Connect with us

Internacional

Desterrados en París: un drama sin fin para los inmigrantes

Publicado

on

 Desde que se reabrieron las fronteras hace algunas semanas, inmigrantes de Somalia. Afganistán, Libia, entre otros, llegaron a la capital francesa para terminar amontonados, en su mayoría, en un suburbio del que acaban de ser desalojados.

Desde París

 La primera vez se asustó y se sintió agredido, la segunda salió corriendo, la tercera y cuarta trató de recuperar sus cosas y la quinta, es decir, ayer, dejó que todo ocurriera sin intervenir. Salió de la carpa, fue hasta el bus de la policía y miró desde allí “todo ese absurdo y esa injusticia que nos seguía cortando el camino”. Idil vivió este 29 de julio su quinta evacuación por la fuerza desde que llegó a Francia proveniente de Somalia. Junto a otros 2.000 inmigrantes oriundos de Sudán, Somalia, Tchad, Etiopía o Afganistán Idil se había instalado en uno de los campamentos improvisados que los inmigrantes van montando en la periferia Norte de París hasta que la policía los desaloja y trata de reubicarlos en hoteles y gimnasios de la zona. La víspera, el Prefecto de París, Didier Lallement, les había dado un plazo de “12 horas para abandonar el lugar”. La mayoría se quedaron y a la seis de la mañana el operativo comenzó a orillas del canal Saint-Denis, en la localidad de Aubervilliers.

La situación era doblemente nociva: para los mismos inmigrantes expuestos ahora al calor y la insalubridad, y para las autoridades, interpeladas pos los vecinos debido a la suciedad y las peleas entre comunidades distintas. ”De todas formas, no sabemos ni siquiera a dónde vamos a ir a parar. Lo más esencial es que alguien nos ayude porque ya no podemos más”, cuenta Saidi, un afgano con unos cuántos meses de residencia en la calles, primero en París, luego en las afueras. La evacuación es tensa. Hay mucha gente, muchos niños en las carpas, muchos policías y militantes de las asociaciones de protección al migrante (France Terre d’Asile, Solidarité Migrants Wilson), muchos gritos y nervios y miedo e incomunicación. Un destierro sobre muchos otros destierros. Cada respiración es una bocanada de tragedia. De un lado están los buses para los hombres solos, del otro el reservado a las familias. Michel, una militante de la asociación Utopía 56 que asiste a la evacuación, anticipa la crueldad del futuro:” volverán aquí u a otro lugar. Ni ellos tienen donde ir, ni el Estado la responsabilidad y la voluntad de asumir la situación. La gran mayoría de la gente que está aquí regresará a la calle dentro de un tiempo. Es un ciclo infernal”. Michel y otros militantes de France Terre d’Asile y Solidarité Migrants Wilson se apresuran para recuperar los utensilios y las carpas. Hay más de seiscientas (representan unos 10.000 euros) y, en un par de meses cuando llegue el invierno, salvarán unas cuantas idas.

Los inmigrantes son personas muy pobres, perseguidas en sus países, torturadas también, que saltaron al Mediterráneo en un barco cualquiera desde las costas de Libia y se salvaron porque un navío humanitario las rescatóOtros, como en el caso de los afganos, emprendieron un terrorífico viaje a través de Irán, Turquía y Grecia hasta llegar a Francia. Las cosas son ahora peor que antes. La pandemia no arregló el mundo, al contrario. Robert (France Terre d’Asile), desliza una frase que hiere como un latigazo por su carga de lúcida veracidad: “esta gente está más allá de la posibilidad de que algo cambie para ella, incluso si en un mes el liberalismo o las bolsas se vienen abajo. No son ni pobres ni ricos, ni víctimas de la desigualdad de los sistemas. Son las voces del otro lado de la fractura provocada por la improvisación occidental. Siempre los dejarán solos”. Ningún barco humanitario opera ya a lo largo de las costas de Libia para socorrer a los migrantes. Los últimos dos, el Ocean-Viking y el Sea-Watch, fueron, una vez más, víctimas del ardor perverso de los guarda costas italianos. Desde que se reabrieron las fronteras hace algunas semanas, los inmigrantes, sin embargo, continúan llegando para terminar amontonados, en su mayoría, en este un suburbio del que acaban de ser desalojados. 

Las cifras son imparables: durante los dos meses del confinamiento, en las orillas del canal Saint-Denis había unas 200 personas, luego, dos meses después del fin del encierro, ya sumaban 2.300. Su viaje no empieza por mar sino por tierra, a menudo en la frontera entre Irán y Turquía o en la misma Grecia a través de la no menos terrorífica “ruta de los Balcanes” (Turquía, Grecia, Macedonia, Serbia, Croacia, Hungría). Desde allí zanjan todos los peligros que un ser humano pueda imaginar con tal de llegar a un país europeo seguro: los traficantes de personas, las autoridades turcas, las cárceles de Turquía, los robos, las violaciones, las agresiones, la corrupción de los policías de Albania, de Grecia, Croacia, Serbia o Hungría (les roban su dinero, sus pasaportes y sus teléfonos), las denuncias, los malos tratos o la persecución.

Osmane, un somalí con más de cinco años de residencia en Francia, espera tranquilo sentado en el bus. Cuenta que “los nuevos, los que llegaron hace dos meses, me dan un poco de pena. ¡Han hecho tanto, sufrido tanto para llegar hasta aquí !. Y mirá, mirá lo que les espera”. Osmane es el tango del migrante, la historia que, sin,- que sea contada, se refleja en la absorbente soledad de las miradas: en su caso huyó de Somalia para escapar de las milicias chabab, llegó a Francia, obtuvo los papeles, trabaja, pero nadie le alquila una casa, sea porque no le alcanza “sea porque no entiendo”, dice señalando a un hombre joven, conocido por todos debido a la adversidad de su historia. Es Chenar Gull Nasairi, el afgano. Pasó tres años en Alemania hasta que le negaron el asilo político. Se desplazó a Francia donde, este año, también se le negó el asilo. Aunque Gull Nasairi asegura que en Afganistán los talibanes le pusieron precio a su vida, la Corte Nacional del derecho de asilo no cree ni en su historia, ni en que sea afgano. Ya va por su tercer intento de suicidio. Hay otros ejemplos como él: les rechazan el asilo en Gran Bretaña, en Austria, en Alemania, en Francia y van así, con el correr de los años, probando de un país a otro.

Luis Barda, miembro de Médicos del Mundo, advierte que los flujos serán más importantes porque quienes estaban bloqueados por la pandemia y el cierre de las fronteras “ahora vuelven a los caminos”. Ismail y Faycal son hijos de ese flujo. Estos dos afganos estuvieron bloqueados en Serbia un par de meses y llevan apenas tres semanas en Francia. Recién ahora empiezan a entender que lo peor está por venir. Faycal cuenta con cierta desesperanza: “obtener una cita con la OFII (Office français de l’immigration et de l’intégration) para presentar un pedido de asilo es imposible”. Y hasta que no lo obtenga tampoco tendrá un estatuto, o sea, ayuda mínima. Por eso terminó a orillas del canal Saint-Denis. ”Fue una sorpresa. Después de todo lo que viví y ahora esto, la calle, las carpas, la policía, los periodistas, no sé, no sé…”.

El traqueteo y el ruido mundial que destapó la covid-19 silenció sus voces, pero su drama continúa siendo como un fino chorro de agua helada que cae sobre el rostro de mundo. Jagan Chapagain, Secretario general de la Federación Internacional de la Cruz Roja, anticipa que “el desastre económico de la pandemia y sus efectos devastadores obligarán a muchas personas a desplazarse más allá de sus fronteras. Muchos inmigrantes sentirán que, pese a los riesgos, atravesar el mar será más seguro que permanecer en sus países porque habrá, también, la posibilidad de una vacuna contra el virus”. El canal Saint-Denis recupera su fisionomía. Pero en este paseo al que vuelven los ciclistas ha quedado como un dolor cautivo, una tensión latente. Dentro de unos meses regresarán los inmigrantes, aquí o un poco más al Norte. Volverá la policía, las asociaciones, la palabra y la indiferencia. Ellos están en la frontera de todas las fronteras. Ese lugar donde se acepta la fatalidad sin hacer demasiado para detenerla.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Asombroso: hallan la “Capilla Sixtina de la prehistoria” en Colombia

Publicado

on

Por

La impresionante obra de arte rupestre prehistórico se encuentra en la serranía de Lindosa, en la región del Amazonas colombiano. Son decenas de miles de pinturas que representan animales y personas de hace 12.500 años.

La imagen impacta. En la región amazónica de Colombia, en el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, un equipo de arqueólogos colombianos e ingleses descubrió una de las colecciones de arte rupestre prehistórico más grandes del mundo.

Llamada “la Capilla Sixtina de los antiguos”, los expertos encontraron decenas de miles de pinturas de animales y humanos creadas hace 12.500 años en acantilados que se extienden a lo largo de casi 13 kilómetros.

Su antiguedad se basa, en parte, en la representación de animales de la edad de hielo ahora extintos, como el mastodonte, un pariente prehistórico del elefante que no ha vagado por Sudamérica por, al menos, 12.000 años. También hay imágenes del paleolama, un camélido extinto, así como perezosos gigantes y caballos de la edad de hielo, indica The Guardian.

Estos animales fueron pintados por algunos de los primeros humanos en llegar al Amazonas. Sus imágenes muestran una antigua civilización perdida y tal es la magnitud de las pinturas que creen que llevará generaciones estudiarlas.

Las impactantes pinturas rupestres de Colombia. Foto: Wild Blue Media/Marie-Claire Thomas

Las impactantes pinturas rupestres de Colombia. Foto: Wild Blue Media/Marie-Claire Thomas

Las imágenes también incluyen peces, tortugas, lagartos y aves, así como personas bailando y tomados de la mano, entre otras escenas. Una figura en particular, por ejemplo, lleva una máscara que se asemeja a un pájaro con pico.

Las pinturas varían en tamaño. Hay numerosas huellas de manos y muchas de las imágenes están en esa escala, ya sean formas geométricas, animales o humanos. Otras son mucho más grandes.

Los arqueólogos descubrieron este conjunto de obras del arte prehistóricas en 2019 en la serranía de la Lindosa, sin embargo, el hecho se mantuvo en secreto hasta ahora. ¿Por qué? Sucede que toda la investigación se filmó para el documental “Jungle Mystery: Lost Kingdoms of the Amazon” (“Misterio de la selva: reinos perdidos del Amazonas”) que la cadena británica Channel 4 estrena este mes de diciembre.

Hay varias manos entre las imágenes que descubrieron. Foto: Wild Blue Media/Marie-Claire Thomas

Hay varias manos entre las imágenes que descubrieron. Foto: Wild Blue Media/Marie-Claire Thomas

“Empezamos a ver animales que ahora están extintos. Las imágenes son tan naturales y están tan bien hechas que tenemos pocas dudas de que estamos mirando un caballo, por ejemplo. El caballo de la edad de hielo tenía una cara salvaje y pesada. Es tan detallada que incluso podemos ver el pelo del animal. Es fascinante”, explica José Iriarte, investigador principal y profesor de Arqueología en la Universidad de Exeter, Gran Bretaña.

El experto detalló, también, que durante la investigación encontraron pedazos de ocre que los autores emplearon para dar un tono rojizo a las pinturas.

Especulando sobre si las pinturas tenían un fin sagrado, Iriarte aseguró que: “Es interesante ver que muchos de estos animales grandes aparecen rodeados de hombres pequeños con los brazos en alto, casi adorándolos”.

(Visited 7 times, 7 visits today)
Seguir leyendo

Internacional

Aterrador hallazgo: el misterioso monolito que desapareció de un desierto de EE.UU. fue visto en Europa

Publicado

on

Por

Un monolito de metal idéntico al que supuestamente desapareció del desierto de Utah fue sorpresivamente descubierto en una ladera de Rumania.

Un misterioso monolito plateado que apareció inexplicablemente en una zona remota del desierto de Utah, en Estados Unidos, desapareció menos de diez días después de que lo descubrieran los biólogos especializados en fauna silvestre mientras realizaban un estudio en helicóptero. Ahora, según cuenta la prensa británica, una figura idéntica fue vista recientemente en Rumania, Europa.

El monolito fue captado en Batca Doamnei Hill en la ciudad de Piatra Neamt en el noreste del condado de Neamt de Rumania el 26 de noviembre. Nadie sabe cómo llegó allí, ya que está en una propiedad privada y no pudieron contactar al dueño.

La estructura de metal se encontró a pocos metros del monumento histórico más antiguo de la ciudad: la conocida Fortaleza Petrodava Dacian. Se cree que la fortaleza fue destruida por los romanos en el siglo II d.C., pero todavía se pueden ver partes de la muralla de la ciudad.

Las ruinas históricas donde fue hallado el monolito, en Rumania.

Las ruinas históricas donde fue hallado el monolito, en Rumania.

La brillante estructura triangular tiene una altura de unos cuatro metros y un lado da al monte Ceahlau, conocido localmente como la Montaña Sagrada. Es una de las montañas más famosas de Rumanía y está catalogada como una de las siete maravillas naturales del país.

El inusual monolito de metal se parece al que, según los informes, desapareció recientemente en el desierto de Utah. El obelisco de metal estaba incrustado en la tierra roja

Detalle del monolito hallado en Rumania, similar al encontrado en Utah, Estados Unidos.

Detalle del monolito hallado en Rumania, similar al encontrado en Utah, Estados Unidos.

El piloto de helicóptero Bret Hutchings, que estuvo en el grupo que lo descubrió, lo describió como “la cosa más extraña que me he encontrado en todos mis años de vuelo”.

Le dijo al canal de noticias local KSL TV que su mejor suposición era que lo había puesto allí un “artista de la nueva ola”. La funcionaria de Cultura y Patrimonio de Neamt, Rocsana Josanu, dijo: “Hemos empezado a investigar la extraña apariencia del monolito.  Está en propiedad privada, pero todavía no sabemos quién es el dueño. Está en un área protegida, en un sitio arqueológico”.

El sorpresivo monolito instalado en Utah, que luego desapareció.

El sorpresivo monolito instalado en Utah, que luego desapareció.

Y agregó: “Antes de instalar algo allí, necesitaban un permiso de nuestra institución, que luego debe ser aprobado por el Ministerio de Cultura”.

(Visited 15 times, 15 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Pfizer solicitó a la Unión Europea la autorización de emergencia para su vacuna contra el coronavirus

Publicado

on

Por

La farmacéutica norteamericana y su socia alemana BioNTech indicaron que en caso de ser aprobada podría ser lanzada en el continente antes de fin de año. Los estudios preliminares mostraron un 95% de eficacia

El laboratorio estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech anunciaron este martes que habían solicitado la aprobación regulatoria de la UE para su vacuna Covid-19, lo que aumenta las esperanzas de que los primeros pinchazos puedan ser administrados en diciembre.

Las dos compañías dijeron en un comunicado que el lunes habían presentado una solicitud a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) “para la Autorización Condicional de Comercialización (AMC)” de su vacuna, después de que las pruebas mostraran que era 95 por ciento efectiva contra el nuevo coronavirus.

Si se aprueba, la vacuna BNT162b2 podría potencialmente ser lanzada “en Europa antes de finales de 2020”, según el comunicado.

La medida se produce un día después de que su competidor Moderna dijera que estaba pidiendo a los reguladores de EEUU y Europa que permitieran el uso de emergencia de su vacuna COVID-19. La presentación de Pfizer/BioNTech ante las autoridades de EEUU fue realizada el 20 de noviembre.

(Reuters)(Reuters)

La solicitud europea completa el proceso de revisión, que comenzó el 6 de octubre ante la EMA. Por su parte, el gobierno británico dijo la semana pasada que los socios entregaron los datos de sus ensayos clínicos a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido.

La EMA otorga las autorizaciones en base al interés de salud pública sobre datos menos exhaustivos que los solicitados en condiciones normales. De todas formas, se deben cumplir con una serie mínima de requisitos: que el el balance beneficio-riesgo del producto sea positivo; que sea probable que el solicitante pueda proporcionar datos completos; que se satisfagan las necesidades médicas; que haya un beneficio para la salud pública de la disponibilidad inmediata del medicamento en el mercado superior a los riesgos debidos a la necesidad de datos adicionales.

“Para nosotros como empresa asentada en el corazón de Europa se trata de un hito importante, nos seguiremos esforzando por distribuir la vacuna en todo el mundo tras una posible autorización”, declaró el presidente de BioNtech, Ugur Sahin.

“Sabemos desde el principio de este viaje que los pacientes están esperando, y estamos preparados para enviar dosis de la vacuna Covid-19 tan pronto como las posibles autorizaciones nos lo permitan”, dijo el director general de Pfizer, Albert Bourla.

(Visited 5 times, 5 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas