Suteba, Roberto Baradel, los sindicatos docentes exigirán al gobierno “un plan de emergencia alimentaria a nivel nacional”.

Pese a que se ha transformado en clave para muchas familias, el servicio alimentario en las escuelas “es realmente un desastre”, denunció Baradel. En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, se destinan $27 pesos por alumno a tal fin.

“Es una vergüenza lo que envía el Estado. Esos $27, además, han sido pulverizados por la nueva devaluación. Nosotros ya veníamos reclamando el aumento de ese montoy de los cupos escolares, pero después de la devaluación de esta semana vamos a tener que revisar los números. Pedíamos 500.000 cupos nuevos, pero creemos que esos cupos se van a tener que incrementar por el aumento de familias que cayeron por debajo de la línea de pobreza a partir de este lunes”, explicó Baradel a Página/12.

“Esta semana hubo proveedores que les dijeron a los directores que con el monto actual no van a poder sostener el mismo tipo de viandas. Y eso que ya venían enviando menos comida y de menor calidad”, advirtió el sindicalista, sobre los primeros efectos de la corrida cambiaria que se están evidenciando en los comedores escolares.

 

“Los chicos preguntan por la comida cada vez más temprano”

Los chicos se nos están desmayando en las escuelas, sobre todo, aquellos de los sectores más vulnerables”, aseguró en el mismo sentido Verónica Magario, candidata a vicegobernadora de la provincia de Buenos Aires del Frente de Todos, alertada por “profesores de educación física y preceptores” de distintas localidades.

La situación de las escuelas en la Ciudad de Buenos Aires también se verá afectada tras la megadevaluación, consideró Eduardo López, secretario general de UTE. “Últimamente, los chicos nos están preguntando cada vez más rápido cuándo sirven la comida. Con la panza vacía, no pueden estudiar”, dijo López a Página/12. Y denunció, al igual que Magario, “los días lunes tenemos cada vez más desmayos”.

“¿Vuelve el pan?”. Esa fue la gran pregunta que, aseguró López, se repitió en varias escuelas de la Ciudad el día posterior a las P.A.S.O. “Mirá las conexiones que hacen los chicos tras una elección”, subrayó. El pan, recordó el gremialista, “fue retirado de las escuelas porteñas porque el gobierno dijo que engorda. Pero los chicos tienen hambre, necesitan el pan”.

Los desayunos en las escuelas porteñas, según detalló el sindicalista, consisten en un mate cocido con galletitas o con una barra de cereal. “Antes incluía, además, una manzana. Pero también la sacaron”, denunció López.

El referente sindical advirtió también sobre los recortes en los almuerzos que brindan las escuelas de jornada completa: “Actualmente se está dando un guiso o una milanesa con tres gajos de naranja. Ni siquiera les dan la naranja entera, como hacían antes”.

Por la crisis económica, agregó Jorge Adaro, de ADEMYS, los chicos “ya no hacen las 4 comidas”. “Claramente, hay un proceso de desmejoramiento de las condiciones materiales. Yo soy maestro de séptimo grado en Villa Soldati y hay muchos chicos que se saltean la merienda, por ejemplo. Hay un número creciente de papás y mamás sin trabajo y un uso creciente de comedores y merenderos. La devaluación del lunes va a tener sin, ninguna duda, un impacto en este proceso de desmejoramiento”, completó Adaro.

 

Pedirán la declaración de “emergencia alimentaria”

Por ello, este martes, Ate Capital, Ctep Capital, Ute y Sute se reunirán “para pedirle a Larreta que declare la emergencia alimentaria, que duplique las partidas alimentarias en los comedores escolares y en los merenderos barriales, que devuelva el pan que sacó a las escuelas y que adelante el horario del desayuno y de la merienda, para que los chicos puedan estudiar tranquilos y dejen de preguntar desde que entran a la escuela ‘¿A qué hora comemos?’”, adelantó López.

El pedido de emergencia alimentaria se replicará a nivel nacional. Además, los sindicatos docentes reclamarán la apertura de paritarias. “Desde el punto de vista de las trabajadoras y trabajadores de la escuela, la situación está muy complicada. Desde el lunes hay un nivel de angustia muy importante. Hasta hace unos meses, la pregunta tanto en el sindicato como en la escuela era qué día cobramos. La pregunta ahora es a partir de cuándo se puede pedir adelanto”, lamentó Adaro.

El acuerdo paritario que rige en la Ciudad –que no fue firmado por UTE ni por ADEMYS– establece un incremento semestral que, “en un marco de devaluación e inflación galopante”,  es “imposible de sostener”, indicó Adaro. Por eso, los sindicatos exigen a la ministra de Educación de CABA, Soledad Acuña, la “reapertura inmediata de la mesa salarial para establecer un aumento de emergencia”, agregó.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas