Connect with us

Medio Ambiente

La atmósfera vuelve a contaminarse y va camino de recuperar los niveles de 2019

Publicado

on

Está ocurriendo en China, mientras el resto del mundo sigue confinado. ¿Qué pasará cuando se levanten las medidas de restricción? Expertos advierten.

La atmósfera en China empieza a contaminarse de nuevo. Y va camino de recuperar los niveles de polución del 2019.

Tras varios meses en que la paralización de las actividades limpió el aire casi totalmente, el fin de las medidas de confinamiento por el coronavirus​ está provocando un apreciable incremento de las concentraciones de dióxido de nitrógeno (NO2), un contaminante relacionado con el tráfico y la industria.

Así lo indican los mapas elaborados por Jordi Massagué, investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA-CSIC).

En cambio, los niveles de contaminación atmosférica en la mayor parte de las ciudades del mundo marca mínimos históricos.

Las medidas de confinamiento han hecho que la concentración por NO2 provocado por el tráfico haya llegado a bajar hasta entre un 70% y un 80% en Barcelona, mientras que en las principales ciudades de España ese descenso podría ser del 64%, según un estudio de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Por ejemplo, desde muchas ciudades del estado indio de Punjab, se puede observar ahora nítidamente en el horizonte las montañas del Himalaya, tapadas durante décadas por un cielo negro.

Sin embargo, el riesgo es que esta mejora sea sólo un episodio temporal, una mejora fugaz que quede atrás como un espejismo cuando se recupere la normalidad.

Y eso lo que ya ha detectado el investigador Jordi Massagué, que ha comparado de los niveles de NO2 antes y después de la entrada en vigor de las restricciones en China.

Contaminación atmosférica en China

Promedio de las observaciones diarias del satélite Sentinel-5 de las concentraciones de dióxido de nitrógeno durante el periodo considerado.

31 DE ENERO – 8 DE MARZO2020

Fuente: TROPOMI

9 DE MARZO – 13 DE ABRIL2020

“Tras el levantamiento progresivo de las restricciones, ya se observa una clara recuperación de las concentraciones de NO2, con niveles comparables a los del 2019.

En Wuhan, el descenso tras esas medidas fue del 35%, pero el aumento posterior alcanza el 22%”, destaca Massagué. El investigador utilizó los datos del satélite Sentinel-5 del programa Copernicus (ESA/UE)

Esa misma indagación la ha hecho para España e Italia. “En España se observa una clara disminución de los niveles de NO2 durante el mes que llevamos en estado de alarma. Se aprecia tanto en las principales ciudades como en las vías de transporte, tanto terrestre como marítimo”, añade.

En Madrid y Barcelona los descensos son de entre el 65% y el 70%, mientras que en el mismo periodo del pasado año fueron del 20%-25%. Es normal que, al llegar la primavera, la contaminación disminuya (desaparecen los anticiclones, hay más ventilación…); pero los mapas de España muestran que la evolución este año es mucho más acusada.

La polución ha bajado un 60% en Milán o un 40% en Londres y Nueva York…

“A pesar de que estos datos puedan parecer positivos, la calidad del aire es una carrera de fondo, un problema estructural. Aunque la polución disminuya durante unas semanas o meses, consideramos que una reducción sólo temporal no tendrá un impacto sustancial para la salud”.

La Agencia Espacial Europea mostraba en marzo el "espectacular descenso" de la contaminación en China. (Foto: ESA)

La Agencia Espacial Europea mostraba en marzo el “espectacular descenso” de la contaminación en China. (Foto: ESA)

Así se expresan en un artículo conjunto que han escrito Xavier Querol, investigador de IDAEA-CSIC; José Luis Jiménez, investigador de la Universidad de Colorado-Boulder; y Jordi Sunyer, investigador de ISGlobal.

Estos especialistas se muestran muy poco confiados en que la salida a la actual crisis vaya a comportar una mejora de la calidad global del aire. Y piden medidas estructurales.

Citan varios ejemplos en la historia reciente en los que, con el argumento de la necesidad de salir de la crisis, se pusieron en marcha medidas que iban en detrimento de las políticas ambientales, presentadas como un freno o un límite a la recuperación económica.

“Es comprensible, pero a veces estos miedos pueden producir errores garrafales”, indican.

“Las crisis financieras nunca han traído mejoras en las políticas de calidad del aire y del clima”, sentencian.

Estos expertos alertan del riesgo de que, una vez superada la crisis, “se debiliten o se relajen” las políticas para combatir la polución, mitigar el cambio climático o proteger los ecosistemas, entre otros.

Otro ejemplo es el dieselgate, pues “no se afrontó adecuadamente” este fraude, “por miedo a la pérdida de las ventas de vehículos, que eran muy bajas debido a la crisis”. “La contaminación del aire tiene efectos agudos y a largo plazo sobre nuestra salud, pero los primeros son moderados en comparación con los impactos de la exposición a largo plazo”, resumen Querol, Jiménez y Sunyer.

Otro efecto colateral de estas situaciones es el incremento de las emisiones de gases invernadero durante la recuperación económica, como resultado de un aumento de incremento de la producción y del transporte.

Un ejemplo de ello es la decisión en China de construir docenas de nuevas centrales de carbón en un plan de estímulo para su economía. La apertura de todas estas plantas supondría añadir un potencial mayor que todo el sector del carbón de Polonia.

Según Global Energy Monitor, impedirán cualquier intento por mantener la temperatura del planeta por debajo de los 2°C.

Además, cuando la movilidad urbana se haga más permisiva tras el periodo de alarma, podría darse “un incremento del uso de vehículo privado frente al transporte público, debido al miedo al contagio en el segundo”.

En buena lógica, cabe esperar una menor exposición personal a los contaminantes exteriores por el simple hecho de no salir de casa y de no estar expuestos al tráfico urbano y a otras fuentes de contaminación atmosférica (industria, puerto, obras…). Pero en el caso de otros contaminantes, como las partículas ultrafinas o los compuestos orgánicos volátiles, pueden incidir otros factores, explican.

Un ejemplo es el uso de lejía para desinfección, que produce compuestos altamente tóxicos, y requiere precauciones en su uso.

“La contaminación del aire tiene efectos agudos y a largo plazo sobre nuestra salud, pero los primeros son moderados en comparación con los impactos de la exposición a largo plazo” añaden Querol, Jiménez y Suñer.

Por ejemplo, los estudios muestran que las variaciones diarias en la contaminación resultan en un aumento del 1% en la mortalidad por cada 10 ug/m3 de partículas en suspensión (PM10). “Por lo tanto, no parece probable que la reducción de la contaminación pueda tener a corto plazo un efecto beneficioso comparable en magnitud con los efectos negativos de la pandemia de COVID-19”, concluyen.

(Visited 43 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio Ambiente

Apareció una abeja que se creía extinta desde hace 100 años

Publicado

on

Por

Los científicos no veían una abeja embozada australiana desde 1923. Ahora la han visto en libertad pero la mala noticia es que se cree que solo hay 6 en todo el planeta.

Los científicos no veían una abeja embozada australiana desde 1923. Casi cien años después y cuando creían que era una especie extinta, los investigadores han logrado avistar ejemplares en libertad. La mala noticia es que solo han encontrado seis.

El entomólogo James Dorey, recorrió junto un equipo de investigadores de la Universidad de Flinders, Australia, 225 potenciales lugares que podían ser hábitats para estas abejas que llevan su nombre por la forma de sus segmentos abdominales, que asemejan a los pliegues de una capa.

La tarea fue ardua porque se trata de una especie solitaria que no anida en enormes colmenas como las abejas domésticas de las que extraemos la miel.

La abeja embozada australiana que no se veía desde 1923 (James Dorey/Journal of Hymenoptera Research).

La abeja embozada australiana que no se veía desde 1923 (James Dorey/Journal of Hymenoptera Research).

Pero buscaron específicamente: lugares donde hubiera dos raros tipos de árboles: el árbol rueda de fuego y el árbol de fuego Illawarra. Ambos poseen unas extrañas flores rojas, las cuales son el alimento favorito de estas abejas. Y así encontraron los 6 ejemplares a menos de 200 metros de estos árboles.

Pero el placer de estas abejas también es su condena. Es que desde la colonización de los europeos, Australia perdió el 40% de su masa forestal y cada vez hay menos árboles, especialmente de estas dos especies rarísimas.

Para peor, la especie es muy sensible a los incendios, y Australia ha sufrido en los últimos dos años los mayores incendios de su historia.

Estas abejas necesitan de dos árboles: el rueda de fuego y el de fuego Illawarra. Ambos poseen unas extrañas flores rojas, las cuales son el alimento favorito de estas abejas (James Dorey/Journal of Hymenoptera Research).

Estas abejas necesitan de dos árboles: el rueda de fuego y el de fuego Illawarra. Ambos poseen unas extrañas flores rojas, las cuales son el alimento favorito de estas abejas (James Dorey/Journal of Hymenoptera Research).

Pero Dorey y su equipo tienen esperanza que haya más abejas de esta especie. El próximo paso es explorar las zonas de selva más densa, donde hay más de estos raros árboles cuyas flores se encuentran a decenas de metros sobre el suelo.

La pérdida de esta especie sería trágica, pues es la única representante del género Pharohylaeus de entre las 1.654 tipos de abejas nativas de Australia.

El estudio de Dorey y su equipo fue publicado en Journal of Hymenoptera Research.

(Visited 2 times, 2 visits today)
Seguir leyendo

Medio Ambiente

Un fotógrafo logró capturar por primera vez a un pingüino amarillo

Publicado

on

Por

Yves Adams tomó espectaculares imágenes en Salisbury Plain, una isla de Georgia del Sur

El fotógrafo belga de fauna salvaje Yves Adams estaba en medio de una expedición de dos meses en el Atlántico Sur cuando se encontró con algo que nunca había visto antes: un pingüino de color amarillo entre una colonia de 120.000 pingüinos rey.

Adams compartió su encuentro con el pingüino amarillo en Instagram el jueves pasado, cosechando miles de likes. “Ganar la lotería de la naturaleza al ver el pingüino rey más bonito y oder hacer fotos”, escribió Adams.

La rara ave fue vista mientras Adams y su equipo descargaban el equipo de seguridad y la comida en Salisbury Plain, una isla de Georgia del Sur. Lo que le ocurrió después fue un golpe de suerte.

Pingüino amarillo. (yves_adams)Pingüino amarillo. (yves_adams)

“Mientras desempacábamos nuestros botes de goma apenas después de desembarcar en una playa remota de la isla de Georgia del Sur, este pingüino rey leucístico se acercó directamente a nuestra dirección en medio de un caos lleno de elefantes marinos y focas peleteras antárticas, y miles de otros pingüinos rey”, escribió Adams.

“Nunca había oído hablar de un pingüino amarillo. Había 120 mil pájaros en esa playa y este era el único amarillo allí. Todos parecían normales, excepto este. Fue una experiencia increíblemente única”, contó el fotógrafo belga de 43 años.

Pingüino. (yves_adams)Pingüino. (yves_adams)

El fotógrafo tuvo la suerte de que el pingüino de colores brillantes aterrizara en la playa cerca de su equipo, haciéndose lo suficientemente visible para una foto sin obstáculos en medio de una mezcla caótica de pingüinos y focas. “Normalmente es casi imposible moverse en esta playa debido a todos ellos. Si hubiera estado a 50 metros de distancia, no habría podido observar este espectáculo”, explicó.

Las fotografías de Adams muestran al ave de color amarillo nadando sobre su estómago y contoneándose en la orilla junto a sus compañeros en blanco y negro.

El extraño color se debe a una condición de pigmentación llamada leucismo. Al igual que en el caso de los pingüinos albinos, se trata de un defecto de nacimiento causado por la falta de pigmento en la piel y los ojos, lo que da lugar a un color amarillo.

(Archivo/Shutterstock.com)(Archivo/Shutterstock.com)

“Medios de todo el mundo se hicieron eco de estas fotos, y el teléfono no ha dejado de sonar desde entonces… parece que necesitamos desesperadamente noticias amarillas”, escribió con humor. Y agregó emocionado: “Ciertamente valió la pena, incluso antes de que viéramos a este pingüino amarillo. Fue impresionante ver a miles de estas aves en una roca en medio de este enorme y salvaje océano”.

Aunque Adams fotografió al ave en diciembre de 2019, tardó más de un año en publicar las fotos debido a las exigencias de su exposición. El belga realizó la gira con la firma estadounidense Quark Expeditions, una empresa de viajes de expedición al Polo Sur, en diciembre de 2019.

(Visited 3 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Medio Ambiente

Siguen apareciendo islas en San Isidro: se formó la tercera en el Delta y la sumarán a la reserva protegida

Publicado

on

Por

Es una formación con sedimentos que trae el Río de la Plata y juncos.

Este lunes los vecinos de la localidad bonaerense de San Isidro amanecieron con una sorpresa: una nueva isla frente a las costas del municipio había emergido de las agua del río. El descubrimiento se suma a las otras dos islas ya existentes en el distrito y se comienza a cristalizar la idea de la conformación de un nuevo delta en la zona norte del conurbano.

¿Cómo aparece una nueva isla en ese distrito del Norte del GBA? “Se da naturalmente por la precipitación de los sedimentos que trae el Río de la Plata que principalmente provienen del noroeste argentino”, responde Barbara Gasparri, Directora de Ecología y Conservación de la Biodiversidad del municipio.

Y agrega: “Las islas de San Isidro se encuentran en crecimiento y continuamente se van a ir incorporando nuevas que irán ganando superficie”.

Nueva isla. Se encuentra ubicada en la extensión de la calle Uruguay al punto 53º del Río de la Plata y la calle Paraná.

Nueva isla. Se encuentra ubicada en la extensión de la calle Uruguay al punto 53º del Río de la Plata y la calle Paraná.

La nueva formación se trata de una acumulación de arena y juncos, pero se espera que pronto comiencen a crecer otras especies vegetales que son típicos del Delta. Los especialistas adelantan que con el correr del tiempo la zona se convertirá en tierra firme donde la gente podrá caminar. “En un futuro no tan lejano, será como en el Parque Municipal Ribera Norte. Es decir, la gente podrá recorrer esta nueva isla con guiás locales”, señalan.

Es por ello que Gustavo Posse, intendente de San Isidro, afirma que con la aparición de la nueva isla continúan “sumando territorio en el agua para conformar lo que en un futuro será el Delta de San Isidro”.

La nueva formación se encuentra ubicada en la extensión de la calle Uruguay al punto 53º del Río de la Plata, y la calle Paraná. Y se incorporará a las dos que ya fueron declaradas Reserva Natural y serán anexadas al Parque municipal Ribera Norte.

Nueva isla. Por el momento  se trata de una acumulación de arena y juncos.

Nueva isla. Por el momento se trata de una acumulación de arena y juncos.

En San Isidro aseguran que el municipio es pionero en la cantidad de áreas protegidas que tienen desde hace décadas. Con la reserva municipal más antigua del país, dos barrancas (en la Quinta Los Ombúes y el Museo Pueyrredón), los paisajes del Bosque Alegre, y las nuevas islas que se formaron en el Río de la Plata, el cuidado del medio ambiente aparece como prioridad en épocas en las que las quemas de humedales afectan a muchas especies nativas.

En el distrito también está el Parque Público del Puerto, que ya cuenta con más de 180 árboles nativos, y recientemente recuperaron 1.200 metros lineales de costa.

El hábitat terrestre y acuático del Delta del Paraná alberga a diversas especies autóctonas de flora y fauna como lobitos de río, coipos, peces, ranas, tortugas, carpinchos y más de 100 tipos de aves.

Nueva isla. Es la tercera que se forma frente a las costas del municipio.

Nueva isla. Es la tercera que se forma frente a las costas del municipio.

En 1996, Posse, como diputado bonaerense, impulsó una ley que logró establecer los nuevos límites de cada partido, incluyendo los territorios que se formaran en el Río de la Plata. “Desde esa época advertía que el Delta avanzaba. Luego cuando fui intendente logré el acuerdo de la modificación de ley de secciones de islas. Siempre busqué que las islas formadas, o por formarse en cada uno de los distrito fuese jurisdicción de esos distritos”, recordó el jefe municipal.

En 2018, por decreto y ordenanza municipal se declaró a las islas como “Reservas Naturales Integrales”, y el año pasado se obtuvo la sanción de la ley provincial.

El hábitat terrestre y acuático del Delta del Paraná alberga a diversas especies autóctonas de flora y fauna.

El hábitat terrestre y acuático del Delta del Paraná alberga a diversas especies autóctonas de flora y fauna.

El funcionario también explicó que “a través de esta medida, el municipio protege los ecosistemas ambientales y los hábitats terrestres y acuáticos del distrito, evita la especulación inmobiliaria y establece claramente lo que no se puede hacer en estos espacios”.

“Cuando logramos la jurisdicción de islas lo declaramos como área verde para que esta generación y las venideras tengan la posibilidad de tener una naturaleza viva como es la del Delta. La formación de las tres islas es algo fundacional y va a pasar a la historia de San Isidro”, afirmó.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas