Connect with us

Internacional

Cumpliendo su promesa electoral, Bolsonaro facilita por decreto la compra de pistolas y rifles

Publicado

on

El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, cumplió ayer una de sus principales promesas de campaña: la flexibilización en la venta de armas de fuego. La medida que entró en vigencia mediante un decreto despertó rechazos del oposición brasileña, entre ellos del Partido de los Trabajadores (PT). El ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva tuiteó: “Era mejor haber armado a la población con permisos de trabajo y libros”. La ex candidata presidencial ecologista Marina Silva denunció que armar a la sociedad no es el camino para combatir el crimen.

“Para garantizar el legítimo derecho a la defensa, como presidente voy a usar esta arma (lapicera)”, dijo el mandatario al firmar el decreto que facilita el acceso a la compra de armas de fuego. La firma tuvo lugar en la sede del ejecutivo en Brasilia donde Bolsonaro estuvo acompañado por varias autoridades, entre ellos el ministro de Justicia y exjuez, Sergio Moro. “El pueblo tomó la decisión de comprar armas y municiones y nosotros no podemos negar lo que el pueblo quiso en ese momento”, afirmó el ultraderechista evocando el referéndum de 2005 donde el 63 por ciento de los brasileños votó a favor del comercio de armas. Pero el mandatario omitió que hace poco menos de un mes, según una encuesta de Datafolha, la misma proporción de brasileños se manifestó en contra.

El mayor acceso a la tenencia de armas fue una de las banderas de campaña del ex militar que llegó al Palacio de Planalto con la promesa de mano dura en un país que registra 175 homicidios por día. Durante el año pasado, en Río de Janeiro, el 77 por ciento de las víctimas fatales fueron negros o mulatos, mientras que el 35 por ciento fueron jóvenes. En el mismo estado, la policía mató a 1444 brasileños, el número más elevado en la última década.

Con el reciente decreto el ex capitán del ejército modificó el llamado Estatuto del Desarme, una ley votada en 2003 y que a un año de su aprobación logró disminuir las tasas de homicidios en Brasil. El Estatuto permitía la posesión de armas a personas mayores de 25 años sin antecedentes penales y con una ocupación lícita, una vez que demostraran capacidad psicológica para su uso y justificaran su necesidad. Hasta ahora nada de eso cambia, excepto el inciso sobre la “necesidad”. La nueva legislación habilita la compra hasta cuatro armas y deja abierta la posibilidad de comprar otras más “si otros hechos o circunstancias lo justifican”. Entre los motivos de “efectiva necesidad” se incluye a los residentes de áreas rurales y a los de áreas urbanas con elevados índices de violencia, precisamente con una tasa de homicidios mayor a 10 por cada 100.000 habitantes. Esta medida está destinada a los grandes propietarios de tierras expuestos a los conflictos agrarios con poblaciones indígenas.

En los hogares donde vivan niños, adolescentes o personas con deficiencia mental será necesaria una declaración que asegure que la residencia tiene un lugar seguro y cerrado para el almacenamiento de las armas. Los dueños o responsables legales de establecimientos comerciales o industriales que cumplan los requisitos también tendrán derecho a poseerlas.

La legislación flexibiliza además el permiso para la posesión que se amplía de cinco a diez años. La única limitación para la tenencia, es mantener vínculos con grupos criminales, sin embargo el ejecutivo no detalla cómo será comprobada esta condición.

El decreto no afecta al porte de armas en la calle, que continuará reservado principalmente a militares, policías y personal del ramo de seguridad. Bolsonaro, no obstante, adelantó que ya presentará en el Congreso el pedido de modificación del Estatuto. “Otras cosas dependerían de un cambio en la ley a través del Congreso”, recordó el flamante presidente, que tiene un amplio apoyo de los diputados del lobby de la seguridad, conocido como “bancada de la bala”.

El decreto desató la indignación de varios sectores de la sociedad brasileña. En un manifiesto firmado el domingo pasado, el Foro Brasileño de Seguridad Pública junto a otras organizaciones y movimientos sociales, denunciaron que la flexibilización de la posesión de armas traerá más inseguridad. “Estudios brasileños e internacionales muestran que el aumento de la circulación de armas de fuego se relaciona con una mayor incidencia de homicidios cometidos con armas de fuego”, señala el texto. “Poca gente lo sabe, pero la seguridad es uno de los primeros derechos asegurados por el Estado moderno. La liberación de las armas nos remite a la pre-modernidad y nos conducirá a la privatización de ese servicio público”, escribió por su parte en Twitter el excandidato presidencial izquierdista, Fernando Haddad. En tanto la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, recordó que en la última encuesta de Datafolha el 61 por ciento de los brasileños dijeron no a las armas y continuó: “Él quiere armar a la población que está en contra de las armas. Bolsonaro y Moro son unos irresponsables”.

Pese a los esfuerzos del PT y otros partidos de izquierda de impugnar el decreto, esta semana el presidente de la Corte Suprema, José Antonio Dias Toffoli, ya había declarado que la medida es legal. “Si se quisiera establecer la pena de muerte, la Constitución lo impide, pero alterar la política de armamento no hiere una cláusula pétrea”, aclaró ante la prensa.

En su programa electoral, Bolsonaro definió las armas como objetos inertes que pueden ser usados para matar o salvar vidas y recordó que, en países como Estados Unidos, Alemania, Noruega o Suiza hay armas de fuego en casi todas las casas, pero con índices de violencia menores que en Brasil.

El día de la asunción de Bolsonaro entre los invitados estaba el presidente de la Asociación Nacional de la Industria de las Armas y Municiones (Aniam) y dueño de la compañía de armas Taurus.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

Estudios alertan que la variante brasileña infecta a quienes ya tuvieron COVID-19 o recibieron la vacuna Coronavac

Publicado

on

Por

Los científicos creen que la cepa conocida como P.1 podría tener una carga viral hasta diez veces más elevada. El antídoto de la compañía china es aplicado masivamente en Brasil

Un estudio preliminar realizado por investigadores brasileños alertó que la variante amazónica del coronavirus puede sortear los anticuerpos producidos por la vacuna china Coronavac, fabricada por el Instituto Butantan y principal antídoto utilizado en la campaña de vacunación contra el COVID-19 en el gigante sudamericano.

Los científicos que llevaron a cabo la investigación aclararon que los datos son preliminares, dado que se recolectaron a partir de una muestra de tan solo ocho voluntarios, ahora deberán ser confirmados por una investigación más amplia.

Según informó el periódico brasileño Estadao, el estudio fue realizado por científicos de la Universidad de San Pablo y de la Universidad Estatal de Campinas, conocida como UNICAMP. Fue publicado este lunes en la sección de “preimpresiones” (artículos aún no revisados por otros científicos) de la revista científica The Lancet.

Una trabajadora de salud vacuna a un adulto mayor en Brasil (Reuters/ Ricardo Moraes)Una trabajadora de salud vacuna a un adulto mayor en Brasil (Reuters/ Ricardo Moraes)

La investigación

Los científicos recolectaron plasma de ocho participantes que habían recibido las dos dosis de la vacuna Coronavac hace unos cinco meses y probaron la actividad neutralizante de los anticuerpos presentes en el plasma contra la variante brasileña P.1 y contra la cepa más común en Brasil (la B) antes de que apareciera la nueva.

Fue allí cuando observaron que el nivel de anticuerpos capaces de detener el virus fue menor para la variante P.1 que para la cepa B, estando por debajo del límite de detección en la prueba.

Los científicos señalaron, sin embargo, que esta diferencia no puede considerarse estadísticamente significativa porque la muestra de voluntarios fue pequeña y el nivel de neutralización en ambos casos fue “bastante bajo”.

Igualmente, indicaron que “los resultados sugieren que P.1 (la variante brasileña) puede escapar de los anticuerpos neutralizantes inducidos por una vacuna de virus inactivado” contra Sars-CoV-2 (como es el caso de Coronavac).

Por otro lado, afirmaron que la protección de Coronavac contra casos severos de COVID-19 (visto en estudios clínicos) indica que los anticuerpos neutralizantes no son el único factor protector contra la enfermedad y que las respuestas de otras células de nuestro sistema inmunológico, como los linfocitos T o B de memoria, pueden reducir la gravedad de la enfermedad incluso si hay tal reducción en la actividad de los anticuerpos.

Sugieren que, para prevenir la transmisión de la nueva cepa, puede ser necesario aplicar una dosis de refuerzo de la vacuna, actualizada para esta u otras variantes que se presenten.

Gente con mascarillas en el Mercado de Madureira en Rio de Janeiro (Reuters/ Pilar Olivares/ archivo)Gente con mascarillas en el Mercado de Madureira en Rio de Janeiro (Reuters/ Pilar Olivares/ archivo)

Las conclusiones de otros dos estudios

La variante brasileña del COVID-19, bautizada como P.1, podría tener una carga viral hasta diez veces más elevada y es capaz de evadir el sistema inmune de aquellas personas que ya tenían anticuerpos contra el coronavirus, revelaron otros dos estudios preliminares realizados por investigadores brasileños e ingleses.

“Probablemente hace las tres cosas al mismo tiempo: es más transmisible, invade más el sistema inmune y probablemente debe ser más patogénica”, dijo este lunes en declaraciones a la agencia de noticias EFE Ester Sabino, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Pablo (USP) y coordinadora del grupo de la USP que participó en la investigación desarrollada por el Centro Brasil-Reino Unido para el Descubrimiento y Diagnóstico de Abrovirus (CADDE).

Este estudio preliminar, publicado el pasado viernes, sugiere que la nueva variante originaria del estado de Amazonas es entre 1,4 y 2,2 veces más transmisible que los linajes que la preceden y “probablemente” es uno de los factores que están detrás de la segunda ola del coronavirus en Brasil.

Los científicos concluyeron, además, que la nueva cepa es capaz de evadir el sistema inmune y causar una nueva infección en parte de los individuos ya infectados por el coronavirus, concretamente entre el 25 y el 61%.

No se pueden explicar tantos casos a no ser por la pérdida de la inmunidad”, resaltó Sabino, quien coordinó el estudio junto con el investigador Nuno Faria, de la Universidad de Oxford.

Vista de una vacuna Coronavac (EFE/ Fernando Bizerra Jr/Archivo)Vista de una vacuna Coronavac (EFE/ Fernando Bizerra Jr/Archivo)

El estudio preliminar, basado en un modelo matemático realizado por el Imperial College London, está basado en el análisis de genomas de 184 muestras de secreción nasofaríngea de pacientes diagnosticados con COVID-19 en un laboratorio de Manaos entre noviembre de 2020 y enero de 2021.

La capital del estado de Amazonas ha sido el epicentro de la pandemia en Brasil tanto en la primera como en la segunda ola del coronavirus y vive un colapso sanitario desde finales del año pasado debido a la explosión de casos y de ingresos por coronavirus.

La investigación, que contó con el apoyo de la Fundación de Amparo a las Investigaciones del Estado de San Pablo (Fapesp), todavía no ha sido revisada por otros científicos ni publicada en revistas científicas.

Asimismo, otro estudio divulgado también el pasado viernes por investigadores de la Fundación Oswaldo Cruz de la región amazónica indica que la carga vírica en el organismo de los individuos infectados con la P.1 puede ser hasta diez veces mayor.

Brasil, uno de los países más castigados del mundo por la pandemia, acumula 10.587.001 contagios desde que registró el primer caso de la enfermedad, el 26 de febrero del año pasado, y 255.720 muertes desde que contabilizó la primera víctima, el 12 de marzo de 2020.

Tales cifras confirman al gigante latinoamericano, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales del COVID-19 y como el segundo país con más muertes por la enfermedad en el mundo, superado tan sólo por Estados Unidos, y como el tercer con más contagios, por detrás del país norteamericano e India.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Internacional

El milagro Erwin Tumiri: sobrevivió a la tragedia de Chapecoense y ahora se salvó de un accidente en el que murieron 21 personas

Publicado

on

Por

El ex técnico de la aerolínea LaMia sufrió heridas leves de una caída de 150 metros, al igual que en 2016, cuando salió caminando entre los restos del avión

Al menos 21 muertos y 12 heridos dejó este martes un accidente en una carretera de Cochabamba, en el centro de Bolivia, al caer un autobús de pasajeros a un precipicio, informó la policía. Algunos testimonios apuntan contra el conductor, mientras que otros destacan que la carretera estaba mojada por la llovizna.

Lo increíble de la noticia es que en ese micro viajaba Erwin Tumiri, uno de los sobrevivientes de la tragedia del Chapeocense, ocurrida en 2019. El hombre que se desempeñaba como técnico de la empresa LaMia volvió a protagonizar un milagro al salir prácticamente ileso de este accidente.

El hecho ocurrió hacia la 1 de la madrugada en una carretera que une los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz, cuando el vehículo cayó por un precipicio de una profundidad de 150 metros. La Policía investiga las causas del accidente, el más grave de 2021, y no descarta que aumente la cifra de fallecidos.

Lucía Tumiri, hermana del pasajero que volvió a rozar la muerte, habló con el diario Los Tiempos y explicó: “Está estable, gracias a Dios, una vez más se salvó”, dijo. Según el informe, el hombre tiene lastimaduras en las rodillas y raspaduras en la espalda y permanecerá la noche en observación. “Hablé con él y me dijo que está bien. Es con el poder del Señor, siempre nos cuida y tiene sus tiempos”, agregó Lucía.

Los labores de rescate del ómnibus accidentado hoy en Cochabamba  (EFE)
Los labores de rescate del ómnibus accidentado hoy en Cochabamba (EFE)

El jefe de la oficina policial de Tránsito, el coronel Helsner Torrico Valdez, agregó que los heridos fueron trasladados a hospitales de la zona y a la ciudad de Cochabamba, 400 km al este de La Paz. “Yo he perdido a mi tía, mi tía era como una madre para mí”, dijo una mujer a la prensa en medio del llanto en el hospital de la ciudad de Cochabamba. Contó que una prima sobrevivió y está herida. Señaló que habló telefónicamente con su prima, quien le contó que “el chofer estaba corriendo harto [mucho] y los pasajeros han gritado ‘por favor baje velocidad’, se han asustado, pero el chofer seguía corriendo y sintieron el golpe”.

“Hemos perdido a mi hermano y deja dos niños en la orfandad”, dijo un hombre en el mismo hospital. La esposa y los pequeños resultaron heridos. El bus de pasajeros salió de Cochabamba bajo una persistente llovizna, lo que reducía la visibilidad en la carretera, según medios locales.

El último incidente vial grave ocurrió en Bolivia en septiembre pasado, cuando un bus cayó por un despeñadero, con saldo de 19 muertos y 17 heridos.

TumirI dialogó en 2019 con Infobae y recordó la tragedia del Chapecoense, de la que él y la azafata Ximena Suárez fueron los únicos dos integrantes de la tripulación que salieron con vida del avión. Además, sobrevivieron el periodista brasileño Rafael Henzel, quien murió tiempo después, y los futbolistas del Hélio Neto, Jackson Follmann y Alan Ruschel.

Sorprendentemente, en aquel momento tampoco tuvo heridas graves y apenas estuvo unos días en el hospital: “Sólo tenía una cortadura tanto en mi brazo como en el mentón, pero debido a los golpes estaba todo morado. Pero después sané, estoy bien”.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Internacional

Una base militar que alberga a tropas de EEUU en Irak fue atacada con cohetes

Publicado

on

Por

Unos 10 proyectiles impactaron en las instalaciones cerca a las 7:20 am (hora local). El Ejército iraquí confirmó en un comunicado que no hubo pérdidas significativas

Al menos 10 cohetes cayeron a primera hora del miércoles en una base que alberga a soldados estadounidenses en el oeste de Irak, informaron fuentes de seguridad iraquíes y occidentales, dos días antes de una histórica visita del papa Francisco al país.

“Las fuerzas de seguridad iraquíes están llevando a cabo la investigación”, dijo en Twitter el coronel Wayne Marotto, portavoz estadounidense de la coalición internacional antiyihadista. Washington señala regularmente a las facciones armadas proiraníes como responsables de este tipo de ataques, que aumentaron en las últimas semanas.

La base de Ain al-Assad alberga a las fuerzas iraquíes, así como a las tropas de la coalición liderada por Estados Unidos que ayuda a Irak a luchar contra los restos del grupo Estado Islámico.

El portavoz de la Coalición, el coronel Wayne Marotto, confirmó que 10 cohetes impactaron en la base a las 7:20 am (0420 GMT), pero no proporcionó detalles sobre las víctimas.

Por su parte, las fuerzas de seguridad iraquíes dijeron que 10 “cohetes tipo Grad” alcanzaron la base en expansión de Ain al-Assad el miércoles por la mañana, pero dijeron que “no hubo víctimas notables”.

Fuentes de seguridad occidentales dijeron a AFP que los cohetes eran modelos Arash de fabricación iraní, que son cohetes de artillería de 122 mm y más pesados que los vistos en otros ataques contra objetivos occidentales en Irak.

Decenas de ataques con cohetes y bombas al costado de las carreteras tuvieron como objetivo sitios militares, diplomáticos y de seguridad occidentales en Irak en 2020, y fuentes militares iraquíes y occidentales culparon a las facciones pro-iraníes de línea dura.

Se detuvieron casi por completo en octubre después de una tregua con la línea dura, pero se han reanudado a un ritmo acelerado durante las últimas tres semanas.

Imagen de archivo de soldados estadounidenses durante la ceremonia de traspaso de la base militar Taji, que estaba bajo control de tropas de la coalición liderada por Washington, a fuerzas de seguridad iraquíes, en el norte de Bagdad, Irak. 23 de agosto, 2020. REUTERS/Thaier Al-SudaniImagen de archivo de soldados estadounidenses durante la ceremonia de traspaso de la base militar Taji, que estaba bajo control de tropas de la coalición liderada por Washington, a fuerzas de seguridad iraquíes, en el norte de Bagdad, Irak. 23 de agosto, 2020. REUTERS/Thaier Al-Sudani

A mediados de febrero, los cohetes atacaron a las tropas de la coalición liderada por Estados Unidos en la capital regional kurda Arbil, una empresa contratista militar estadounidense que trabaja al norte de la capital y la embajada de Estados Unidos en Bagdad.

La Fuerza Aérea estadounidense atacó el pasado jueves instalaciones en el nordeste de Siria utilizadas por milicias respaldadas por el régimen Irán, dejando al menos 22 muertos, en represalia por los recientes ataques con cohetes contra ubicaciones de tropas estadounidenses en Irak, dijo el Pentágono.

“Bajo la dirección del presidente (Joe) Biden, las fuerzas militares estadounidenses realizaron a principios de esta noche ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por grupos de milicianos respaldados por Irán en el este de Siria”, dijo el portavoz John Kirby en un comunicado.

Esta ofensiva fue autorizada en respuesta a los recientes ataques contra el personal estadounidense y de la Coalición en Irak, y a las continuas amenazas a ese personal”, agregó.

Se trata de la primera acción militar ordenada por el presidente Joe Biden, quien asumió el cargo el pasado 20 de enero en reemplazo de Donald Trump. Biden había manifestado sus intenciones de poner el foco de la Política Exterior estadounidense en China, aunque esta primera acción tuvo lugar en Medio Oriente.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas