Connect with us

Politica

Desplazaron al juez Juan Carlos Gemignani de la presidencia de la Cámara de Casación

Publicado

on

El juez Juan Carlos Gemignani fue desplazado de la presidencia de la Cámara Federal de Casación Penal, el tribunal penal más importante del país. El magistrado presentó su renuncia esta mañana en un texto de una línea y media,  sin argumentar razones, presionado porque estaban los votos necesarios de sus colegas del cuerpo para removerlo de ese cargo para el cual había sido electo a fines del 2018, por un año.

La renuncia se hará efectiva el próximo lunes 27 de mayo, cuando asumirá como nuevo presidente Carlos Mahiques, actual vicepresidente primero. En lugar de Mahiques lo ocupará el actual vicepresidente segundo Daniel Petrone.

Es la salida menos dañosa para el cuerpo, y para él mismo. Era más prolijo que él renunciara y no que nosotros lo destituyéramos“, explicaron a Infobae fuentes que participaron de la reunión de Acuerdo del pleno esta mañana.

Se logró una solución razonable“, le dijo Mahiques a este medio al finalizar las dos horas de deliberaciones, mientras se encaminaba a su despacho para poner en orden los expedientes de la Sala III que dejará el lunes próximo. Solo podrá seguir interviniendo en las causas en las que haya participado de las audiencias de Casación.

En una continuación del plenario el lunes se resolverá a qué Sala volverá Gemignani. El presidente de Casación es un cargo protocolar y administrativo, con funciones de superintendencia, pero no participa de ninguna Sala ni dicta sentencias durante el año que dura su mandato.

Gemignani fue denunciado por un escándalo ocurrido en julio de 2016, cuando ordenó detener a una prosecretaria de Casación. Por ese hecho, fue convocado a dar explicaciones por el Consejo de la Magistratura. No se presentó personalmente, se limitó a dar explicaciones a través de un escrito, y justificó su accionar en el hecho que creía que se estaba cometiendo “un ilícito”.

Aunque fue sobreseído penalmente, Gemignani está acusado de “falta de consideración y el respeto debido a otros magistrados, funcionarios y empleados judiciales”, “actos ofensivos al decoro de la función judicial”, “negligencia en el cumplimiento sus deberes, así como de las obligaciones establecidas en el Reglamento para la Justicia Nacional” y “violencia de género”.

Según puso reconstruir Infobae, hubo una gestión ayer para que el camarista presente su renuncia antes del plenario de hoy, pero se habría negado. Finalmente lo hizo hoy.

“Con el fin de contribuir al mejor funcionamiento de la Cámara de Casación penal he decidido declinar el cargo de Presidente, convencido que la trascendente misión jurisdiccional que se nos encomienda excede todo cargo, y exige continuar con el mayor estándar de apego a la Constitución y las leyes en la resolución de los casos que se nos somete a consideración”, fue la declaración de Gemignani que dejaron trascender en su entorno.

El debate en el plenario de hoy

El juez Carlos Mahiques

El juez Carlos Mahiques

Las deliberaciones sobre su permanencia al frente de la presidencia comenzaron hoy a las 9 de la mañana, con la presencia de 9 de sus miembros. A las 10 se sumó Mahiques, que llegó más tarde aquejado por un fuerte dolor de oídos por una otitis. Estuvieron ausentes Petrone y Eduardo Riggi, que están de licencia esta semana.

Quince minutos más tarde, Mahiques, Mariano Borinsky y Diego Barroetaveña se trasladaron al despacho de Gemignani para “intentar lograr una instancia intermedia“, según comentaron mientras recorrían los 50 metros que los separan por el pasillo. Esa “instancia intermedia” era que Gemignani renuncie a partir del lunes.

La reunión del pleno de los miembros de las cuatro salas de la Cámara Federal de Casación Penal fue convocada por siete de sus integrantes sobre un total de 12. En el oficio circulado el miércoles 22, le informaban a Gemignani, que el motivo de la convocatoria era tratar su continuidad. Lo firmaron  Borinsky, Gustavo Hornos, Guillermo Yacobucci, Alejandro Slokar, Ana María Figueroa y Javier Carbajo.

Mahiques lideró hoy la posición minoritaria de esperar a que estén los dos integrantes ausentes la semana próxima para resolver la situación de Gemignani, pero finalmente prevaleció la de resolverla en el plenario de esta mañana por la “urgencia de la situación”.

Hornos, por su parte, planteó su disidencia de que Mahiques asumiera como presidente y propuso que “se restableciera el orden reglamentario” para la designación de los presidentes, por el cual -según advirtió- le correspondía a Ana Ledesma. Sin embargo esa moción no tuvo quorum y no se llegó a votar. La aceptación de la renuncia de Gemignani y su reemplazo por unanimidad fue votada por los 10 camaristas presentes.

Los motivos

La convocatoria a una reunión de Acuerdo General respondió a la citación por parte de la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura de la Nación a Gemignani, el miércoles de esta semana, por haber ordenado detener e incomunicar a una prosecretaria letrada de la Sala I en la feria de invierno de 2016. María Amelia Expucci se había negado en un primer momento a realizar un inventario sobre una cajas con plasmas y equipamiento arrumbadas en una sala de audiencias. La convocatoria a un magistrado por el artículo 20 del Reglamento es equivalente a una declaración indagatoria ante la Justicia.

El camarista no se presentó y optó por enviar un escrito, en el que defendió nuevamente su accionar y explicó que actuó “convencido” de que se encontraba “frente a un ilícito de extrema gravedad”. Se refería a lo que él consideró era “la ilegal existencia de material remitido por el Ministerio de Planificación”, a cargo de Julio De Vido, a la Cámara Federal de Casación, que para Gemignani podía significar “la posible comisión de los delitos de cohecho y/o el dádivas”. Sin embargo reconoció haber “actuado bajo error”, lo que lo eximía de “intencionalidad” en su conducta, y que -tal como consideró la Cámara Federal al sobreseerlo el año pasado- “no tuvo el propósito de proceder a la detención de la Dra. Expucci abusando de su poder”.

La reunión del martes

El encuentro de hoy no fue la primera en que se trató el tema de la continuidad de Gemignani al frente del máximo tribunal penal del país.

El martes pasado, mientras toda la atención estaba concentrada en el inicio del primer juicio oral contra Cristian Kirchner, hubo una reunión de superintendencia de la que participaron los presidentes de la cuatro Salas de Casación Penal, Barroetaveña, Liliana Catucci, Hornos y Jacobucci-, junto a Carlos Mahiques, vicepresidente del cuerpo, en la que se habló del tema de Gemignani. Fue convocada por este último ante el pedido de la Mesa de Mujeres de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN) de separarlo como presidente del Tribunal.

Las mujeres de la Comisión Directiva del gremio reclamaron que la convocatoria por parte del Consejo – a partir de la denuncia realizada por la UEJN ante ese organismo por “violencia laboral” y “violencia de género”-, merecía “como mínimo, un análisis sobre la idoneidad del magistrado para encontrarse al frente de ese colegiado”.

Pero en esa reunión acotada a los presidentes de las cuatros salas, prevaleció por una mayoría de 3 a 2 la posición de que el pedido del gremio no se refería “propiamente a un hecho nuevo”. Mahiques, Barroetaveña y Catucci consideraron que era producto de una situación que estaba en tratamiento, sobre la que el plenario de Casación ya se había expedido y se había notificado al Consejo. En ese sentido, estos tres camaristas se manifestaron a favor de esperar a que el Consejo resuelva si el aplicaba una medida disciplinaria o no, antes de volver a discutir su remoción de la presidencia.

En disidencia, votaron Hornos y Jacobucci que propusieron tratar el tema en el pleno de los integrantes de Casación, algo que finalmente ocurrió hoy.

El empate del 15 de abril

Esa resolución del 15 del mes pasado -a la que hizo referencia el voto mayoritario en la reunión del martes último- fue dictada luego de un nuevo episodio polémico protagonizado por Gemignani, esta vez contra su colega Catucci, a quien echó “indebidamente” -y a los gritos– de dos reuniones de Acuerdo en marzo último.

Seis de los camaristas propusieron removerlo de la presidencia por considerar que “no reúne las condiciones para representar a ese cuerpo y ejercer adecuadamente el gobierno de la jurisdicción”. La otra mitad votó por un apercibimiento y el pedido de evitar comportamientos como el que tuvo con Catucci, al tiempo que propusieron comunicar la decisión al Consejo de la Magistratura. Con el doble voto de Mahiques como vicepresidente – ya que para ese momento Gemignani se había retirado de la reunión-, prevaleció esta última opción.

Lo curioso es que la propia Catucci buscó ese momento bajarle el tono a “las actitudes inadecuadas” de Gemignani, al no sumarse a la posición de los seis integrantes que propusieron separarlo del cargo. En el entorno de esta camarista, incluso, negaron que el episodio hubiera tenido “una connotación de violencia de género” y sostuvieron que la magistrada “aceptó las disculpas de Gemignani”.

La remisión de estas actuaciones al Consejo por el episodio con Catucci derivó en la apertura de un nuevo expediente – por separado del que generó la citación a Gemignani para mañana- que fue sorteado y asignado al consejero juez Alberto Lugones.

Otras “actitudes inadecuadas”

Varios de los integrantes del cuerpo consultados por Infobae, mencionaron que el episodio con la secretaria de la Sala de Casación -que finalmente se tuvo que ir de Comodoro Py y pasó a trabajar en los Tribunales de Lomas de Zamora-, y el de Catucci, no fueron los únicos.

Tuvo también “actitudes inadecuadas” con las camaristas Ledesma y Figueroa. Varios recuerdan en el primero piso de Comodoro Py “el de la puerta giratoria” por la forma intempestiva que salió del despacho de esta última. Anteriormente también habría tenido un trato inadecuado con Lucía Gallagher, prosecretaria de Cámara, que estuvo a punto de denunciarlo en el Consejo de la Magistratura.

En 2016, buscó recusar a la fiscal federal Paloma Ochoa por haber participado de una movilización de “Ni una menos” en el edificio de Comodoro Py. Ochoa lo había acusado de “privación ilegal de la libertad” por el episodio con Expucci, y pidió su indagatoria, que nunca llegó a concretarse porque Gemignani fue sobreseido por la Sala II de la Cámara Federal el año pasado.

Quienes sostienen que no se trata de “una cuestión solo hacia las mujeres”, recuerdan que no fueron las únicas víctimas de su carácter intempestivo. También lo habían sido anteriormente los ex camaristas Pedro David y Luis Cabral.

Cuando este medio indagó esta semana sobre los motivos para avalar su permanencia hasta ahora, pese a tener una investigación abierta en el Consejo y la acumulación de episodios polémicos, una de las respuestas fue: “Nadie lo quiere en su Sala por su carácter temperamental e impredecible. Todas tienen su integración completa”.

Otro magistrado con despacho en el primer piso de Comodoro Py, lo atribuye a motivos políticos.”Sus posiciones están en sintonía con la UCR y el PRO. Por eso hasta ahora en el Consejo lo protegieron”.

(Visited 17 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

Ruta del dinero K: condenaron al empresario Lázaro Báez a 12 años de cárcel por lavado de dinero

Publicado

on

Por

Lo decidió el Tribunal Oral Federal 4. También fueron condenados Jorge Chueco, Daniel Pérez Gadín, Martín Báez y Leonardo Fariña, entre otros. El juicio arrancó en octubre de 2018 y tuvo un total de 27 imputados. El empresario K estaba acusado de montar una maniobra para lavar más de USD 55 millones. La sentencia se postergó dos semanas por diferencias entre los jueces

Fin del misterio: el empresario Lázaro Báez fue condenado hoy a 12 años de cárcel por la maniobra de lavado de dinero de casi USD 55 millones que se conoce como “la ruta del dinero K”. También fueron condenados sus cuatro hijos. Martín, el único que permanece detenido en una cárcel, recibió una pena de 9 años.

Luego de largas discusiones, el tribunal no reveló durante la sentencia cuál es el delito precedente que se tomó en cuenta a la hora de acreditar la maniobra de lavado de dinero. No es un tema menor: el fiscal Abel Córdoba había hablado de la causa de la obra pública, donde la vicepresidenta Cristina Kirchner es una de las principales acusadas, y de la evasión fiscal. “Si los jueces dicen que el dinero de Báez venía de la obra pública, la complican seriamente a Cristina”, graficó una fuente judicial antes del veredicto.

La omisión sobre el delito precedente surgió de un acuerdo entre los jueces, pero Infobae pudo saber que dos de los magistrados, Néstor Costabel, Adriana Palliotti, votaron por tener en cuenta tanto la obra pública como la evasión. En cambio, López Iníguez fue solo del delito tributario.

Las diferencias previas entre los jueces, que obligaron a postergar la sentencia dos semanas, finalmente quedaron expuestas: el presidente del Tribunal Oral Federal 4, Néstor Costabel, tuvo que leer, al final del veredicto, cada una de las disidencias por los montos y las calificaciones de las penas.

La pena para Báez fue la misma que había pedido la Fiscalía. Pese al cambio de gobierno, las querellas que representan al Ejecutivo también habían solicitado penas muy altas para el principal responsable: 8 años y 6 meses, la Oficina Anticorrupción; 9 años, la Unidad de Información Financiera (UIF); y 8 años, la AFIP.

Luego de casi dos años y medio de juicio, el Tribunal Oral Federal 4 -integrado por los jueces Néstor Costabel, Gabriela López Iñíguez y Adriana Palliotti- también condenó al abogado Jorge Chueco y al contador Daniel Pérez Gadin. Ambos recibieron una pena de ocho años de cárcel.

En el caso de Leonardo Fariña, el tribunal decidió condenarlo a 5 años por su rol de arrepentido. “La pena fue reducida en tres años por su rol de imputado colaborador”, dijo el presidente del tribunal, que quedó a cargo de la lectura del veredicto desde su despacho de Comodoro Py.

Desde el punto de vista patrimonial, el tribunal ordenó el decomiso de USD 54.872.866,69 por la maniobra de lavado general y USD 5.000.000 por la compra del campo “El Carrizalejo”, en la provincia de Mendoza (conocido como el hecho B). Además, impuso a las firmas Austral Construcciones, Top Air S.A., OACI S.A. y Real Estate Investment Fiduciaria S.A. una multa por el doble de las operaciones en que intervinieron. En el caso de Helvetic Services Group, se ordenó la cancelación de la personería jurídica, y una multa correspondiente a siete veces el monto de las operaciones.

Todas las condenas y absoluciones

1) Lázaro Antonio Báez, 12 años

2) Jorge Oscar Chueco, 8 años

3) Daniel Rodolfo Pérez Gadín, 8 años

4) Jorge Leonardo Fariña, 5 años

5) Martín Antonio Báez, 9 años

6) Leandro Antonio Báez, 5 años

7) Melina Soledad Báez, 3 años

8) Luciana Sabrina Báez, 3 años

9) Walter A. Zanzot, 5 años

10) Julio Enrique Mendoza, 6 años

11) Claudio Bustos, 4 años y 6 meses

12) Eduardo César Larrea (absuelto)

13) Walter Santiago Carradori (absuelto)

14) Fabián Virgilio Rossi, 5 años

15) Federico Elaskar, 4 años y 6 meses

16) Juan Carlos Molinari, 4 años y 6 meses

17) Mario Lisandro Acevedo Fernández, (absuelto)

18) Daniel Alejandro Bryn, 3 años

19) Juan Ignacio Pisano Costa, 2 años y 6 meses.

20) Sebastián Ariel Pérez Gadín (absuelto)

21) Alejandro Ons Costa, 4 años

22) César Gustavo Fernández, 5 años

23) Jorge N. Cerrota, 2 años y 6 meses.

24) Christian Martín Delli Quadri (absuelto)

25) Eduardo Guillermo Castro, 5 años

26) Martín Andrés Eraso, 4 años y 6 meses

27) Juan Alberto De Rasis, 6 años

infobae-image

La investigación judicial comenzó en abril de 2013, por ese entonces a cargo del juez Sebastián Casanello y del fiscal Guillermo Marijuán, a partir de un informe del programa Periodismo para Todos (PPT) y apuntó a la red de cuentas bancarias abiertas en el exterior y la maniobra, mediante la compra de bonos, para reingresar el dinero a la Argentina, justo cuando Báez necesitaba capitalizar su empresa para poder quedarse con la construcción de dos represas en Santa Cruz. Se trata de una causa con implicancias políticas por la cercanía del empresario con la familia Kirchner.

Durante el juicio también se debatió el traslado de dinero en los aviones privados de Báez desde el Sur hasta Buenos Aires, y la compra del campo “El Carrizalejo”. El otro campo, conocido como “El Entrevero”, quedó al margen en otro juicio.

La jornada de este miércoles arrancó con las últimas palabras de Martín Andrés Eraso y Juan Alberto De Rasis, dos ex empleados del banco suizo Lombard Odier que participaron de las maniobras para mandar a ese país parte del dinero del Grupo Austral. Luego, el presidente del tribunal, Néstor Costabel, ordenó un cuarto intermedio hasta las 13.30 horas.

Pasaron dos años y casi cuatro meses desde la primera audiencia. En todo ese tiempo declararon casi 100 testigos, renunciaron abogados, se sumaron dos imputados al juicio, y salieron de la cárcel los tres principales acusados: Lázaro Báez, Jorge Chueco y Daniel Pérez Gadín.

El empresario K amagó varias veces con revelar sus secretos, pero terminó elogiando a su amigo Néstor Kirchner. Hoy el único detenido en la causa es el hijo mayor de Báez, Martín, que sigue con prisión preventiva hasta la primer semana de marzo.

El Tribunal Oral Federal 4 iba a dar a conocer la sentencia hace dos semanas pero de manera sorpresiva lo postergó para hoy, generando una catarata de especulaciones.

Luego de largas discusiones, el tribunal finalmente no expuso en el veredicto cuál es el delito precedente que se tomó en cuenta a la hora de acreditar la maniobra de lavado de dinero.

Durante su alegato, el fiscal Abel Córdoba había hablado de la defraudación mediante la obra pública, que se juzga en la causa de Vialidad -donde la vicepresidenta Cristina Kirchner es una de las principales imputadas- y la evasión impositiva de Austral Construcciones, que todavía se investiga en los tribunales de Bahía Blanca y de la Capital Federal. Las tres querellas, con algunas diferencias, coincidieron en esos delitos.

“Si los jueces dicen que el dinero de Báez venía de la obra pública la complican seriamente a Cristina”, graficó una fuente judicial antes del veredicto. Otro escenario posible era apoyarse solo en la evasión. En ese caso, asoma otro debate jurídico de fondo. “Está muy discutido si el delito de evasión puede ser un delito precedente porque el Estado otorga moratorias. De hecho, Austral está en una moratoria y la está pagando”, explicó uno de los principales abogados de la causa antes de la sentencia.

fiscal Abel Córdobafiscal Abel Córdoba

Durante los alegatos, la defensa de Báez denunció “una operación de inteligencia estatal y paraestatal, con participación de todos los medios de comunicación”. El abogado de Báez, Juan Martín Villanueva, sostuvo que “la causa tiene un objetivo político” y repasó varias tapas de diarios para concluir que “se buscó involucrar a la ex presidenta” Cristina Kirchner en la causa.

La defensa del empresario, en conjunto con otros abogados, también intentó voltear el testimonio de Leonardo Fariña, el arrepentido que cambió el curso de la investigación. Pero el fiscal y las tres querellas derrumbaron esa estrategia. En diciembre pasado, Córdoba aludió al fallo de la Cámara de Casación que ratificó la constitucionalidad de la ley del arrepentido. “La declaración de Fariña reunió los recaudos de la ley del arrepentido. El juicio está concluyendo, cualquier duda sobre el acuerdo se actualizó ante el tribunal. Fariña declaró durante cuatro audiencias”, sostuvo en ese momento.

infobae-image

El juicio arrancó el 30 de octubre de 2018 con 25 imputados, pero terminó con 27. En mayo de 2019, el TOF 4 decidió sumar a Martín Andrés Eraso y Juan Alberto De Rasis.

Estaba previsto que el juicio dure un año, pero la cantidad de imputados y testigos demoró el desarrollo. Luego vino la cuarentena y las idas y vueltas por el sistema remoto. El debate recién se retomó el 21 de julio del año pasado, con el alegato de la Oficina Anticorrupción (OA).

Báez siguió la última audiencia desde la casa “secreta” donde cumple la prisión domiciliaria desde septiembre, cuando el TOF 4 le otorgó ese beneficio por una orden concreta de la Cámara de Casación. El empresario primero intentó vivir en el country Ayres del Pilar, pero los vecinos no lo dejaron entrar. Luego del escándalo, fue trasladado a una casa, donde tiene custodia permanente.

Recién sobre el final del juicio, el empresario intentó desligar a todos sus hijos. “Lazaro tomaba las decisiones junto con sus colaboradores y no con sus hijos”, dijo su abogado. No alcanzó.

Báez seguirá cumpliendo con la prisión domiciliaria, mientras se definen las apelaciones. Pero la historia no termina. El empresario está participando del juicio de Vialidad y tiene varios procesos pendientes.

(Visited 4 times, 4 visits today)
Seguir leyendo

Politica

Alberto Fernández y López Obrador se comprometieron a fortalecer la relación bilateral, fijaron una estrategia común frente al COVID-19 y cuestionaron a la OEA

Publicado

on

Por

Los presidentes de Argentina y México firmaron una declaración conjunta que ratifica la voluntad política de actuar juntos en América Latina con una agenda abierta vincula a la pandemia y al rol de la Organización de Estados Americanos en los procesos electorales

(Enviado especial – Ciudad de México) Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador (AMLO) acordaron fortalecer las relaciones bilaterales entre ambos países con una agenda común que incluye la economía post pandemia, la necesidad de acceder sin trabas a las vacunas contra el COVID-19 y la pretensión geopolítica de modificar el sentido de las misiones electorales que envía la Organización de Estados Americanos (OEA).

En este sentido, a través de un documento que firmaron ambos, Alberto Fernández y AMLO “acordaron hacer frente común para atender la crisis sanitaria y sus efectos socioeconómicos en la etapa post-pandemia, con la finalidad de mejorar las condiciones de las sociedades de ambos países y de la región en su conjunto”.

Desde esta perspectiva, el jefe de estado argentino y su par mexicano eligieron el G20 para proponer un nuevo sistema global tras los efectos devastadores sobre la economía y las instituciones causadas por el COVID-19.

El documento bilateral destaca además que “el papel del Grupo de los Veinte (G20) en la construcción de consensos globales en este sentido, y convinieron mantener y profundizar los esfuerzos que ambos gobiernos realizan de manera coordinada para impulsar un enfoque basado en la solidaridad, la inclusión social y el desarrollo sostenible, en todos los temas de interés común en la agenda de este mecanismo”.

Durante la conferencia de prensa que compartieron, y a continuación en el desayuno de trabajo, Alberto Fernández y AMLO coincidieron en cuestionar el acaparamiento de las vacunas contra el COVID-19 ejecutado por las potencias centrales. Los dos presidentes consideran que el acaparamiento profundiza las asimetrías entre países ricos y países pobres y acordaron actuar en conjunto en Naciones Unidas.

A partir de esta estrategia diplomática, el documento conjunto sostiene que Alberto Fernández y López Obrador “coincidieron en que hoy, más que nunca, la pandemia por COVID-19 ha puesto en evidencia la importancia de mantener a América Latina y el Caribe, fuerte, unida y solidaria, donde ningún país de la región quede excluido del acceso universal, justo, equitativo y oportuno a medicamentos, vacunas e insumos médicos. Con este fin, continuarán colaborando estrechamente para que la región logre la autosuficiencia en la producción de vacunas y que éstas sean consideradas como bienes comunes globales, así como sus patentes”.

Al margen del trabajo conjunto en los organismos multilaterales para lograr un acceso directo a las vacunas y proponer un cambio de reglas en la gobernanza global, Alberto Fernández y AMLO ratificaron su voluntad de profundizar la relación bilateral en todos sus andariveles.

El acuerdo firmado hace instantes entre los dos mandatarios reconoce “el potencial de la relación económica entre la Argentina y México y coincidieron en la necesidad de incrementar las inversiones recíprocas, la diversificación e intensificación del comercio bilateral, tanto para productos primarios como manufacturas agropecuarias, industriales y servicios, así como también a partir de la promoción de asociaciones estratégicas entre empresarios argentinos y mexicanos, como por ejemplo en la economía del conocimiento, con miras a seguir construyendo un vínculo maduro entre los sectores productivos de ambas naciones”.

Hacia el final del documento conjunto, Alberto Fernández y López Obrador analizaron la actual situación de la OEA. Ambos jefes de Estado ratificaron el valor geopolítico de este foro regional, pero plantearon un cambio de lógica al momento de enviar misiones de observación de los comicios en América Latina.

Alberto Fernández está convencido de que Luis Almagro, secretario General de la OEA, envió una misión en las penúltimas elecciones de Bolivia para perjudicar a Evo Morales, y ese cuestionamiento se puede observar en el último párrafo del documento bilateral.

Alberto Fernández y López Obrador “coincidieron en que las Misiones de Observación Electoral de la OEA deben apegarse estrictamente a criterios técnicos objetivos, así como fortalecer las capacidades nacionales en materia electoral. Los mandatarios pusieron de relieve el peligro de que estas misiones extralimiten sus facultades y alcances, y evitar que se repita lo ocurrido en Bolivia en 2019. Asimismo, acordaron seguir con atención los procesos electorales en la región, como el que se desarrolla actualmente en Ecuador, haciendo votos para que éste culmine en tiempo y forma, y se garantice la continuidad democrática”, sostiene el documento.

La firma de este comunicado bilateral fue la última actividad oficial de Alberto Fernández en México. Cerca de las once de la noche de Argentina (tres horas menos en México), el presidente abordará un avión privado que lo llevará sin escalas a Yapeyú, en la provincia de Corrientes, adonde retomará su agenda local.

(Visited 5 times, 5 visits today)
Seguir leyendo

Politica

Pidieron la suspensión de un diputado del PRO que está procesado por violencia de género

Publicado

on

Por

El legislador de Juntos por el Cambio Eduardo Cáceres había sido acusado en diciembre por agredir a la dirigente del partido que fundó Mauricio Macri, Gimena Martinazzo

Un grupo de legisladoras de la Cámara de Diputados pidió la expulsión del diputado del PRO Eduardo Cáceres, que forma parte del interbloque de Juntos por el Cambio. El legislador está procesado en una causa por violencia que inició quien fuera su pareja, Gimena Martinazzo, también dirigente del partido que fundó Mauricio Macri.

Desde la cúpula del PRO adelantaron a Infobae que si bien la denuncia y la posterior imputación de Cáceres datan de diciembrela diputada resolvió pedir la suspensión del diputado luego de que fuera procesado sin prisión preventiva. El legislador sanjuanino está acusado por lesiones agravadas por el vínculo y fue embargado por $250.000.

La presentación ante las autoridades de la Cámara de Diputados la hizo Graciela Caselles y adhirieron las legisladoras Jimena López, Mónica Macha, Mara Brawer, Carolina Moises, Liliana Schwindt, Verónica Cáliva, Liliana Yambrun, Patricia Mounier, Estela Beatriz Hernández, Melina Delú, María Graciela Parola, Alcira Figuero y Victoria Rosso.

“La violencia de género en el hogar constituye una flagrante transgresión de los principios consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Entre otras cosas, la violencia contra las mujeres es una violación del derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona (art. 3); del derecho a no ser sometida a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes (art. 5); de la igualdad ante la ley y el derecho a igual protección de la ley (art. 7); del derecho a recurrir a un tribunal imparcial (arts. 8 y 10); del derecho a circular libremente (art. 13), y de la libertad de reunión y asociación”, sostuvo Caselles en su presentación, que envió a Sergio Massa, presidente del cuerpo.

Uno de sus brazos, también con lesionesUno de sus brazos, también con lesiones

Cáceres y Martinazzo habían iniciado una relación a comienzos de 2013 que llegó a su fin en febrero del año pasado. Sin embargo, terminaron en buenos términos y se frecuentaron en más de una oportunidad, ya que los dos hijos de él y el hijo de ella tenían buena relación.

Algunos meses después de finalizada la relación, el 23 de noviembre de 2020, ambos se encontraban en el departamento de Cáceres, en Libertador y San Juan de Ameghino, en la ciudad de San Juan, cuando él empezó a preguntarle por un supuesto romance que tenía con un amigo en común. En un momento, Cáceres le arrebató el celular a Martinazzo y le mandó un mensaje al supuesto tercero en discordia, un hombre llamado Víctor Castro Ciotti, amigo en común de ambos, y que ya había sido confrontado por Cáceres por este tema.

A pesar de que Martinazzo le decía que no había tenido ningún tipo de relación con Castro Ciotti, Cáceres decidió enviarle un mensaje desde el teléfono de ella: “¿Estás”, le preguntó, y a continuación le envió un emoji de un beso.

infobae-image

Mientras Cáceres esperaba la respuesta de Castro Ciotti, Martinazzo vio cómo su ex pareja descargaba en su celular la aplicación Warm con el objetivo de recuperar mensajes robados de una supuesta conversación entre ella y Castro Ciotti.

“Mientras esperaba la respuesta del mensaje que había enviado Cáceres a Castro Ciotti desde el teléfono de la deponente, el denunciado se empezó a ofuscar y comenzó a sacar él mismo conclusiones. Así transcurrieron varias horas en las cuales la damnificada tomaba mates esperando que el denunciado le restituyera el teléfono, sin dormir ambos en toda la noche”, sostuvo Martinazzo en su declaración cuando realizó la denuncia.

infobae-image

Se hizo el 24 de noviembre, y no hubo novedades. Ninguno de los dos durmió esa noche, y por la mañana Martinazzo le pidió a Cáceres que le volviera a escribir a Castro Ciotti para aclararle que había sido él quien le había escrito el mensaje la noche anterior. En vez de hacer eso, Cáceres volvió a escribirle a Castro Ciotti, esta vez a través de Telegram.

“A las 9:00 horas aproximadamente, el Sr. Castro Ciotti, se comunicó al teléfono particular de Eduardo Cáceres, le manifestó que había recibido una llamada y un mensaje de la suscripta y le preguntó qué pasaba al acusado. Cáceres y Castro Ciotti entablaron una conversación telefónica, tras lo cual este último le dijo que no sucedía nada entre él y la deponente”, declaró Martinazzo.

infobae-image

Cerca del mediodía, cuando la mujer ya había recuperado su celular, Cáceres volvió a arrebatarle el teléfono móvil. Esta vez Martinazzo reaccionó con vehemencia: “El acusado le arrebató el teléfono y dio media vuelta, tras lo cual la deponente (Martinazzo) se colgó del cuello del acusado en un intento de sacarle el celular. El imputado comenzó un forcejeo. Inmediatamente la tiró al piso, quedando la suscripta boca arriba y luego Cáceres se le subió encima y se sentó arriba de ella, dándole la espalda y con las manos intentaba taparle la boca, ya que la deponente pedía a gritos auxilio. En un momento dado, el acusado giró y la agarró de los pelos y la tiró al sillón. Una vez en el mismo, la dicente comenzó a defenderse golpeándolo con el taco de su bota que tenía puesta en el hombro del acusado”.

“En ese momento (Martinazzo) se defendió con las manos, lo que provocó rasguños en el rostro, en la mano, en el pecho y en la espalda del encartado (Cáceres). Ella le suplicaba a Cáceres que la dejara respirar y que le diera el teléfono, mientras estaba aprisionada con el cuerpo de él y con el sillón no logrando respirar, estando casi sin fuerzas, temiendo en ese momento por su vida”, amplió la mujer en la denuncia.

Cáceres le envió estos mensajes a MartinazzoCáceres le envió estos mensajes a Martinazzo

A continuación, la mujer denunció que mientras la golpeaba, Cáceres nunca soltó el teléfono celular de la víctima y seguía buscando información de otras supuestas relaciones sentimentales de ella.

Como si haberla agredido no fuera poco, Martinazzo declaró que luego del hecho, “el imputado le sugirió que se pusiera una remera o una camisa manga larga a los fines de ocultar las lesiones que le habían quedado en los brazos, ya que no podía llegar marcada por los golpes a su domicilio y que la vieran así sus hijos”. “En un momento dado, el acusado se acercó, la abrazó, le dijo que la amaba y le pidió disculpas sobre cómo se había portado con ella, ofreciéndole llevarla a su casa en su camioneta”, concluyó Martinazzo. Después de un rato, él la llevó a su casa.

infobae-image

Finalmente, al otro día Cáceres se hizo el desentendido y le escribió como si nada hubiera pasado: “Gordita, te amo. Estaba por decirte que vinieras a almorzar”.

Para Martinazzo, las consecuencias de esa noche de violencia fueron un rasguño a la altura de la ceja izquierda, un rasguño en el mentón, un rasguño en la parte derecha de cuello, hematomas en ambos antebrazos producto del forcejeo, en ambos codos, rasguños en la mano izquierda, hematomas en la muñeca y mano izquierda, un rasguño en la espalda en la región derecha y hematomas en la pierna derecha y rodilla izquierda.

Ahora la causa seguirá su camino judicial. Por la acusación, lesiones agravadas por el vínculo, Cáceres se enfrenta a una posible condena con prisión efectiva.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas