Connect with us

Policiales

Cinematográfico robo boquetero en Rosario: tomaron de rehén a una familia para abrir su pared y entrar a una empresa de caudales

Publicado

on

Ocurrió el lunes por la noche y la víctima final fue la transportadora Brinks. Los ladrones fueron al menos cinco y todavía se desconoce el monto final del botín

Ayer por la noche, una familia de Rosario fue secuestrada y encerrada dentro de su propia casa por al menos cinco delincuentes. Pero esta familia no fue la damnificada final del del robo. Los ladrones entraron para realizar un agujero en una de las paredes del lugar y así asaltar a la empresa de transportes de caudales Brinks, lindera a la casa. Todavía no se conoce el monto total del robo.

El hecho, digno de un guión de película, ocurrió en un domicilio ubicado en la calle Presidente Roca al 2700. Guillermo Algarañás, que vive allí junto a su hermano, fue la primera víctima, según confirmaron fuentes policiales y judiciales de la jurisdicción a Infobae, tras el hecho adelantado por Rosario3.

Algarañás contó ante un canal de televisión local los sucesos sufridos la última noche.

“Fue cerca de las 21.30. Yo había recibido a mi hija con mis nietos, que nos vinieron a visitar. Los ladrones se aprovecharon de que yo había dejado la puerta abierta para que vengan mi hija con los chicos. Ingresaron dos jóvenes, armados, con mucha energía pero sin violencia. Nos dijeron que nos portemos bien y nos dijeron que su propósito era el de asaltar la transportadora de al lado”, afirmó.

La víctima del asalto advirtió que los delincuentes parecían profesionales. “Eran muy bien hablados. Nunca perdieron los nervios y a nosotros nos trataron muy bien a todo momento”, afirmó. Luego, aseguró que a él le ataron las muñecas y las manos con dos esposas y que su hija fue maniatada con un alambre.

Según informaron fuentes judiciales a Infobaelos delincuentes esposaron y ataron a cinco de los seis integrantes de la familia. Sólo dejaron suelto a un niño de ocho años. Luego de reducirlos, subieron el volumen del televisor de la casa y escoltaron a la familia, mediante amenazas con las armas en mano, hacia una de las habitaciones, donde los encerraron.

Guillermo advirtió que en un momento del robo, uno de los dos jóvenes le pidió una llave de un portón para que así los delincuentes pudieran escapar por una salida trasera. “Ahí pude ver que había como cinco más, que eran los que habían hecho el piquete. En total habrán sido unos cinco o siete ladrones”, describió el dueño de la casa.

La víctima advirtió que los delincuentes habían realizado un trabajo de inteligencia previo y que incluso se sorprendieron al ver a niños dentro de la casa. “Uno exclamó ‘¿Por qué hay tanta gente?’, se ve que no se esperaban que vinieran mi hija y mis nietos. Es que fue una sorpresa su visita. No la habíamos arreglado”, aseguró.

Según revelaron fuentes cercanas a la investigación, los delincuentes fueron muy cuidadosos en el golpe: utilizaron gorras, barbijos, guantes y precintos. Además, dejaron algunas herramientas de mano tiradas en la habitación donde realizaron el agujero.

Adentro: el boquete desde la casa de Algañarás.Adentro: el boquete desde la casa de Algañarás.

Asimismo, el dueño de la casa, indicó que al momento de irse, los delincuentes les dejaron todas sus pertenencias y no se llevaron absolutamente nada. “Me dejaron mi billetera con 2.500 pesos intacta arriba de una mesa. También nos dejaron todos los teléfonos celulares. Parecía gente profesional”, afirmó Guillermo.

“Nos habrán tenido unas dos horas, dos horas y media. Creo que se fueron poco después de las 00. Dejamos de escuchar ruidos y salimos, yo tuve que salir esposado a la calle a pedirle a alguien que llamara al 911. Por suerte, un taxista frenó y nos ayudó”, reveló el dueño de casa. Para poder salir a la calle, Algarañás le tuvo que pedir al único nieto que estaba suelto que les desatara los tobillos.

A su vez, entre los ruidos que reconocieron, algunos eran similares al de arrastre de bolsos.

Hasta el momento no se reveló cuál fue el monto de dinero que los delincuentes sustrajeron en la empresa de transporte de caudales Brinks, que lleva más de 30 años de trabajo en el país. Sin embargo, segúns sugirieron fuentes cercana a la investigación a Infobae, se trató de un robo de una suma importante con un nivel muy alto de planeamiento.

Se le dio intervención en la causa al fiscal de turno de la Unidad de Flagrancia Rodrigo Urruticoechea y a la Agencia de Investigación Criminal. Personal de la misma AIC ingresó luego a la empresa atacada. Allí se secuestró un cargador marca Glock color negro del que extrajeron 30 cartuchos de bala. Al menos 13 de ellos eran de un arma 9 mm de punta hueca y se encontraban intactos.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Policiales

Femicidio y suicidio en Madariaga: la hija de 13 de la víctima vio cómo el policía mató a tiros a su madre

Publicado

on

Por

Franco Torres, oficial de Inteligencia Criminal, se quitó la vida tras supuestamente matar de cuatro tiros con su pistola reglamentaria a Gabriela Funes, que lo acusaba de haber abusado de la menor

Hoy, cerca de las 1:45 de la mañana, un llamado al 911 alertó a los efectivos de una comisaría local de la Policía Bonaerense para que se dirigieran hasta una casa ubicada en la calle Arias y Fray Justo Santa María de Oro de la ciudad de Madariaga.

Allí, encontraron muerto de un tiro en la cabeza a Franco Mauricio Torres, compañero en la fuerza que integraba el área de Inteligencia Criminal en la ciudad de Pinamar. A su lado estaba el cuerpo de Graciela Noemí Funes, a quien habría asesinado de cuatro disparos con su arma reglamentaria para luego quitarse la vida.

En la casa, en estado de pánico, estaba A., la hija de Graciela Noemí. Fuentes del caso aseguraron a Infobae que la menor fue testigo de la secuencia completa del hecho: vio cómo Torres, un “amigo de la familia”, según ella, había llegado esa noche para visitarlos, de cómo tomó su pistola reglamentaria Bersa 9 milímetros y luego comenzó a disparar. No estaba sola: hubo dos testigos en la casa de Noemí anoche, uno de ellos se había ido poco antes del crimen.

Hoy por la mañana, A. declaró asistida por un servicio local en el marco de la investigación que lleva adelante por el fiscal Walter Mercuri. Tanto A. como los dos testigos relataron lo mismo: que Graciela Noemí había amenazado durante las últimas semanas con denunciar al policía, no por violencia de género, sino por abusar de su hija. La menor, sin embargo, no relató en su testimonio ningún episodio de abuso.

Graciela Noemí Funes, la víctimaGraciela Noemí Funes, la víctima

La menor, por lo pronto, está a resguardo del Estado, con un servicio de protección: se estudia que vuelva a junto a su familia en breve. En su declaración, aseguró que el trato con Torres era filudo, que el hombre iba “todos los días” al domicilio donde ocurrió el crimen.

Los registros, por lo pronto, no muestran denuncias previas de Funes a Torres, así como tampoco se registran medidas cautelares vigentes. Asimismo, no se encuentra acreditada otra presunta hipótesis que circuló por redes sociales: que el policía habría tenido una relación previa con su víctima, a la que habría dejado para comenzar una relación abusiva con la menor, algo que los investigadores por lo pronto consideran falso.

El fiscal ordenó también la realización de un dermotest en las manos de la víctima y del policía muerto para determinar quién accionó efectivamente el gatillo y así despejar dudas.

El caso parece cerrado. Sin embargo, Mercuri continuará con las medidas de prueba, ya que buscará confirmar o descartar el accionar de un tercero, algo que por lo pronto cree improbable.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Un motociclista murió tras chocar contra un auto que era conducido por su papá

Publicado

on

Por

Ocurrió en la localidad de Monte Caseros. El suceso causó conmoción entre vecinos y familiares

Tan dramático como insólito. Este martes en la localidad correntina de Monte Caseros, un joven motociclista murió tras chocar contra un vehículo conducido por su padre.

El hecho se produjo a las 11.30 en la esquina de calles Vicente Mendieta y Salta, a dos cuadras del domicilio familiar en la ciudad, a 400 kilómetros de la capital correntina.

Juan José Kuhnle de 39 años de edad murió en el hospital Samuel Robinson de Monte Caseros, luego de impactar contra el automóvil en el que viajaba su padre, Hugo Gustavo Kuhnle de 69 años.

De acuerdo a lo informado por la Policía local a la agencia Télamel Toyota Corolla color gris impactó con la moto Gillera de 110 CC que era conducida por Juan Kuhnle, quien de inmediato fue asistido por su padre, que lo trasladó en su vehículo al centro de salud, donde finalmente murió.

Tras lo sucedido, el hospital emitió un parte médico donde explicó que la víctima “ingreso al Sanatorio tras sufrir accidente de tránsito inicialmente consciente con franca dificultad respiratoria e inestabilidad hemodinamica con fracturas costales múltiples, neumotorax izquerdo hipertensivo, con contusión pulmonar bilateral con tubo pleural izquierdo con requerimiento de inotropicos por shock progresivo”.

Luego señaló que el paciente “requirió desde el ingreso intubación orotraqueal con respirador mecánico y drogas inotrópicas y pese a todo el esfuerzo médico desplegado el joven falleció en las primeras horas de este martes por la tarde”.

“En el lugar se realizaron las diligencias del caso y la comisaría de Monte Caseros abrió de oficio una actuación sumarial”, explicaron las mismas fuentes.

El joven atropellado fue trasladado al hospital donde murió horas más tardeEl joven atropellado fue trasladado al hospital donde murió horas más tarde

Según Los Andes, la víctima era un profesor de matemáticas 39 años, que además ejercía como vicedirector de una escuela técnica. Trabajaba desde hacía 16 años en la agrotécnica “República de Venezuela”, el mismo lugar en el que culminó sus estudios y donde además habían sido docentes sus padres. Tras conocerse su fallecimiento, la institución informó que permanecerá cerrada hasta nuevo aviso.

No es el único accidente de este tipo que se recuerde. A mediados del mes de enero del año pasado, un adolescente de 15 años atropelló y mató a su abuela en un barrio privado de la localidad bonaerense de Tigre.

Según informaron fuentes policiales, el menor embistió a la mujer mientras practicaba manejo. La víctima fue identificada como Clementina Mascitti, una mujer de 87 años que fue atropellada por su nieto mientras observaba cómo el menor conducía un Chevrolet Agile de color gris por las calles internas del barrio hasta que de un momento a otro pierde el control. A pesar de ser asistida en el lugar, la jubilada falleció.

Todo ocurrió en el “Barrio Cerrado Santa Bárbara”, situado en Corredor Bancalari al 3900. Según se informó, en la escena intervinieron efectivos de Policía Científica.

Y en otro hecho similar, dos meses después, a principios del mes de marzo, una mujer atropelló a sus tres hijos menores mientras intentaba salir del garaje de su casa en el barrio San Francisco Solano, partido bonaerense de Quilmes. Como consecuencia del accidente, uno de ellos murió.

La víctima fatal es una niña de 4 años que falleció en un hospital de la zona. Se cree que la madre habría confundido los movimientos de la palanca de cambios mientras sacaba su vehículo del estacionamiento de la vivienda, ubicada en la calle 885 al 4735 y luego de chocar contra una pared de ladrillos.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Policiales

Un policía llamó al 911 para denunciar que su pareja se había suicidado: lo detuvieron e investigan si fue un femicidio

Publicado

on

Por

Ocurrió en Villa del Parque. La víctima, de 24 años, también era Policía de la Ciudad. Recibió un disparo en la cabeza.

Habían pasado unos minutos de las 5 de este lunes cuando llamó al 911 y dijo que su pareja, una agente de la Policía de la Ciudad, se había disparado en la cabeza después de una discusión en su casa de Villa del Parque. Cuando los investigadores llegaron a la casa, lo encontraron sentado en el patio. “Se mató”, les dijo. La causa se inició como un presunto suicidio, pero con el correr de las horas creció la hipótesis de un femicidio. El hombre, que también es policía, quedó detenido.

Todo ocurrió este lunes a la madrugada en Terrada al 2500. La víctima fue identificada como la oficial Sol Acuña Bilbao, de 24 años. Hacía un año y dos meses que trabajaba en la Fuerza porteña, en la Comisaría 12B.

Fueron los agentes de la Comisaría 11B los que respondieron al llamado, donde se denunciaba que una joven se había disparado en la cabeza.

La policía Sol Acuña Bilbao trabajaba en la comisaría 12B.  Fotos: Facebook

La policía Sol Acuña Bilbao trabajaba en la comisaría 12B. Fotos: Facebook

Al llegar al lugar, se encontraron con el cuerpo ya sin vida de Sol: tenía un orificio de bala en su cabeza. Ahí estaba su pareja.

Se trata del oficial Germán Baigorria, de 29 años y que trabaja en la división Servicios Especiales de Tránsito de la Policía de la Ciudad.

Baigorria les dijo a sus colegas que Sol se había disparado luego de una discusión entre ambos. Sin embargo, los investigadores sospechan todo ocurrió en el marco de una pelea.

Así, la versión del supuesto suicidio perdió claridad. Además, en la casa se encontraron elementos desparramados por el piso.

Germán Baigorria (29), acusado del homicidio de su pareja. Fotos: Facebook

Germán Baigorria (29), acusado del homicidio de su pareja. Fotos: Facebook

Allegados a la pareja contaron a Clarín que los jóvenes fueron compañeros en la escuela de policía. Baigorria se había separado y empezó a salir con Sol. Se fue a vivir a su casa, pero al poco tiempo decidieron separarse. “Él era muy celoso y la trataba mal”, contaron las fuentes consultas.

Volvieron a vivir juntos cuando él tuvo problemas económicos y ella quiso ayudarlo. El domingo a la noche, Sol había salido con una amiga. En la madrugada del lunes hubo una discusión. Cerca de las 5, Sol recibió el disparo que terminó con su vida.

Baigorria fue detenido y acusado por el delito de homicidio de su pareja por disposición de María Lucrecia Saenz Samaniego, del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°8.

Las pericias del caso quedaron a cargo de la Policía Federal.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas