Sign in / Join

ANEXO DEL CASINO DE MENDOZA, HOY CENTRO CULTURAL CUMPLE SU PRIMER AÑO

Por allí donde funcionaba una sede del Casino de Mendoza, hoy casi un millar de personas transitan el espacio, convertido en un verdadero lugar de encuentro con el arte y la cultura del Valle. El próximo domingo 15 será sala de proyección para el preestreno de un documental mendocino

El sonido intermitente de las máquinas de juego con gente a paso lento entregando su suerte al azar, las filas de una caja de vidrios polarizados que se ofrece mágica para un consumidor solitario. Esta postal se repetía día tras día en el kilómetro cero del Valle de Uspallata, allí donde funcionaba hasta el 2015 una sede del Casino de Mendoza. Pero hoy, y desde hace un año, esa imagen cambió completamente. Para los uspallatinos y también para sus visitantes.

El pueblo está de fiesta. Tiene un hito social que celebrar. Porque este domingo 8 de abril el Centro Cultural Uspallata cumple su primer aniversario. Un casino convertido en espacio para el arte y la cultura del Valle es digno de protagonizar un capítulo central de la historia de una ciudad. Y son los vecinos de Uspallata quienes escriben su propia historia.

Esto gracias a la gestión de la Municipalidad de Las Heras que hace un año cortó la cinta de apertura del Centro Cultural Uspallata después del trabajo mancomunado conEl Suri Asociación Civil. Esta organización de Uspallata lleva años dedicada la expresión cultural del Valle y unió sus fuerzas con la Dirección de Cultura del municipio para lograr al fin un espacio cultural digno y acorde.

En este primer año recorrido, casi un millar de personas disfrutaron de sus instalaciones. Más de 600 alumnos se contabilizó en la matrícula de los diferentes talleres que en esta sala se ofrecen. Y el dictado de clases es cotidiano, con actividades para niños, jóvenes y adultos. Son 25 talleristas de Uspallata quienes alimentan el espíritu creativo y social del Valle, el polo cultural más importante del departamento lasherino.

Un lugar de encuentro con la comunidad y con el arte, en pleno corazón del Valle de Uspallata, inicia su temporada 2018 con la incorporación de nuevos talleres (como folclore para adultos mayores, arte terapia, taekwondo, muralismo, ilustración experimental y literatura) y una agenda variada de espectáculos locales así como charlas y disertaciones referidas a la cultura de la región.

Danza, teatro, música y cine se distribuyen en su cartelera que abre el próximo domingo 15 con la proyección en calidad de preestreno del documental mendocino Arrieros. Este trabajo cinematográfico de Marcelo Coria retrata la vida de los trabajadores de montaña que trasladan los equipamientos de andinistas hasta el corazón del Anconcagua.

“Ha superado nuestras expectativas, de ahí que este año ampliemos la oferta cultural, Uspallata es tierra de grandes artesanos, gestores y artistas de nuestra cultura”, afirma el intendente Daniel Orozco acerca del centro cultural. Y destaca que “está llevado adelante por profesores del Valle, dándole respuesta de trabajo a su gente”.

Esta primera y única sala teatral también recibe obras y espectáculos protagonizados por reconocidos talentos del medio como Guillermo Troncoso. Y fechas como la Fiesta de la Nieve o shows de danza uspallatinos han colmado la capacidad del lugar.

Además, en el Centro Cultural Uspallata se crean y montan utilerías o videos para la Vendimia departamental. “Son acciones en conjunto, se trabaja en equipo y eso es lo que le da su fortaleza y crecimiento ante su comunidad”, expresa María Laura Fuertes, subsecretaria de Intendencia de Las Heras, quien forjó desde la primera hora este sueño hecho realidad.

El icónico mural de bienvenida

Este espacio de intercambio, aprendizaje, puesta en valor y exposición para las distintas expresiones artísticas del Valle da la bienvenida a sus visitantes con un enorme mural en toda su fachada.

“Envolver de arte este edificio con la semilla que da su fruto”, esa simbología es la que expresa la obra muralista que se verá terminada al 100 por ciento para mayo. Casi dos meses de pintura llevó la realización de la primera etapa del mural, que fue inaugurada durante el último Festival de Alta Montaña en febrero pasado. Y ahora se completará en breve al abrazar toda la estructura del centro cultural.

La obra es creación del colectivo independiente APU, integrado por seis plásticas uspallatinas, quienes la titularon “Sembrando identidad”. “En el mural se representa fundamentalmente el concepto de transformación y de integración”, dicen las pintoras y completan: “Un mural de miradas, sentires y percepciones diversas sobre el mismo lugar: Uspallata”.

La idea de las artistas fue plasmar en las paredes exteriores esa “transformación” que tuvo el espacio, convertido de casino en centro cultural. También el de crear la “integración” en una sinfonía de colores, de simbología andina y mitología. De ahí que se aprecie la leyenda del Pachacutí, del emblema Wiphala, animales totémicos, el maíz, el apu Aconcagua y el agua con la intención de valorizar nuestras raíces.

Las APU son seis mujeres que desde el 2011, con diferentes técnicas y estilos, trabajan en conjunto para exponer y difundir su obra en el Valle de Uspallata. El objetivo es impulsar espacios culturales de apertura al arte en todas sus formas, poniendo en valor a los artistas y sus obras de la montaña mendocina. Ellas son: Cintia Candito, Ludmila Armando, Norma Galar, Andrea Fietta, Mar Sabatini y Sil Santamarina.

Deja una respuesta