Connect with us

Entretenimiento

Carlitos Balá, el hombre que regala risas y cosecha afecto cumple 95 años

Publicado

on

Es uno de los artistas más queridos por la gente. Rodeado de su familia y del amor de sus seguidores celebra un nuevo “cumplevida”

“¿Qué gusto tiene la sal?”, “Angueto quedate quieto”, “Sumbudrule”, “Ea, ea, ea, pé, pé”, “Un kilos y dos pancitos”, estas y otras frases marcaron la niñez de miles de chicos. Conservan el sello de la infancia y cuentan con un autor conocido: Carlitos Balá. El humorista hoy cumple 95 años. Mediante las redes, los chicos le hicieron llegar sus dibujos para acompañarlo en un cumple atípico. En comunicación su nieta Laura cuenta que su abuelo pasa la cuarentena respetándola de manera estricta. “Se aburre un poco pero con mi mamá, Laura, lo visitamos y nos ocupamos de todo lo que precisa, siempre cumpliendo todas las normas preventivas”. Su nieta cuenta que hoy festejarán el cumpleaños con el mimo que más le gusta: mucha comida. “Le vamos a preparar sus platos favoritos. Le encanta la comida árabe y sobre todo si es casera”. No habrá problema en elaborarla ya que ella es una chef experta. A través de su nieta, Balá mandó un enorme saludo a todos los lectores y les pregunta: ¿Qué gusta tiene la sal? Repaso por momentos únicos del hombre que alegró a dos generaciones.

En un cumpleaños atípico, Carlitos Balá será mimado por su nieta Laura y todos sus afectosEn un cumpleaños atípico, Carlitos Balá será mimado por su nieta Laura y todos sus afectos

Carlos Salin Balaá nació el 13 de agosto de 1925 en el barrio de Chacarita. En la carnicería de su papá, Carlitos solía inventar pequeñas obras de teatro. Las representaban figuras de papel en escenarios armados con cajones de verdura. Para garantizar el público en la vidriera colgaba un cartel que decía: Hoy función. Solía escaparse del colegio para ver a ídolos en el cine: Chaplin y Buster Keaton. Tímido, solía recordar su primer papelón. En un acto escolar debía decir un verso corto sobre la provincia de Mendoza y se lo olvidó. Las funciones quedaron solo para sus íntimos.

Sus amigos amaban sus chistes, pero la timidez lo paralizaba para probarse en el espectáculo. Recién a los 30 años aceptó la invitación de uno de ellos para realizar una prueba para el programa éxito de la época: La revista dislocada. Se presentó como “Carlitos Valdez”. Cuando su voz salió por la radio su padre no lo reconoció. Desilusionado, conservó el Carlitos pero a su apellido le sacó una a. Nacía Carlitos Balá.

Carlitos Balá junto a Palito Ortega y Minguito, Juan Carlos Altavista (Facebook: Carlitos Balá)Carlitos Balá junto a Palito Ortega y Minguito, Juan Carlos Altavista (Facebook: Carlitos Balá)

Sus inicios fueron en la radio, pero en la televisión encontró el éxito y la explosión de su talento. En el año 1961 apareció en La telekermese musical que salía por Canal 7 y no se detuvo más. Tres años después tuvo su propio ciclo en Canal 13: El soldado Balá. Su programa más recordado fue sin dudas El Show de Carlitos Balá.

Se presentaba con su característico peinado de pelo lacio con flequillo que todavía mantiene. Miles de chicos lo imitaban, para espanto de directivos y maestros que preferían el pelo cortito. El problema mayor de las maestrs era el “¡Sumbudrule!”, que consistía en pasarle a un compañero la mano por la cabeza como una araña, cuando estaba distraído. Este gesto desesperaba a los docentes, hartos de escuchar en la fila. “Señorita, fulanito me hace sumbudrule”.

Larry de Clay disfruta del SumbudruleLarry de Clay disfruta del Sumbudrule

Batía records de audiencia con personajes como el Indeciso, el Mago Mersoni y el Hombre invisible. Además desplegaba maravillosas y pegadizas frases de su invención como “¿Un gestito de idea?”, “¡Mirá cómo tiemblo!” y “Observe y saque fotocopia”.

Otra gran estrella fue el chupetómetro, un recipiente cilíndrico de dos metros de largo donde cientos de chicos depositaban sus chupetes. “Nunca los conté, ojalá lo hubiera hecho, porque hubiera entrado en el Guinness. Dos, tres millones, qué sé yo”.

La creación de dos éxitos

La frase más famosa, en tiempos donde el “boca a boca” era la única manera de “viralizar” era cuando preguntaba ¡¡¿Qué gusto tiene la sal?!! y todos los chicos contestaban gritando: ¡¡¡Salaaaado!!! La idea nació en 1969, en una tarde tranquila en Mar del Plata. Un chico lo miraba atento y Balá haciendo como que no lo veía preguntó varias veces en voz alta: “¡El mar! ¿Qué gusto tendrá el mar?” El nene permanecía silencioso y el siguió: “Ahhh, el mar tiene gusto a sal. Pero, ¿qué gusto tiene la sal?” Y antes de salir corriendo el chico le respondió. “¡Pero, qué gusto va a tener la sal! ¡Salada!” Y así nació un éxito que atravesó cuatro generaciones.

Histriónico pero tímido comenzó su carrera a los 30 años (Facebook: Carlitos Balá)Histriónico pero tímido comenzó su carrera a los 30 años (Facebook: Carlitos Balá)

Angueto, el perro invisible surgió en una tienda en Disney. Balá siempre atento encontró una correa rígida y se le ocurrió el chiste del perro. “Un turista que estaba al lado se asustó y me gustó la idea porque pensé que podía ser un buen personaje. Cuando llegué a Buenos Aires, mandé hacer una correa similar y le puse Angueto por mi hija Laura. Cuando era chica, con mi mujer le decíamos “Anguetita”, una palabra inventada”.

Un hombre solidario

Bala era famoso por su profesionalismo. Jamás llegaba tarde y se encargaba de supervisar personalmente que todo estuviera perfecto. A sus shows tanto en la televisión, como en el teatro asistían decenas de chicos. Era muy meticuloso y responsable para controlar que los espacios fueran seguros y sin riesgo. Su buena onda con sus pequeños seguidores era legendaria. No era una actitud impostada para las cámaras ni una estrategia de marketing. Genuinamente se divertía con ellos.

En los tiempos que recorría el país con el Circo de Carlos Balá, su asistente sabía que debía visitar los colegios de la zona. Preguntaba qué chico, qué familia pasaba por dificultades económicas y eran invitados gratis a la función. No recibían las entradas sobrantes ni las peores ubicaciones. Eran los invitados preferidos de Balá.

"Los chicos de ahora son mucho mas 'piolas', saben todo, usan mucho la tecnología y eso es increíble" (Prensa Aguada)“Los chicos de ahora son mucho mas ‘piolas’, saben todo, usan mucho la tecnología y eso es increíble” (Prensa Aguada)

Una vez tomando un café frente a un hospital miró el edificio y pensó: qué hago acá mientras tantos chicos la pasan mal. Se presentó ante los directivos sin chapear sin pedir canjes ni favores. Explicó que solo deseaba “llevar alegría” y pasó cinco horas visitando enfermos y suministrando el único remedio que si no cura al menos alivia: la risa. La experiencia lo marcó y la repitió a lo largo de los años en diversos hospitales, sin cámaras, sin prensa, solo como un hombre solidario.

En estas visitas “sanadoras” los que primero se ríen son los profesionales de la salud y los padres de los pacientes que lo recuerdan de su infancia, pero apenas comienza a andar entre las camas, hacer el “gestito de idea” o el “sumbudrule”, los chicos de hoy festejan como los chicos de ayer.

El famoso "gestito de idea"El famoso “gestito de idea”

Guarda todas las fotos que le regalaron sus seguidores. Las conserva en cien biblioratos donde anota quién se las regaló, cuándo y dónde. En tiempos de mensajitos suele sorprenderlos con llamados para felicitarlos por su cumpleaños.

Para caminar unas cuadras puede tardar hasta dos horas porque se detiene a conversar con cada persona que lo reconoce, le cuenta una anécdota, le pide una selfie o enmudece al verlo. Al reconocerlo, los colectiveros tocan la bocina, los taxistas suelen llevarlo gratis y desconocidos lo invitaban a tomar un café para contarle “gracias a usted dejé el chupete”. Nunca falta el que abre su billetera para mostrarle que conserva una foto en blanco y negro de ese pibe que fue y alguna vez se abrazó con su gran ídolo, Carlitos Balá.

Famosos e ignotos conservan fotos de su infancia con su ídolo. En este caso el Mago sin Dientes

Famosos e ignotos conservan fotos de su infancia con su ídolo. En este caso el Mago sin Dientes

En medio de la pandemia mostró su compromiso con el bien común. Grabó un video haciendo tomar conciencia a los argentinos de la importancia de respetar la cuarentena total dispuesta por el gobierno para evitar la propagación del Covid.

“Hacé como yo, me quedo en casa. ¿Y vos?”, dijo el generador de tantas carcajadas desde su casa de Recoleta, donde cumple el aislamiento. Y compartió el video en su cuenta de Facebook, donde cuenta con más de ochocientas mil personas que, día a día, siguen y comentan sus posteos y le acercan su cariño.

El 16 de marzo pasado, cuando recién comenzaban a conocerse las recomendaciones sobre cómo evitar el contagio del coronavirus en la Argentina, Balá hizo otro posteo en que el decía: “Queridos Balacitos: a lavarse bien seguido las manos, utilizar alcohol en gel, cubrite con el pliegue del codo cuando tosés o estornudás, ante un cuadro de fiebre, tos o dificultad para respirar, consultá al médico. Cuidate vos mismo y cuidá mucho a tu prójimo… Cariños y salud para todos. Nos vemos… Eaeapepeeeeeee”.

El Club Chacarita le rindió homenaje con un mural en el estadio (Prensa Chacarita)El Club Chacarita le rindió homenaje con un mural en el estadio (Prensa Chacarita)

Carlitos y Francisco

Hace cinco años el sorprendido fue él. Recibió una llamada de larga distancia y un amable y formal secretario le anunció que querían saludarlo. Cortó y cuando levantó nuevamente el teléfono escuchó al papa Francisco. “Me dijeron que cumple 90 años” y Balá, genio y figura, contestó con el mismo tono que su personaje Petronilo “y no le han mentido”.

El humor y la calidez no terminaron ahí, el Papa lo invitó a visitarlo. En una entrevista con la agencia Télam contó ese momento: “Viajé hasta Roma y me dijo: “Lo veo bien Balá” a lo que yo le contesté “ha cambiado los lentes”.

Carlitos Balá y su encuentro en el Vaticano con el papa Francisco (NA)Carlitos Balá y su encuentro en el Vaticano con el papa Francisco (NA)

Es la historia de un amor

Este cumpleaños lo pasará como siempre con su gran amor, Marta Venturiello o Martita como la llama. La descubrió entre los más de quinientos invitados en una fiesta de casamiento. Caballero, cuando las luces se apagaron se ofreció a acompañarla a su casa en… el colectivo 39. En medio del trayecto, para hacerla reír, se puso a vender lapiceras entre los dormidos pasajeros. “Nunca más salgo con este payaso, cabeza fresca”, se prometió ella.

Sin embargo, nunca digas nunca porque el payaso resultó ser “era el hombre más respetuoso del mundo y me conquistó”. Estuvieron siete años de novios y llevan 57 de casados.

Carlitos Balá recibió una mención especial de los premios Hugo y como siempre lo acompaña Martita, su gran compañeraCarlitos Balá recibió una mención especial de los premios Hugo y como siempre lo acompaña Martita, su gran compañera

El año pasado, el programa de Santiago del Moro, contó: “Estuve toda mi vida con él, desde los 18 años, siete de novio, 56 de casados. Me presenta como su mamá”, dijo la mujer entre risas. Y agregó: “Para mí es un chico caprichoso”. “En una pareja uno se tiene que adaptar, yo me adapté a la modalidad de él por su trabajo, yo dejaba que ensayara tranquilo. Me gusta cuando sonríe, que esté feliz”, sostuvo la mujer que lo acompaña desde sus inicios. Seguramente hoy le cocinará sopa de sémola y empanadas de choclo o pollo, sus platos favoritos Tienen dos hijos, Martín y Laura y dos nietos: Tomás y Laurita (para distinguirla de su mamá).

“Estoy recibiendo todo el amor que di. Llego a esta edad con el cariño de la gente, algo que no tienen los políticos. Soy el hombre más feliz del mundo”, asegura y no se equivoca.

El humorista conserva una audiencia de chicos y grandes que le gritan; ídolo

El humorista conserva una audiencia de chicos y grandes que le gritan; ídolo

(Visited 63 times, 1 visits today)

Entretenimiento

Murió la periodista Nelly Raymond: tenía 88 años

Publicado

on

Por

La también conductora y bailarina estaba internada en el Hospital Español desde el fin de semana pasado. La noticia fue confirmada por una de sus sobrinas nietas, Lucía Ugarte, quien también es conductora de televisión

Nelly Francisca Aldunate de Fernández Unsain -popularmente conocida como Nelly Raymond– murió el miércoles por la noche en el Hospital Español, a los 88 años. La periodista había sido internada el último fin de semana por un cuadro de deshidratación, que complicó su estado de salud por otras problemas que arrastraba.

La triste noticia la confirmó su sobrina nieta, Lucía Ugarte, a través de su cuenta de Twitter“Que descanses en paz tía. Gracias por contagiarme tu fuerza, glamour, por inspirarme, por hacerme reina de belleza”, escribió la joven que también se destaca como conductora de televisión. Y agregó una emotiva anécdota junto a la periodista y locutora. “Nunca me voy a olvidar el Año Nuevo que pasamos solas en tu piso sobre la 9 de julio brindando champagne y riéndonos de la vida”.

El tuit de Lucía Ugarte para despedir a su tía abuela Nelly RaymondEl tuit de Lucía Ugarte para despedir a su tía abuela Nelly Raymond

“No nos sacábamos muchas fotos porque vos estabas harta de los paparazzi, pero cada tanto me dejabas robarte una”, agregó la conductora en su cuenta de Instagram homenajeando a su tía abuela. Y difundiendo una de las últimas imágenes de Nelly, una de las personalidades más queridas y reconocidas del medio.

Lucía tenía presente en todo momento a Nelly Raymond. “Siempre fui muy fashionista, desde chiquita me vestía con la ropa de mi tía abuela y jugaba a ser una pequeña diva actuando y cantando en el living de mi casa”, solía decirle a sus amigas sobre la artista.

Lucía Ugarte también despidió a su tía abuela a través de su cuenta de InstagramLucía Ugarte también despidió a su tía abuela a través de su cuenta de Instagram

Lucía Ugarte -que conduce Chicas guapas, por América-, también compartió una serie de fotos de Nelly Raymond a lo largo de su extensa carrera. Una de ellas corresponde a una campaña del lanzamiento de La campana de cristal, por el entonces Canal 13. Fue en febrero de 1969. La productora posó junto a primerísimas figuras: Héctor Larrea, Leonardo SimmonsFernando Bravo, Norberto Longo y Julio Lagos.

“Recordar es volver a pasar por el corazón”, escribió hace un mes en su cuenta de Twitter el periodista Julio Lagos sobre aquella imagen en blanco y negro.

El lanzamiento de "La campana de cristal", por El TreceEl lanzamiento de “La campana de cristal”, por El Trece

Nacida el 3 de abril de 1932, Nelly Raymond es dueña de una extensa trayectoria como periodista, conductora, locutora, productora, directora de televisión, bailarina y actriz. Estuvo en pareja con Juan Andres Fernández Unsain con quien tuvo a su único hijo, Ramiro Fernández Unsain, que actualmente vive en San Pablo, Brasil. Luego de la separación, se casó con Juan Collini.

Uno de sus primeros trabajos de Raymond en el mundo artístico fue en la película La calle junto a la luna, en 1951. Le siguieron La última escuadrilla El muerto es un vivoDebutó en pantalla chica en 1956 con el ciclo ¡Pasa cada cosa!, junto a Tincho ZabalaRoberto Sonntag Pepe Soriano. Ese mismo año, y haciendo gala de un virtuosismo que encontraba pocos límites, acompañó al gran Ástor Piazzolla para El tango, señor de la ciudad.

A fines de los 60 Nelly fue una de las caras del programa Panorama Hogareñocon el que ganó un Martín Fierro. Uno de sus últimos trabajos fue en 1975, nuevamente con Héctor Larrea: se trataba del concurso Feliz luna de miel para mamá y papá.

En más de una oportunidad fue la encargada de traducir la ceremonia de los premios Óscar para la televisión argentina. Aunque sin dudas su labor más recordada es como anfitriona del concurso Miss Argentina. Incluso organizó la edición Miss Tierra del Fuego, en Ushuaia.

En radio participó de infinidad de ficciones y lo último fue un especial de unitarios de Alberto Migré que se realizó en el 2001, Permiso para imaginar, por Radio La Ciudad.

(Visited 23 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Entretenimiento

Luto en el folclore: murió Eduardo “Polo” Román, histórico integrante de Los Chalchaleros

Publicado

on

Por

Falleció en Mar del Plata. Fue el pilar rítmico del grupo desde 1966 hasta su despedida. En 2018 presentó su disco solista en el Tren de las Nubes.

Eduardo “Polo” Román, reconocido por ser integrante del legendario grupo folclórico Los Chalchaleros, murió este martes a sus 83 años en Mar del Plata después de que se agravara su estado de salud por una enfermedad, según informaron familiares del músico.

El instrumentista -que hacía décadas residía en esa ciudad de la costa bonaerense- llevaba tiempo internado sin poder recuperarse.

El folclorista nacido en Cafayate, Salta, el 7 de marzo de 1937, comenzó como bombisto y cantante en Los Puesteros de Yatasto (grupo que tuvo la mirada de Gustavo “Cuchi” Leguizamón). Pero en 1966, en pleno boom del folclore, se incorporó al cuarteto creado en 1948 en reemplazo de uno de los fundadores del grupo, Víctor Zambrano, para la grabación del álbum En esta zamba ausente, y ya no abandonaría más su lugar en el cuarteto hasta su despedida, en 2002.

La formación inicial, que también tenía como miembros a Carlos Franco Sosa, Aldo Saravia y su primo Juan Carlos Saravia, quien a los 89 años murió el 17 de enero de este año, fue tomando una nueva forma con el ingreso de “Polo”, Ernesto Cabeza y “Pancho” Figueroa, otro de los históricos del grupo.

Lo cierto es que a partir del ingreso de “Polo”, el grupo publicaría al menos unas tres decenas de discos mientras que, con su tradicional atuendo blanco sobre el que lucían sus ponchos salteños Saravia, Román y Figueroa, junto a Cabeza hasta 1980 y luego con Facundo Saravia en su reemplazo, recorrerían el mundo a bordo de una identidad sonora que mantuvieron a lo largo de toda su trayectoria.

En su gira del "adiós", Los Chalchaleros y el bombo de "Polo" Román. /Foto Daniel Cáceres

En su gira del “adiós”, Los Chalchaleros y el bombo de “Polo” Román. /Foto Daniel Cáceres

En ese largo camino, el grupo compartió su música con grandes figuras del folclore, como Mercedes SosaRaúl BarbozaHoracio Guarany, el Dúo Coplanacu y Atahualpa Yupanqui, pero también con artistas de más allá de las fronteras del género como Les Luthiers, Joan Manuel Serrat, Alberto Cortez y Jairo, entre otros, quienes se sumaron al grupo en su álbum Todos somos Chalchaleros, publicado en el año 2000.

Poco después, el cuarteto emprendería una larga despedida en la que el ritmo, como siempre, fue marcado por el bombo de “Polo”, quien casi no se dio tiempo a descansar, y salió al ruedo en plan solista con sus Cuentos de un chalchalero, que le servían de excusa para repasar aquella vieja y rica historia cuyo legado permanece intacto.

Ese deseo de salir a tocar cristalizó una vez más en 2014 cuando unió fuerzas con su viejo compañero de ruta, “Pancho” Figueroa, para con el disco y espectáculo Se va la segunda, darse la posibilidad de seguir ofreciendo música a un público que respondió con lealtad a la propuesta.

“Cuando nos despedimos en 2002 con los Chalcha, mi tristeza fue muy grande, me faltaba algo y es por eso que había decidido seguir con un espectáculo recordando su historia, pero por esas cosas que tiene la vida nos encontramos con Pancho (Figueroa) en Mar del Plata, donde resido, y después de algunas charlas dijimos ‘¿por qué no?’“, dijo entonces Román a Télam.

Los Chalchaleros y la Negra Sosa, una juntada folclórica hecha de tradición y compromiso.

Los Chalchaleros y la Negra Sosa, una juntada folclórica hecha de tradición y compromiso.

“Me llamó la atención que a mucha gente joven le gustaba. Pasaron los años y, cuando nos encontramos con Pancho, andábamos por las calles y la gente nos preguntaba ‘¿por qué se fueron? y eso nos terminó por convencer para regresar haciendo algo bien criollito, con guitarra, bombo y dos voces”, completó “Polo”.

A partir de ese momento, el músico ya no dejaría de tocar. A tal punto que en 2018, a los 81 años, Román presentó su álbum Antológico, para celebrar esa tradición que había sabido alimentar con su antigua formación. Junto al Salta Trío, el bombisto volvió a grabar clásicos de aquellos, con la producción artística del músico de Los Tekis, Sebastián López.

Pancho Figueroa y Polo Román no aguantaron mantenerse en silencio, y en 2014 salieron a girar nuevamente.

Pancho Figueroa y Polo Román no aguantaron mantenerse en silencio, y en 2014 salieron a girar nuevamente.

Sólo que para presentarlo, en vez del de un teatro con el cobijo de un buen techo, el músico eligió como escenario uno montado en el andén de la estación de San Antonio de los Cobres, en el trayecto del fantástico Tren de las Nubes en plena puna, en la mañana luminosa del 4 de octubre de 2018, a 3775 metros sobre el nivel del mar.

“Me baja la presión. Me duele la cabeza. Me falta todo. Y encima no hay vino”, bromeaba “Polo”. “De mi madre y Zamba del grillo fueron las canciones que abrieron el minishow de 20 minutos. LloraréCueca de la viña nueva y Amalhaya siguieron con el concierto, que despertó interés -infaltables celulares en alto- incluso en aquellos extranjeros que quizá nunca escucharon a “Los Chalcha”. Una pareja de señoras, ignorando las instrucciones médicas anti puna, comenzaron a bailar en el andén“, relató el cronista de Clarín que acompañó aquella aventura.

"Polo" Román en las alturas. El ex chalchalero presentó junto al grupo Salta Trío su nuevo disco, "Antológico", con un recital en la estación San Antonio de los Cobres, del Tren a las nubes, y luego hizo el recorrido hasta el viaducto La polvorilla.

“Polo” Román en las alturas. El ex chalchalero presentó junto al grupo Salta Trío su nuevo disco, “Antológico”, con un recital en la estación San Antonio de los Cobres, del Tren a las nubes, y luego hizo el recorrido hasta el viaducto La polvorilla.

Antes de la última canción, la antigua bocina del ferrocarril comenzó a sonar, pero había tiempo para una más. “Nos despedimos con esta hermosa zamba carpera”, dijo Román antes de arrancar con La cerrillana. “Siempre cantar”; esa era la consigna que hacía de combustible para que el chalchalero decidiera no decir basta.

“¿Cómo pasó todo esto? No sé”, confesó en algún momento, durante aquella excursión salteña, como quien buscaba misterios en su carrera sin poder encontrarlos. “Parece mentira cómo se fue desparramando la música de Los Chalchaleros en todas partes. Llegábamos a países rarísimos, donde no se hablaba ni una palabra de español. Pero todos conocían La López Pereyra y Zamba de mi esperanza. ¡Qué lindos momentos pasamos con esa gente?”, decía.

Y como si se anticipara a este triste 19 de noviembre de 2020, susurraba: “Qué alegría todo. Fue una buena vida la mía”.

(Visited 82 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Entretenimiento

Carlín Calvo fue trasladado a un centro de alta complejidad: quedará internado de manera permanente

Publicado

on

Por

Por su cuadro de salud, la familia decidió trasladar al actor a un lugar especializado donde es cuidado las 24 horas por personal médico

Carlín Calvo está internado en un centro de alta complejidad. La familia del actor tomó esta decisión ya que el actor de 67 años requiere atención médica de manera constante por su cuadro de salud. De esta manera, se garantizan que esté cuidado las 24 horas por profesionales idóneos.

“Fue trasladado a un centro de complejidad con gente que tiene ese tipo de enfermedades, donde es cuidado las 24 horas. Y como no reconoce a quién tiene a su alrededor, lo mejor es que tenga asistencia permanente”, afirmó Andrea Taboada, la panelista de Los Ángeles de la Mañana, el ciclo que conduce Ángel de Brito por la pantalla de El Trece.

El actor estaba viviendo en un departamento de Belgrano, rodeado de personal de salud que se turnaba para cuidarlo. Además, siempre ha contado con el apoyo de la madre de sus hijos, Carina Galucci, y de sus amigos incondicionales, como Javier Faroni. Sin embargo, por sus necesidades actuales su familia decidió que lo mejor era trasladarlo a un centro médico.

Carlín Calvo con su familia y amigos (Foto: Instagram)Carlín Calvo con su familia y amigos (Foto: Instagram)

“A pedido de Carina y sus hijos, Facundo Abril Calvo, les cuento que el estado de salud de Carlín Calvo es el habitual: su cuadro clínico no tuvo en los últimos días ningún cambio -precisó la jefa de prensa de Carlín, Martina Valía-. Lo que sí sucedió fue que hace unas tres semanas Carina y los chicos decidieron finalmente trasladarlo a un centro de cuidados especiales. Allí recibirá la misma atención que ya venía recibiendo y requiere”.

“La decisión fue tomada luego de muchos meses de pensar, evaluar, analizar y contemplar qué sería lo mejor para él -agregó Valía-. Es decir que no se tomó de un día para el otro, motivada por ninguna situación clínica puntual, si no que tiene que ver con una elección para su mejor calidad de vida a futuro. También la pandemia les hizo considerar que esto es lo más seguro para él”. Y concluyó: “El cuadro de Carlín es el mismo de siempre, con todo lo que eso conlleva”.

Cabe recordar que la salud del actor se fue deteriorando tras sufrir dos ACV. El primero fue en 1999 y, luego de pasar varios días internado en el Instituto Argentino del Diágnóstico, viajó a Cuba para realizar una fuerte rehabilitación. A su regreso, volvió a la televisión con El Hacker.

Pero en 2010, a minutos de salir al escenario en Mar del Plata con la obra Taxi, tuvo otro ACV que le dejó fuertes secuelas de las que no se pudo recuperar en su totalidad. Desde ese momento, tiene problemas en el habla y en su movilidad, lo que le imposibilita realizar salidas a la calle por sus propios medios.

A finales de 2019, también tuvo algunos problemas de salud y estuvo internado en el Sanatorio de La Trinidad con pronóstico reservado por una infección generalizada que habría sido producida por la mala colocación de una sonda vesical. Luego de recibir el alta médica, regresó a la clínica por infección respiratoria.

Carlín y su hijo FacundoCarlín y su hijo Facundo

Como habían circulado versiones sobre un supuesto cuadro de gravedad, su ex pareja lo desmintió “Está mejorando día a día, y se va recuperando para poder cambiar el modo de alimentación, es decir, pasar de la sonda nasogástrica, que se tapa y no es lo más conveniente porque provoca infecciones, por un botón gástrico”.

“Siempre fui clara al hablar de la salud de Carlín: mis hijos no se están despidiendo, no hay nada más falso que eso. Me agota que, a pesar de querer responderles a todos y agradecer la preocupación por Carlos, digan semejante cosa”, señaló Carina. “Él está bien y se encuentra fuera de peligro, lo quiero aclarar porque no dejan de llamarme pensando que se está muriendo”, agregó.

Por su parte, Facundo, su hijo, publicó en las redes sociales un mensaje para desmentir que él se había despedido de su padre: “Hola a todos. Quería aclarar algo que se está diciendo en los medios y mucha gente me anda preguntando. Se dijo que yo ya me despedí de mi papá, que puede irse tranquilo, dando a entender que está al borde de la muerte prácticamente. Lo cual es mentira”.

“No voy a decir que él está 10 puntos ni nada. Él viene peleándola hace rato, pero nunca estuvo en peligro su vida. Está en una sala común hace unos días ya, y sigue internado porque tienen que colocarle un botón gástrico. Pero nada riesgoso”, aseguró el joven.

(Visited 18 times, 1 visits today)
Seguir leyendo

Más Visitadas