Connect with us

Salud

Celíacos piden al Gobierno más productos en Precios Cuidados

Publicado

on

En el programa oficial hay apenas tres artículos. Además exigen control de precios porque hay mucha distorsión en los valores de un mismo producto según donde se compre.

En plena cuarentena por el coronavirus llenar las alacenas y la heladera del hogar no parece una tarea sencilla. A pesar del programa Precios Máximos que lleva adelante el Gobierno en las grandes cadenas supermercadistas, a una familia tipo le cuesta cada vez más la compra mensual de alimentos. Si en este contexto hay miembros que padecen celiaquia, la realidad se torna aún más compleja. Es que los alimentos sin TACC no solo cuestan el doble que los convencionales sino que cada vez es más complejo conseguirlos.

Desde la asociación tenemos un mini banco de alimentos. Mucha gente durante la pandemia empeoró su condición económica por lo que la ayuda ya no es suficiente y no damos abasto”, contó a Ámbito Financiero Mariana Holgado presidente de la Asociación de Celiaquia de la Argentina. “Necesitamos que se regulen los precios de los productos aptos para celíacos. Es un pedido que venimos batallando hace años con la Secretaría de Comercio, pero que ahora se convierte en vital”, agregó Holgado.

Es que para dar un ejemplo un paquete de harina de trigo cuesta en promedio $60, mientras que una premezcla (que reemplaza a la harina) vale en promedio $400. “Es muy complejo porque se trata de alimentos que no se hacen en escala, que tiene un tratamiento especial y envases también más caros. Entendemos que su valor sea mayor, pero hay mucha distorsión de precio según donde se compre. Esa misma premezcla se puede conseguir a $200 en algunos sitios”, ejemplificó Holgado.

En la Argentina alrededor de 400 mil personas padecen celiaquía, una enfermedad crónica intestinal caracterizada por la intolerancia permanente al gluten, que se encuentra presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno (TACC). “En la cadena de comercialización vemos fuerte abuso en los precios, por eso le pedimos al Gobierno que intervenga”.

“El Gobierno le otorga hoy una tarjeta a las familias sin obra social con miembros celíacos de $400 por mes, la promesa está que esa suma ascienda a $2500”, agregó Holgado. Mientras que las obras sociales y prepagas están obligadas legalmente a brindar una cobertura mensual en concepto de productos libres de gluten, aunque el monto es insignificante “la cobertura fue actualizada hace más de un año a $900”, agregó.

El programa de Precios Cuidados solo cuenta con tres productos específicos para celíacos.“Hay dos paquetes de fideos y unas galletas de arroz, nosotros venimos pidiendo que ese listado se amplié, aunque somos conscientes que no hay tantas empresas grandes para abastecer el canal. Para nosotros es importante porque es una forma de estandarizar los precios a nivel nacional”, concluyó Holgado. Y mientras un paquete de fideos clásicos en Precios Cuidados se consigue a $60, los especiales para celiacos del mismo programa salen $108.

“Hay algunos proyectos que buscan beneficios impositivos para las empresas que fabrican estos productos o reducción de IVA pero nosotros no estamos de acuerdo porque no es garantía que eso se traduzca en una rebaja para los consumidores, sino que aumentará la ganancia de las empresas. Creemos que la solución rápida es el canal de venta directa y buscamos ese camino”, finalizó Mariana Holgado.

(Visited 31 times, 1 visits today)
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Portada

Esquizofrenia: un estudio revelaría las causas y los mecanismos que dan lugar a las alucinaciones

Publicado

on

Por

La investigación, realizada por la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral en colaboración con la Unidad Ejecutora para el Estudio de las Neurociencias y Sistemas Complejos (ENyS) del CONICET, permite entender estos síntomas para tratarlos de una manera más efectiva y para pacientes a los que la medicación no los ayuda

Con el objetivo de encontrar posibles tratamientos a la esquizofrenia, la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral y el ENyS del CONICET estudiaron a 25 participantes sin diagnóstico clínico de esquizofrenia, de entre 18 y 50 años. La investigación, publicada en la revista científica Neuropsychologia, midió el grado de esquizotipo de los participantes y, específicamente, su mayor o menor tendencia a tener percepciones auditivas inusuales (“escuchar voces”). Además, pudieron observar qué ocurre a nivel de la conducta y del cerebro.

La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica caracterizada por síntomas positivos y negativos. Entre los primeros se distinguen las alucinaciones y las ideas delirantes. Y, entre los segundos, todo lo que tiene que ver con la apatía, el aplanamiento afectivo y la retracción social. Es considerada un espectro que incluye desde graves desórdenes hasta leves manifestaciones que no llegan a cumplir criterio para un diagnóstico clínico. Este abanico abarca una secuencia de rasgos comunes como la tendencia a experimentar percepciones inusuales o ficticias. Y, además, existen personas que, sin llegar a tener ese diagnóstico, comparten algunas características en forma leve.

Con el objetivo de encontrar posibles tratamientos a la esquizofrenia, la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral y el ENyS del CONICET estudiaron a 25 participantes sin diagnóstico clínico de esquizofrenia, de entre 18 y 50 años (Shutterstock)Con el objetivo de encontrar posibles tratamientos a la esquizofrenia, la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral y el ENyS del CONICET estudiaron a 25 participantes sin diagnóstico clínico de esquizofrenia, de entre 18 y 50 años (Shutterstock)

La doctora Lucía Alba-Ferrara, a cargo del equipo investigador, explicó a Infobae el motivo de la investigación: “El objetivo era encontrar los mecanismos cerebrales que dan lugar a las alucinaciones. Mi pregunta principal era por qué hay gente que escucha voces cuando nadie les está hablando. Me parece una enfermedad de gran relevancia porque tiene un costo muy alto en la calidad de vida de los pacientes. Un costo social, económico muy grande a nivel mundial. Por eso la investigación es muy importante y, además, las alucinaciones en sí son uno de los síntomas más sufridos por los pacientes. Las voces escuchadas muchas veces son desagradables, o les piden que hagan cosas indebidas”.

La prueba consistió en escuchar palabras que estaban mezclados con ruido “blanco” (como una radio mal sintonizada). Algunas palabras no tenían significado emocional y otras tenían un significado peyorativo. Alba-Ferrara explicó: “La tarea consistió en escuchar sonidos, todas mezclados con “ruido blanco”, un sonido que contiene todas las frecuencias, similar al de una radio mal sintonizada, en diferentes proporciones para hacerlas más difíciles de entender. Y medimos la actividad cerebral a través de la técnica de Resonancia Magnética Funcional. Así, pudimos observar qué ocurre a nivel de la conducta y del cerebro ante estos audios”.

La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica caracterizada por síntomas positivos y negativos (Shutterstock)La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica caracterizada por síntomas positivos y negativos (Shutterstock)

Los resultados mostraron que en un contexto ruidoso todos los participantes reconocían mejor las palabras peyorativas (por ejemplo, “miserable”) que las neutrales (“colorado”). Además, las personas con mayor grado de esquizotipo reconocían palabras, incluso, cuando el ruido era suficiente para tornarlas incomprensibles. Se observó, en estos casos, que se activaban con mayor fuerza las regiones cerebrales encargadas del procesamiento de la atención y del lenguaje.

Todo lo que es emocionalmente relevante siempre llama más la atención, aunque en personas con tendencia a “escuchar voces” está exacerbado. La activación simultánea de la atención y del área vinculada al lenguaje explica por qué se otorgan significados a esos ruidos. Esto desencadena en falsos reconocimientos de palabras, como ocurre en las alucinaciones funcionales. “La atención que se despierta ante estas palabras o sonidos, sobre todo las negativas, en las personas de alto esquizotipo, sumado al reclutamiento de áreas que corresponden al lenguaje, logran otorgar significado a estos sonidos. Incluso en palabras que no se entienden”, argumentó la investigadora.

Todo lo que es emocionalmente relevante siempre llama más la atención, aunque en personas con tendencia a “escuchar voces” está exacerbado (Shutterstock)Todo lo que es emocionalmente relevante siempre llama más la atención, aunque en personas con tendencia a “escuchar voces” está exacerbado (Shutterstock)

La buena noticia es que al poder detectar las bases neurales, es decir la organización cerebral que da lugar a estas alucinaciones, y el mecanismo que las genera, se puede pensar en los tratamientos posibles. Sobre todo, para pacientes que sufren de este síntoma y cuya medicación no les funciona. Hoy en día, los tratamientos utilizados tienen que ver con la toma de medicación antipsicótica, con rehabilitación que trabaja sobre las habilidades sociales de los pacientes. Y con psicoterapia que ayuda a saber qué hacer cuando se escuchan voces, a ignorarlas, y a no actuar en función de lo que piden.

La novedad, luego del hallazgo, es que se podría llegar a suprimir el escucharlas trayendo de la mano una mayor calidad de vida para los pacientes. La investigadora adelantó el próximo paso: “Es posible, entonces, elegir las zonas target, las zonas implicadas, y a partir de ahí inhibirlas mediante técnicas como la Estimulación Magnética Transcraneal. La idea es apuntar a tratamientos que trabajen los nodos que no están funcionando. Estos métodos pueden adormecer esas partes del cerebro y, así, reducir las alucinaciones”. Y finalizó: “En esta oportunidad hicimos el estudio en población no clínica, con alto esquizotipo. Es decir, un rasgo que se asemeja a la esquizofrenia, sin ser pacientes. Lo siguiente es trabajar con pacientes con el diagnóstico. Esto implica cierta complejidad porque son personas que están medicadas y la medicación puede ser un factor que confunda a la hora de medir lo que sucede en el cerebro”.

(Visited 4 times, 4 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

En ocho meses, el COVID-19 se ubicó como la cuarta causa de muerte en la Argentina

Publicado

on

Por

Desde la confirmación del primer caso en el país, en marzo, hasta hoy, la enfermedad ya ocasionó más de 36 mil muertes, lo que la sitúa en las estadísticas de letalidad detrás de las patologías cardiovasculares, respiratorias y el cáncer

Las enfermedades cardiovasculares son en todo el mundo la primera causa de muerte. Y la Argentina no es la excepción.

Según los últimos datos disponibles en el país, del total de 341.688 muertes que ocurrieron en 2017, 97.219 fueron por esa causa, seguidas por 65.488 que fallecieron por todos los tipos de cáncer y 64.869 víctimas de enfermedades respiratorias.

Si se hiciera un viaje en el tiempo a un hospital de principios del siglo XX se vería que la mayor parte de las defunciones se producían por enfermedades infecciosas como la neumonía, tuberculosis o infecciones gastrointestinales.

Los cambios en la forma de morir son un reflejo de cómo evolucionaron las sociedades y a medida que los niveles de vida fueron en aumento, las causas de defunción también cambiaron, aunque eso varía según el país y su nivel de ingresos.

Pero, ¿por qué es importante saber de qué mueren las poblaciones? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “uno de los indicadores más importantes para evaluar la eficacia de los sistemas de salud de los países es la cifra anual de muertes y su causa”. De este modo, las autoridades sanitarias pueden orientar sus actividades en materia de salud pública.

Las enfermedades cardiovasculares son en todo el mundo la primera causa de muerte (Shutterstock)Las enfermedades cardiovasculares son en todo el mundo la primera causa de muerte (Shutterstock)

Así, si por ejemplo, la mortalidad por cardiopatías y diabetes se dispara en pocos años en una determinada región, es conveniente poner en marcha un programa potente para fomentar modos de vida que ayuden a prevenir estas enfermedades. Asimismo, si en un país se registra una alta mortalidad infantil por neumonías y el presupuesto dedicado a ofrecer tratamientos eficaces es reducido, se puede aumentar el gasto en esta partida.

Desde que el SARS-CoV-2 hizo su aparición en Wuhan, China, a fines de 2019, hasta la actualidad, en la Argentina murieron 36.347 personas y con esa cifra la enfermedad se ubicó -en ocho meses- en el cuarto lugar en las estadísticas de mortalidad en el país, por encima, por ejemplo, de los accidentes de tránsito (19.419 muertes), las enfermedades infecciosas (14.495 muertes) o la diabetes (8.893 muertes).

Para analizarlo por día, por todas las causas mueren en el país 936 personas por día, mientras que por COVID-19 lo hacen entre 200 y 400 según los reportes de los últimos días del Ministerio de Salud. Esto equivale a decir que alrededor de un tercio de las muertes diarias en la Argentina son a causa del nuevo coronavirus.

"La Argentina acumula muchísimas muertes por millón de habitantes, igual que los países más afectados porque no supo cortar la transmisión usando el testeo" (Efe) “La Argentina acumula muchísimas muertes por millón de habitantes, igual que los países más afectados porque no supo cortar la transmisión usando el testeo” (Efe)

“Ayer la mortalidad en la Argentina por COVID-19 llegó a 800 por millón, una de las más altas del mundo. Es tremenda la cantidad de gente que está muriendo por esa causa, sobre todo porque como además no se testea suficiente hay muchas personas que seguramente murieron por COVID-19 y no se contabilizaron, o sea que se transformó en una causa primordial de mortalidad en el país”. Consultado por Infobae, el médico neurólogo Conrado Estol (MN 65.005) analizó que “la primera ola duró nueve meses por no testear y lo que hay que dimensionar es que mientras dura la primera ola, por más que no se sature el sistema de salud, se muere gente”.

Al día de hoy, “la evidencia científica confirmó que la mortalidad del coronavirus es diez veces superior a la de la gripe -señaló Estol-. Si hay una buena noticia es que la mortalidad disminuyó significativamente: un estudio del Reino Unido, que refleja lo que ocurre en la mayoría de los países, mostró que la probabilidad de sobrevivir en terapia intensiva pasó del 40% al 80% en pocos meses”. Esto se atribuye -según él- “a que las consultas son más tempranas, los pacientes más jóvenes y al uso de corticoides y otras medidas terapéuticas”.

Para Estol, “la Argentina acumula muchísimas muertes por millón de habitantes, igual que los países más afectados porque no supo cortar la transmisión usando el testeo”.“Ahora el foco, más que en las vacunas, que van a llegar más tarde o más temprano, es hacer un uso inteligente del testeo para evitar la segunda ola”.

(Visited 7 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Coronavirus

Oxford publicó el informe final de la Fase 2 de su vacuna contra el coronavirus: es segura en adultos mayores y genera respuesta inmune

Publicado

on

Por

Los investigadores probaron el preparado en 560 adultos sanos, entre ellos 240 de más de 70 años. Ahora está en curso la Fase 3, cuyos resultados se conocerán en las próximas semanas

La segunda fase de pruebas clínicas de la vacuna contra la covid-19 desarrollada por la universidad inglesa de Oxford demuestra que es segura en personas mayores sanas y provoca una respuesta inmune, informa este jueves la revista médica The Lancet.

En colaboración con la farmacéutica AstraZeneca y otros organismos, los investigadores probaron el preparado, llamado ChAdOx1 nCoV-19, en un experimento con 560 adultos sanos, entre ellos 240 de más de 70 años, con el objetivo de observar su impacto en el sistema inmune y posibles efectos secundarios.

Los “prometedores resultados preliminares” indican que esta vacuna contra el virus SARS-CoV-2 ofrece “similares resultados de seguridad e inmunogenicidad en los adultos sanos de más edad que en aquellos de entre 18 y 55 años”.

Según The Lancetla Fase 2 permite concluir que el antídoto provoca “pocos efectos secundarios” “induce una respuesta inmune en ambas partes del sistema inmune en todos los grupos de edad tanto con una dosis baja como estándar”.

De acuerdo con el estudio, la vacuna británica genera una respuesta de las células T (capaces de encontrar y atacar células infectadas por el virus) a los catorce días de la primera dosis, y una respuesta de anticuerpos a los 28 días de la dosis de refuerzo (que atacarían al virus cuando circulase por la sangre o sistema linfático).

Los autores apuntan que la Fase 3 de las pruebas clínicas, que está en marcha, debe confirmar estos resultados y determinar “hasta qué punto la vacuna es efectiva para proteger de la infección por SARS-CoV-2” en un grupo más amplio y heterogéneo de personas, que incluya gente de edad avanzada con patologías previas.

En el estudio difundido hoy, que no mide la eficacia de la vacuna para proteger del virus, 560 adultos (160 de entre 18 y 55 años; 160 de 56 a 59 años y 240 de más de 70) con buena salud recibieron bien la vacuna de Oxford bien un antídoto de control.

Los voluntarios de más de 55 años fueron divididos en dos grupos y recibieron una sola dosis de la vacuna o dos en un periodo de 28 días.

Todos fueron observados desde el principio para detectar efectos adversos así como la respuesta inmune.

Los autores señalan que los efectos secundarios de la ChAdOx1 nCoV-19 fueron “leves” (como dolor por la inyección, fatiga, dolor de cabeza, fiebre o dolor muscular) si bien más comunes que con la vacuna de control.

Argentina acordó junto a México que producirá la vacuna de la Universidad de Oxford con AstraZeneca para su distribución en América Latina, en caso de que supere la fase 3. (REUTERS/Dado Ruvic/archivo)Argentina acordó junto a México que producirá la vacuna de la Universidad de Oxford con AstraZeneca para su distribución en América Latina, en caso de que supere la fase 3. (REUTERS/Dado Ruvic/archivo)

Se detectaron trece casos de gravedad en los seis meses desde la primera dosis pero que no se consideran relacionados con las vacunas.

Los investigadores explican que los efectos secundarios fueron incluso menos comunes en los adultos mayores que en los más jóvenes, y la respuesta inmune fue “similar” en todos los grupos de edad tras la dosis de refuerzo.

La vacuna indujo anticuerpos contra la proteína de punta del coronavirus 28 días después de una primera dosis baja o estándar en todos los grupos de edad. Después de la vacuna de refuerzo, el nivel de anticuerpos aumentó a los 56 días del inicio del experimento, y lo mismo sucedió con los anticuerpos neutralizadores 42 días después.

Por su parte, la respuesta de las células T contra la proteína de punta del coronavirus culminó catorce días después de la primera inoculación, al margen de la edad o la dosis.

La investigadora Sarah Gilbert afirma que este estudio “responde a algunas de las cuestiones” planteadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la necesidad de que las vacunas contra la covid protejan a las personas adultas de más edad.

Sin embargo, apunta, quedan por responder otras “preguntas sobre la eficacia y duración de la protección” y además se debe probar la vacuna en gente mayor con patologías para asegurar que protege a quienes tienen más riesgo de enfermar de gravedad.

 Sarah Gilbert, la investigadora que lidera el desarrollo de la vacuna de OxfordSarah Gilbert, la investigadora que lidera el desarrollo de la vacuna de Oxford

Los autores reconocen que su experimento “tiene limitaciones”, por ejemplo que las personas más mayores tenían una media de edad de 73 o 74 años y estaban sanas, lo que no refleja la situación en las residencias de ancianos.

Además, añaden, la mayoría de voluntarios de cualquier edad eran blancos y no fumadores, por lo que en la tercera fase de los ensayos clínicos se extenderán las pruebas a gente de diferentes procedencias.

Argentina acordó junto a México que producirá la vacuna de la Universidad de Oxford con AstraZeneca para su distribución en América Latina, en caso de que supere la fase 3.

Los ensayos de fase III de la vacuna ChAdOx1 nCov-2019 están en curso, con la posible llegada de los primeros resultados de eficacia en las próximas semanas, según un comunicado de la Universidad.

El informe completo:

(Visited 5 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas