Connect with us

Politica

Cristina Kirchner presentó su libro con tono moderado y clima de campaña, pero no despejó las dudas sobre su candidatura

Publicado

on

A las 19.50 Cristina Kirchner llegó a La Rural. A las 19.51 la pantalla dentro de la Sala Borges mostró imágenes de los militantes que esperaban en el patio del predio y sobre la Avenida Sarmiento, muchos debajo de sus paraguas o con improvisados pilotos. Todavía llovía y hasta en el interior del salón se escuchaban los truenos. A las 19.53 la pantalla mostró imágenes del libro ‘Sinceramente’ en la imprenta y a las 19.57 entró al escenario la ex presidenta de la Nación. La puntualidad no solía ser un atributo de su gestión ni de sus funcionarios pero tal vez por el contexto o tal vez por el mensaje que quiso dar, Cristina Fernández de Kirchner esta vez se mostró extremadamente correcta, amable, comprensiva, relajada y por momentos seductora. No hubo retos, pidió comprensión para los que piensan distinto al kirchnerismo y acalló incipientes silbidos contra los empresarios argentinos. Sonó natural y hasta más suave de lo habitual en sus reproches a los empresarios argentinos.

En la primera fila asentía Alberto Fernández sentado junto a tres Abuelas de Plaza de Mayo (Estela Carlotto, Rosa Roisinblit y Buscarita Roa) y el actor Pablo Echarri (uno de los que más selfies se sacó). Al ex jefe de gabinete se lo vio sonriendo todo el tiempo, relajado y satisfecho con lo que escuchó, arquitecto del regreso al kirchnerismo de otros y del suyo propio después de haber roto y compartido el Frente Renovador con Sergio Massa y de haber sido jefe de la campaña de Florencio Randazzo dos años atrás, cuando el ex ministro del Interior enfrentó a su ex jefa política.

De los pocos elegidos para ser mencionados en el discurso Alberto Fernández fue el primero. Él, dijo ella, fue quien le dio la idea de escribir el libro que presentó, “angustiado por las cosas que decían de mí, de Néstor y de nuestros hijos”. El agradecimiento público a Fernández fue un gesto mayúsculo: porque él estuvo en la vereda contraria y por la generosidad con la que habló sobre alguien a quien ella misma alejó del lado de Néstor Kirchner que lo sentía un gran amigo. Es el artífice hoy de una nueva construcción política y de los cambios de humor de la ex presidenta.

A diferencia de tantos otros discursos, el timbre de Cristina no irritó y aunque evitó referencias electorales se paró en el centro de la escena al responderle, sin nombrarlo, al presidente Mauricio Macri y su propuesta de diez puntos de consenso. Como ex jefa de Estado y líder de su espacio redobló la apuesta y pidió un contrato social. Citó (¿y se comparó?) a Juan Domingo Perón.

Durante las más de dos horas de espera (apenas pasadas las 17 empezaron a llegar los primeros de los mil invitados al evento) hubo charlas informales y saludos entre los que siempre estuvieron, los expulsados, los que se fueron y los que están de regreso otra vez. “¡La pucha, ahora todos son hiperkirchneristas!” ironizaba un dirigente que esperó a los suyos en uno de los ingresos de la avenida Sarmiento y bajo la lluvia sacaba de un sobre de papel madera las pulseras celestes para que pudieran entrar. “Resulta que ahora todos quieren estar adentro y nosotros parecemos menos kirchneristas”, bromeó con un dejo de rencor.

“Es que algo está pasando en la sociedad”, le dijo Leopoldo Moreau, ex radical, a Infobae al explicar el nuevo frente electoral que se está conformando y algunos de cuyos protagonistas veía sentados en la sala más grande del predio ferial. Difícil de imaginar hace un par de años: detrás de Aníbal Fernández, el ex candidato a gobernador que eligió CFK para el 2015, entró Julián Domínguez, aquel adversario derrotado en las PASO por poco. Domínguez volvió a hablar con Cristina Kirchner cuando advirtió que la división Cristina-Randazzo llevaría a una segura derrota del peronismo en 2017. Llegó entre los últimos y escuchó el discurso de pie a un costado.

Varios se reían antes de que el acto comenzara o repetían la misma pregunta: “¿Hoy se va a lanzar?”. Pero quien conoce y conversa bastante seguido con la ex Jefa de Estado descartó cualquier referencia al respecto. “No por especulación, realmente ella va viendo cómo está la sociedad, este país es muy cambiante, pasan muchas cosas”, analizó.

De todos modos, aunque era casi imposible pensar en la previa que daría alguna pista sobre su futuro electoral, su discurso y el libro pueden interpretarse como un paso para su candidatura. De hecho hubo demasiada dirigencia presente esperanzada con la postulación de la ex presidenta. Ninguno de ellos es gobernador. Y la mayoría son porteños o bonaerenses, excepto por los diputados nacionales y senadores de diversas provincias: fueron invitados todos los del FpV-Unidad Ciudadana, por eso fue llamativa la ausencia de Daniel Scioli, ex candidato a presidente que ya volvió a lanzarse más allá de lo que decida hacer Cristina. 

“Habló, fue contundente y generó más expectativa”, exclamó muy contento un referente de La Cámpora del Conurbano bastante escuchado en el Instituto Patria.

Aunque no tienen pistas, a ninguno se lo vio ansioso por los tiempos cristinistas ni tampoco preocupado por su decisión final.

Por eso cabe especular. Si Cristina no quisiera ser candidata… ¿escribiría un libro? ¿se mostraría distinta como se mostró? ¿intentaría saltar la grieta como intentó? ¿Regalaría todo el caudal político que mantiene? ¿para qué hacer volver a todos los que volvieron?

Alberto Fernández fue figura central del acto y del agradecimiento de Cristina

Alberto Fernández fue figura central del acto y del agradecimiento de Cristina

En el inicio del discurso Cristina Kirchner pareció reflexionar a título personal y hasta familiar. Minutos después ella misma admitió que “era mediocre escribir una cosa de uno nada más” y que por eso escribió “cosas que nos sirvieran a todos” y decidió “interpelar a la dirigencia política, intelectuales y dirigentes sociales”. Esta vez hasta las críticas al macrismo sonaron más suave: “La economía no puede ser improvisación”, cuestionó a la actual gestión y habló de “una base social que es compleja” antes de pedir “entender” a los que piensan distinto.

Dio un ejemplo citado por sus peores críticos: “¿Qué puede pensar una mujer que viene del Conurbano a la Capital a trabajar? Dice por qué ella tiene que trabajar y otro cobra un plan”. Por eso a los propios les recomendó: “Es una discusión que hay que dar, sin enojarnos los unos con los otros, entender para después resolver, es imposible resolver si no se entiende”.  “Sin enojarnos”, propuso ella que enfrentó a la Justicia, a los medios, a los empresarios y a la oposición.

Insistió con la propuesta de un contrato social, de ciudadanía responsable y recordó el enojo de Perón cuando no se cumplía el pacto. Con todas las palabras señaló que no alcanzaba ni siquiera con el liderazgo de Perón y el de José Ber Gelbard juntos. ¿Por qué entonces quien más mide en las encuestas dejaría a otro referente la candidatura para enfrentar el modelo que cuestiona?

Habló como si fuera candidata sobre la necesidad de generar crecimiento económico con un “mercado interno fuerte” y hasta bromeó críticamente con lo que sucede en Estados Unidos: “Sería bueno que vean los que viajan” propuso en referencia a que en ese país “algunos se dieron cuenta de que tenían que generar trabajo industrial adentro del país y generar riqueza”.

Como cuando llegó, varias veces la interrumpieron con cantos alentando su candidatura: “Cristina Presidenta” se oyó adentro y afuera y también “a volver a volver, vamos a volver”, además de la adaptación de la Marcha Peronista que promueve su vuelta a la contienda electoral. “Ya lo dijo Borges, son incorregibles”, esbozó con un aire seductor.

(Julieta Ferrario)

(Julieta Ferrario)

Mientras tanto hacían su trabajo el cineasta Tristán Bauer y el productor de la película Néstor Kirchner, Jorge ‘Topo’ Devoto, con cámaras para la transmisión y para videos de difusión.

Treinta y siete puntos de rating tuvo la virtual cadena nacional a la que algunos hacían mención tras chequear que todos los canales y portales transmitían en vivo los 39 minutos que duró el discurso de CFK. ¿Ese poder lo delegará en otra persona?

Dio señales en su discurso: defendió su “populismo” al recordar que en el 2003 había 2.300.000 planes jefas y jefes de hogar, que en 2015 habían bajado a 207.000 planes Ellas hacen y Argentina trabaja. Acalló los silbidos pero luego aseguró otra vez con ironía que “hoy hay casi medio millón de planes, muchos más de los que tenía el gobierno de los planeros y choriplaneros”. “Es necesario aportar en este tipo de debate, creo sinceramente que es el aporte que puedo dar para que podamos construir algo diferente a todo”, concluyó al respecto.

Estuvieron gran parte de los intendentes del Conurbano, entre ellos todos los posibles candidatos a gobernadores (excepto el diputado Axel Kicillof que se encuentra de gira en Washington): desde Martín Insaurralde a Verónica Magario y Fernando Espinoza, además de aquellos que habían migrado hacia el Frente Renovador y el randazzismo como Julio Zamora, Gabriel Katopodis, Juan Zabaleta, y obviamente el presidente del PJ provincial Fernando Gray y su antecesor Gustavo Menéndez, Walter Festa, Mariano Cascallares, Leo Nardini, entre otros.

Los invitados más aplaudidos: Estela de Carlotto y el ex juez de la Corte Eugenio Zaffaroni. Los sindicalistas fueron pocos: Roberto Baradel de los docentes bonarenses y Víctor Santa María del Suterh porteño. Y en el camino de la unidad opositora compartieron ubicación la senadora Magdalena Odarda (ex Coalición Cívica); Fernando ‘Pino’ Solanas y Victoria Donda, tres figuras que estuvieron en la vereda opuesta.

Las primeras filas fueron ocupadas por actores y actrices como Leonardo Sbaraglia, Cecilia Roth, Pablo Echarri, Nancy Dupláa, Gastón Pauls, Victoria Onetto y Darío Grandinetti, los músicos León Gieco, Javier Malosetti y Lisandro Aristimuño. Todos ellos se sentaron junto a integrantes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo como Estela de Carlotto, Hebe de Bonafini, Lita Boitano y Taty Almeyda.

Las primeras filas fueron ocupadas por actores y actrices como Leonardo Sbaraglia, Cecilia Roth, Pablo Echarri, Nancy Dupláa, Gastón Pauls, Victoria Onetto y Darío Grandinetti, los músicos León Gieco, Javier Malosetti y Lisandro Aristimuño. Todos ellos se sentaron junto a integrantes de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo como Estela de Carlotto, Hebe de Bonafini, Lita Boitano y Taty Almeyda.

El precandidato presidencial y diputado Felipe Solá

El precandidato presidencial y diputado Felipe Solá

El ex presidente de Aerolíneas Argentinas Mariano Recalde

El ex presidente de Aerolíneas Argentinas Mariano Recalde

El intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde

El intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde

El ex juez de la Corte Suprema Raúl Eugenio Zaffaroni

El ex juez de la Corte Suprema Raúl Eugenio Zaffaroni

Estela Carlotto y el cantante de Mala Fama, Hernán Coronel

Estela Carlotto y el cantante de Mala Fama, Hernán Coronel

El periodista Roberto Navarro

El periodista Roberto Navarro

El dirigente de izquierda Itai Hagman

El dirigente de izquierda Itai Hagman

El periodista Luis Bremer

El periodista Luis Bremer

El periodista Diego Brancatelli

El periodista Diego Brancatelli

El dirigente peronista Víctor Santa María

El dirigente peronista Víctor Santa María

La intendenta de La Matanza, Verónica Magario

La intendenta de La Matanza, Verónica Magario

La cantante Teresa Parodi

La cantante Teresa Parodi

El periodista Alejandro Apo

El periodista Alejandro Apo

El periodista Jorge Dorio

El periodista Jorge Dorio

Pino Solanas fue uno de los invitados

Pino Solanas fue uno de los invitados

Estela Carlotto y el ex jefe de gabinete Alberto Fernández

Estela Carlotto y el ex jefe de gabinete Alberto Fernández

La actriz Carolina Papaleo y el empresario Daniel Vila

La actriz Carolina Papaleo y el empresario Daniel Vila

El abogado de Cristina Kirchner Gregorio Dalbón

El abogado de Cristina Kirchner Gregorio Dalbón

El diputado nacional Agustín Rossi

El diputado nacional Agustín Rossi

La diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez

La diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez

El legislador nacional Horacio Pietragalla

El legislador nacional Horacio Pietragalla

Miles de militantes se acercaron a la Feria del Libro

Miles de militantes se acercaron a la Feria del Libro

Seguidores de Cristina Kirchner vieron la presentación a través de pantallas gigantes

Seguidores de Cristina Kirchner vieron la presentación a través de pantallas gigantes

Los militantes fueron a la feria con el libro de la ex presidenta en la mano

Los militantes fueron a la feria con el libro de la ex presidenta en la mano

El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, el diputado nacional José Luis Gioja y el dirigente sindical Víctor Santa María

El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, el diputado nacional José Luis Gioja y el dirigente sindical Víctor Santa María

El intendente de Moreno, Walter Festa; el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez y el concejal Edgardo Depetri  (@EdgardoDepetri)

El intendente de Moreno, Walter Festa; el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez y el concejal Edgardo Depetri  (@EdgardoDepetri)

El diputado nacional Leopoldo Moreau junto a Depetri (@EdgardoDepetri)

El diputado nacional Leopoldo Moreau junto a Depetri (@EdgardoDepetri)

Pablo Echarri, Mariano Recalde, Grabiela Cerruti, Arturo Bonín, Cristina Banegas y Cecilia Roth (@gabicerru)

Pablo Echarri, Mariano Recalde, Grabiela Cerruti, Arturo Bonín, Cristina Banegas y Cecilia Roth (@gabicerru)

Los dirigentes Víctor Santa María, Gabriela Cerruti, Victoria Donda y Pino Solanas (@gabicerru)

Los dirigentes Víctor Santa María, Gabriela Cerruti, Victoria Donda y Pino Solanas (@gabicerru)

Los dirigentes de La Cámpora  Eduardo  “Wado” De Pedro, Mayra Mendoza, Anabel Fernández Sagasti y Luana Vulnovich (@mayrasmendoza)

Los dirigentes de La Cámpora  Eduardo  “Wado” De Pedro, Mayra Mendoza, Anabel Fernández Sagasti y Luana Vulnovich (@mayrasmendoza)

El ministro de Economía de La Matanza, Roberto Feletti (@RobertoFeletti)

El ministro de Economía de La Matanza, Roberto Feletti (@RobertoFeletti)

La ex presidenta Cristina Kirchner en la puerta de La Rural

La ex presidenta Cristina Kirchner en la puerta de La Rural

El ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández

El ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández

Agustín Rossi y Eugenio Zaffaroni

Agustín Rossi y Eugenio Zaffaroni

Espinoza, Menéndez, Magario, Sujarchuk y Fernanda Vallejos

Espinoza, Menéndez, Magario, Sujarchuk y Fernanda Vallejos

Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo estuvieron en las primeras filas

Las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo estuvieron en las primeras filas

Alberto Fernández y Alberto Baduan, ex director general del COMFER, junto a otros asistentes al acto

Alberto Fernández y Alberto Baduan, ex director general del COMFER, junto a otros asistentes al acto

El juez Carlos Rozanski, Aníbal Fernández, Victoria Tolosa Paz, Teresa Parodi y José “Pepe” Albistur

El juez Carlos Rozanski, Aníbal Fernández, Victoria Tolosa Paz, Teresa Parodi y José “Pepe” Albistur

Fotos: Dino Calvo – Nicolás Aboaf – Julieta Ferrario – Unidad Ciudadana

(Visited 130 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Politica

La movilidad jubilatoria comenzará a debatirse hoy en el Senado

Publicado

on

Por

La reunión se realizará desde las 14 y está previsto que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y la directora ejecutiva de ANSES, María Fernanda Raverta, expongan a través de videoconferencia ante los legisladores.

El proyecto de ley que modifica el índice de movilidad jubilatoria, enviado por el Poder Ejecutivo al Senado, comenzará a ser debatido hoy durante un plenario de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta, se informó oficialmente.

La reunión se realizará desde las 14 y está previsto que el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y la directora ejecutiva de ANSES, María Fernanda Raverta, expongan a través de videoconferencia ante los legisladores.

El proyecto de ley, enviado la semana pasada al Congreso, “propicia una nueva fórmula de movilidad de las prestaciones, mediante la sustitución del artículo 32 de la ley 24.241 y sus modificaciones cuya aplicación se encuentra suspendida por el artículo 55 de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la emergencia”.

La iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo modifica el índice de movilidad jubilatoria, elaborado en base al trabajo de una comisión mixta, y comenzará a utilizarse desde 2021, cuando venza el actual período de emergencia en la materia.

El proyecto contempla un aumento semestral mediante una fórmula que combina los índices de evolución de los salarios (50%) y de la recaudación (50%), vigente durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

El texto fue elaborado en base a la propuesta de 131 páginas elevada por esa comisión, creada a partir de la Ley 27.541 de Solidaridad Social e integrada por 17 miembros -legisladores del oficialismo y de la oposición y funcionarios nacionales-, cuya labor constó de 17 reuniones en las que se recibieron a 24 expositores.

(Visited 5 times, 5 visits today)
Seguir leyendo

Politica

Alberto Fernández descongela la relación con la CGT: almorzará con seis sindicalistas en Olivos

Publicado

on

Por

La dirigencia cegetista le reclamará por el recorte de la ayuda económica, las jubilaciones y las obras sociales. El Presidente, que no recibe a la central obrera desde septiembre y estaba molesto con las críticas sindicales, quiere apurar el Consejo Económico y Social

Alberto Fernández decidió descongelar el diálogo con la Confederación General del Trabajo (CGT): almorzará este martes en Olivos con seis dirigentes de la cúpula cegetista, que irán con una amplia lista de temas para resolver, desde el reclamo por el recorte de la ayuda económica hasta la ayuda para las obras sociales, pasando por el Consejo Económico y Social.

La delegación sindical estará integrada por los cotitulares de la CGT Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), Andrés Rodríguez (UCPN); Gerardo Martínez (UOCRA), Armando Cavalieri (Comercio) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias).

La relación Gobierno-CGT estaba atravesando por una crisis luego de que el consejo directivo de la central obrera mantuvo una agitada reunión, el 10 de noviembre pasado, en el que abundaron los cuestionamientos contra el oficialismo por el ajuste que se puso en marcha a través de la eliminación de planes de asistencia como el IFE y el ATP (para pagar una parte de los salarios de empresas en crisis), la nueva fórmula de actualización de las jubilaciones, la desactivación del programa Precios Cuidados y el aumento de las tarifas y las prepagas.

La dirigencia cegetista resolvió entonces pedir una audiencia con el Presidente para plantearle su posición o, a lo sumo, un encuentro con el gabinete económico, pero el Gobierno decidió no concederle ninguna reunión por el malestar que causaron las críticas sindicales. Sin embargo, siguió en contacto con los gremialistas el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

Héctor Daer, cotitular de la CGT, y Alberto Fernández, en el acto del 17 de octubre en la sede cegetistaHéctor Daer, cotitular de la CGT, y Alberto Fernández, en el acto del 17 de octubre en la sede cegetista

El último contacto entre el jefe del Estado y la CGT fue en el acto por el 17 de octubre que se hizo en la sede cegetista de Azopardo 802, aunque el anterior contacto a solas en el que pudieron abordar una agenda de temas se produjo en septiembre pasado, también en la Quinta de Olivos, donde durante tres horas y media repasaron la situación socioeconómica y la propuesta sindical para reformular el sistema de obras sociales y evitar su desfinanciación.

En ese momento, la CGT y el ministro de Salud, Ginés González García, negociaban una propuesta para aumentar el aporte de los trabajadores a las obras sociales destinado a compensar los severos problemas financieros del sistema sindical de salud, agravado por la cuarentena, pero finalmente se frenó debido al rechazo que generó esa alternativa.

Entre las quejas de la CGT también figura que el titular de Salud no avanzó con la idea conjunta de redactar un proyecto de ley complementaria para corregir asimetrías del sistema de obras sociales. Sin embargo, González García trató este tema la semana pasada con sus colegas del gabinete económico y el superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini.

Si fuera así, quedará más en evidencia que el Gobierno no quiso recibir hasta ahora a la CGT luego de sus críticas, pero le respondió virtualmente con anuncios vinculados con los reclamos que había efectuado la central obrera para dejar sin efecto el malestar existente.

El ministro de Trabajo Claudio MoroniEl ministro de Trabajo Claudio Moroni

Por un lado, se informó que pondrán en marcha el programa Potenciar Trabajo para asistir a parte de los beneficiarios del IFE y se relanzó el programa Repro II, a través del cual se pagará a los trabajadores de las empresas adheridas una suma de hasta $9.000 mensuales.

Por otra parte, poco después de que lo exigió el consejo directivo de la CGT, el Gobierno prorrogó por otros 60 días la prohibición de los despidos y la doble indemnización.

Además, los sindicalistas habían advertido que las obras sociales no estaban en condiciones de pagar las vacunas contra el COVID-19 y la Superintendencia de Servicios de Salud demoró sólo dos días en garantizar que el Gobierno “se hará cargo de la provisión y de la aplicación”.

Dos semanas después de las críticas de la CGT, por otra parte, Alberto Fernández se anticipó a contestar un viejo reclamo sindical: prometió que pondrá en marcha rápidamente el Consejo Económico y Social, sin esperar a crearlo mediante una ley, tal como había anunciado en el discurso que brindó el 10 de diciembre, cuando anunció como presidente de la Nación.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Politica

Alberto Fernández habló por teléfono con Joe Biden y le pidió ayuda en la negociación con el FMI

Publicado

on

Por

Fue este lunes, luego de varios días de negociaciones. El contacto duró 35 minutos. Menciones al Papa Francisco y América Latina.

Finalmente se produjo el esperado llamado. Alberto Fernández y Joe Biden hablaron este lunes por primera vez desde el triunfo del estadounidense en las elecciones presidenciales frente a Donald Trump. Fue una primera conversación, en la que el argentino, que estaba en la Casa Rosada felicitó al demócrata por su triunfo en las agitadas elecciones del pasado 3 de noviembre.

“Quiero trabajar junto a usted para ordenar a América Latina y creo que con el Papa como socio, definitivamente, nos va a ir muy bien”, le dijo Alberto F. a Biden de acuerdo a la Casa Rosada y según corroboró Clarín. El punto más fuerte fue cuando le pidió ayuda en las negociaciones con el FMI, con lo que el estadounidense estaría de acuerdo -siempre según fuentes argentinas- ya que dijo que iba a “tratar de saldar los problemas financieros de América Latina”. Luego el canciller Felipe Solá lo ratificó en una entrevista radial.

Clarín supo que hablaron del Papa Francisco, del cual ambos son admiradores. De hecho Biden es católico y siendo vicepresidente de Barack Obama organizó la visita del pontífice a Estados Unidos, en 2015. Y además, el Papa estuvo con su familia durante la muerte ese año de su hijo Beau.

Un comunicado de la Casa de Gobierno señalaba esta lunes que Fernández felicitó al presidente electo por el resultado en las recientes elecciones y resaltó que su triunfo significa “una gran oportunidad de generar un mejor vínculo para que Estados Unidos se reencuentre con América Latina”. Según la Rosada, Biden le manifestó al Presidente que “el continente tiene un gran potencial, con una democracia sólida, y tenemos una amplia agenda para trabajar desde Canadá hasta la Argentina”. Y que quería tener “una relación sólida con el continente”, sostuvo Biden. El demócrata también habló este lunes con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado.

Fernández ya le había enviado un mensaje similar por Twitter tras la victoria sobre Donald Trump. La llamada la venía trabajando desde hace unos días el embajador en Washington, Jorge Argüello, quien estuvo hace diez días en Buenos Aires, coordinando varias cuestiones: el G20 con Fernández y el canciller Felipe Solá; los problemas de la deuda, y la llamada de este lunes con Biden.

En Casa de Gobierno, durante la charla, estuvieron Martín Guzmán y el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz. Horas antes, Fernández habló con Jair Bolsonaro por videoconferencia

El comunicado de Presidencia cuenta que Fernández le dijo a Biden -que asume el 20 de enero- que estaban “culminando años difíciles para América Latina y que quería que “las cosas cambien” y que lo veían a él como “alternativa”. “Con una relación sólida y madura defendiendo la seguridad y las democracias en el continente, tengo la seguridad de que vamos a hacer muchas cosas juntos”, le ofreció.

“En otro trayecto de la llamada, el presidente argentino puso de relieve su vínculo con el Papa, con quien comparte su amistad. Así le transmitió el agradecimiento que tiene con el Papa Francisco, quien viene ayudándole desde que asumió Fernández a la presidencia y sobre todo en su apoyo en las negociaciones con el FMI”, afirmó el comunicado de presidencia.

Siempre según la línea argentina, Biden sostuvo que tiene “valores compartidos con el Papa, cómo el catolicismo, el cambio climático, la lucha contra la pobreza y los refugiados, y sostuvo que siente una gran admiración por él”.

“Ustedes tienen un país con una gran cantidad de recursos humanos y naturales, con una predominante descendencia europea. Eso va a ayudar a tener un futuro exitoso”, dijo Biden, que en los primeros días de su triunfo habló con el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Durante la campaña electoral de los Estados Unidos, Fernández y su gobierno se llamaron a silencio para no pronunciarse por un candidato u otro (la reelección de Trump o la elección de Biden), aunque confirmada la tendencia el 3 de noviembre empezaron a circular expresiones en favor del demócrata.

La única conversación de Fernández con Trump tuvo lugar el 1 de noviembre del año pasado, a días del triunfo que lo llevó a la Casa Rosada. Fue un diálogo breve pero cordial. “Felicitaciones por la gran victoria. La vimos por televisión”, comentó el mandatario estadounidense, según se indicó en una gacetilla del equipo de Fernández. Además, Trump le transmitió: “Va a hacer un trabajo fantástico. Espero poder conocerlo inmediatamente. Su victoria ha sido comentada en todo el mundo”. Desde entonces no se comunicaron más, y el estadounidense armó alianza con el brasileño Jair Bolsonaro.

Argentina precisa el apoyo de Washington a sus renegociaciones de deuda con el FMI, algo que no se produjo de manera explícita durante la administración de Donald Trump.

Por otro lado, hay asuntos comerciales pendientes entre Argentina y EE.UU. Uno de ellos es el contundente freno a la entrada del biodiesel argentino en Washington debido a la suba de aranceles, lo que afectó exportaciones por US$ 1.300 millones al año. El Gobierno no descarta protestar ante la Organización Mundial de Comercio por ello. Y, a su vez, recientemente, Estados Unidos planteó “preocupaciones” contra las trabas a las importaciones que incrementó el Gobierno a lo largo de este año.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas