Connect with us

Economia

Advierten que los pagos de servicios en efectivo podrían tener un costo extra para los usuarios

Publicado

on

La implementación de una tasa bancaria a los depósitos en efectivo podría provocar que las empresas de cobro de servicios —como PagoFácil o Rapipago— comiencen a trasladar ese costo extra a sus clientes por cada operación que realicen.

Las firmas de cobro de servicios depositan diariamente grandes sumas de dinero en los bancos producto de la recaudación por los pagos, pero que luego son transferidas a las empresas de servicios de luz, electricidad, agua, tarjetas de crédito, entre otras. Los bancos les cobran una tasa o comisión por esos depósitos.

 El efectivo tiene un costo financiero porque se requiere lugar para almacenar el dinero y transportadoras de caudales

“Los bancos están empezando a cobrar una comisión por recibir los fondos el efectivo. Y estamos definiendo si el costo lo paga la empresa o lo vamos a tener que trasladar al público. Lo que nos cobran es el 1% sobre el depósito efectivo”, explicó a Infobae Gustavo Gómez, presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Cobranza Extrabancaria de Impuestos y Servicios (Caeceis).

El Banco Central tiene un plan de limitar los movimientos en efectivo. El efectivo tiene un costo financiero porque se requiere lugar para almacenar el dinero y transportadoras de caudales”, agregó Gómez.

El Banco Central busca desincentivar el uso del dinero en efectivo (La Voz del Interior)

El Banco Central busca desincentivar el uso del dinero en efectivo (La Voz del Interior)

Aunque las empresas de cobro en el último tiempo habilitaron los pagos con tarjeta de débito, esa modalidad representa hasta ahora apenas un 12% del volumen total de los pagos. El resto se realiza en efectivo y desde la cámara estiman que el proceso para que ese porcentaje sea más alto demorará entre 4 y 5 años.

La política del Banco Central de aumentar la utilización de medios electrónicos para reducir el uso de efectivo impactó en la logística del dinero. Si bien en un comienzo las entidades bancarias intentaron reorganizarse, luego tomaron medidas para desincentivar la recepción de efectivo cobrando una pequeña tasa.

 La Argentina tiene uno de los índices más bajos de bancarización en la región: el 52% de las personas sigue utilizando el efectivo para manejarse en su economía diaria

“Las empresas que se ven obligadas a gestionar grandes volúmenes de efectivo son aquellas que brindan servicio a personas que no están bancarizadas o que poseen cuentas bancarias y por cuestiones de hábito retiran por cajero automático y se manejan con efectivo”, argumentaron desde la cámara.

“El perjuicio que trae aparejado el costo para depositar efectivo es que finalmente se convierte en un costo para toda la población, porque tanto los supermercados como las empresas de servicios públicos y todas aquellas que reciben efectivo de sus clientes tarde o temprano se lo trasladan al precio de sus productos o servicios”, aseguró Ignacio Piccatto, gerente de Operaciones de Cobro Express.

Los pagos en efectivo siguen siendo una modalidad frecuente entre los argentinos

Los pagos en efectivo siguen siendo una modalidad frecuente entre los argentinos

Caeceis nuclea a todas las redes extrabancarias del país, entre ellas Bica Ágil, PagoFácil, RIPSA, Rapipago, Pluspagos, Multipago, CobroExpress, ProntoPago y ProvinciaNet.

La Argentina tiene uno de los índices más bajos de bancarización en la región: el 52% de las personas sigue utilizando el efectivo para manejarse en su economía diaria, según una encuesta de la Universidad de Palermo (UP) y la consultora Voices. El porcentaje está por encima del promedio de América Latina y el Caribe, que ronda el 47%. En países vecinos los porcentajes son más bajos: 26% en Chile, 30% en Brasil, 36% en Uruguay y 49% en Bolivia.

 Hay un porcentaje significativo de personas que aún teniendo una cuenta bancaria prefiere retirar todo el dinero una vez al mes

Según detallaron desde la cámara, también hay un porcentaje significativo de personas que aún teniendo una cuenta bancaria prefiere retirar todo el dinero una vez al mes. Se estima que los billetes y monedas que circulan en la Argentina suman el equivalente a unos USD 700 por habitante.

En el último tiempo, como consecuencia del avance de los medios de pago electrónico y la caída del poder adquistivo, los hábitos de pago de servicios se fueron modificando. Según Gómez —que además es el gerente General de Rapipago— observó que es cada vez más frecuente que los clientes vayan dando de baja servicios como cable, teléfono fijo, planes de medicina prepaga.

El manejo de grandes cantidades de dinero en efectivo tiene un alto costo logístico (NA)

El manejo de grandes cantidades de dinero en efectivo tiene un alto costo logístico (NA)

En telefonía fija vemos volumenes 90% más bajos que hace 5 años. Y en cable en los últimos años vemos una caída del 5% anual en volumen de cable. En prepaga vemos que muchos que tenían un plan se dan de baja”, explicó.

Sin embargo, la morosidad de los clientes no aumentó. “Me llama la atención que en la crisis, no se observan grandes demoras en los pagos de servicios básicos. En general, los argentinos somos muy buenos pagadores”, señaló. Es más: entre el 60% y el 70% de las personas respecta la fecha de pagos en los servicios básicos, como luz, gas y agua.

 Entre el 60% y el 70% de las personas respecta la fecha de pagos en los servicios básicos, como luz, gas y agua

Otro cambio que observa es que más gente cambia la modalidad de débito automático por pagos online o en efectivo, que le permiten controlar mejor el costo de cada servicios.

Las empresas del sector de pago se preparan para incorporar nuevos servicios. Este año, por ejemplo, comenzarán a ofrecer tarjetas de crédito prepagas —con la marca Mastercard— que se recargan en las sucursales y luego se puede usar en comercios, compras por Internet o suscripción a servicios.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

Seis de cada diez argentinos temen perder el empleo

Publicado

on

Por

Un informe de la Universidad de San Martín advierte que la percepción de “empleabilidad” se viene deteriorando de manera sostenida desde 2017.

A horas de que el INDEC informe el nuevo índice de desocupación, el Monitor Sociolaboral elaborado por el Centro de Capacitación y Estudios sobre Trabajo y Desarrollo (CETyD), de la Universidad de San Martín, advirtió que todos los indicadores vinculados a la percepción de la población sobre el presente y el futuro de la situación laboral (tanto personal como general) se derrumbaron.

De acuerdo con el informe del CETyD el 74% de las personas consultadas aseguró contar con menos probabilidades de encontrar un trabajo que hace un año. El 18% de ellas aseguró que no cambió la situación y las posibilidades de conseguir un trabajo son las mismas que tenían hace un año. Apenas el 6% aseguró que la situación mejoró.

La percepción de “empleabilidad” viene deteriorándose de manera sostenida desde septiembre de 2017 cuando comenzó a medirse. En cada una de las cinco mediciones realizadas desde entonces el indicador evidenció un empeoramiento. Entre septiembre de 2017 y mayo de 2019, la proporción de la opinión pública que considera que tiene menos posibilidades de encontrar trabajo que un año atrás se incrementó 27 puntos porcentuales.

En tanto el 71% de quienes participaron del sondeo aseguraron tener amigos o familiares cercanos que perdieron el empleo en los último tres meses.

Este indicador, conocido como el “fantasma del desempleo”, alcanzó en mayo pasado el nivel más alto de toda la serie.

En tando sigue en alza el miedo a perder el empleo. De acuerdo con el estudio del CETyD el 58% de los ocupados teme perder su trabajo. Se trata del valor más alto de la serie iniciada a fines de 2016.

Desde septiembre de 2017, la proporción de personas que tienen temor a perder su empleo se subió 18 puntos porcentuales. Esta proporción crece aún más cuando se habla de los trabajadores menos calificados. El 71% de quienes poseen el nivel secundario incompleto declaró estar muy o bastante preocupado por perder su empleo.

A este esencario se suma que el 75% de los ocupados admitió haber sufrido una fuerte reducción en el poder adquisitivo de sus salarios, al tiempo que una proporción similar espera que el deterioro de sus ingresos se mantenga a lo largo de este año.

Frente a este escenario creció la legitimidad social de las protestas y se espera una mayor conflictividad en las calles en los próximos meses.

En este sentido el 71% de las personas está convencida que los conflictos irán en alza en los próximos 3 meses al tiempo que el 60% de los encuestados aseguró que las distintas expresiones de conflictividad obdecen a reclamos legítimos por necesidades y derechos insatisfechos. Apenas el 27% atribuye el aumento de la conflictividad a cuestiones políticas no relacionadas con necesidades reales.

Seguir leyendo

Economia

El gas vuelve a subir en junio y acumula 29% de aumento este año: qué pasará en diciembre

Publicado

on

Por

El Gobierno anunció en abril que congelaba los incrementos de las tarifas, pero en el caso del gas, lo que estaban pautados se aplicarán con un esquema diferencial. En un año, el precio del servicio se duplicó, según CIPE.

Con la intención de intentar morigerar el impacto de la crisis en el bolsillo del trabajador argentino, que en el último año la pérdida del poder adquisitivo fue de 20 puntos respecto de la inflación, el Gobierno anunció a mediados de abril que frenaba los aumentos que estaba ya pautados en electricidad, gas y transporte para lo que resta del año.

En el caso de la luz, suspendió las dos alzas del 4% cada una prevista para mayo y agosto, y en materia de transporte público dio marcha atrás con el último aumento del subte, que se iba a ir a $21 en abril y aseguró que al menos hasta después de las elecciones de octubre, no habrá cambios en el valor de los pasajes de tren y colectivo.

Para el gas, el esquema es distinto. Desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, el entonces ministro de Energía, Juan José Aranguren, había dispuesto dos aumentos por año: abril y octubre, que se basan en el valor del dólar al momento de las negociaciones con las empresas y la inflación de precios.

La suba de octubre quedó suspendida, pero el aumento de abril del 29%, que este año se aplica en 3 partes -abril, mayo y junio, sigue en pie. Así las cosas, este mes aumenta un 7,5% el gas para completar ese 29% fijado.

AUMENTA JUNIO PERO SE PAGA EN DICIEMBRE

Al igual que el año pasado, la gestión de Cambiemos resolvió en este año electoral “planchar” la tarifa del gas durante los meses de invierno, que es cuando más se consume y pagar la diferencia durante el verano.

Así, durante junio, julio, agosto y septiembre se pagará un 78% del valor final (que contempla el 29% de aumento) y el 22% restante de cada mes se abonará en 4 cuotas iguales, y con intereses, en diciembre, enero, febrero y marzo, los meses de menor consumo de gas, pero que sube fuerte el gasto de los hogares por el uso de energía eléctrica.

En la factura, el monto a pagar más adelante figurará como “diferimiento estacional”.

La medida le costará al Estado $4500 millones, que deberá compensar con reducción del gasto en otro sector para cumplir a fin de año con la meta de equilibrio fiscal.

El costo adicional se explica porque el Estado se hará cargo de los intereses que implica para las empresas distribuidoras no cobrar el total del pago y salir al mercado a buscar financiamiento para cubrir esa factura. Por allí se irán $2500 millones.

Los restantes $2000 se deben a que las empresas recibirán el aumento del 29% desde abril, pero el usuario tendrá una suba menor.

EL GAS SE DUPLICÓ SOLO EN UN AÑO

De acuerdo a un relevamiento del Centro de Investigaciones de Políticas Energéticas, la tarifa de gas aumentó un 92% entre julio de 2018 y julio de 2019. Un hogar con consumo medio a bajo pagaba el año pasado $1.087 y ahora deberá desembolsar $2.097 por todas las alzas que sufrió el servicio en los últimos 12 meses.

En tanto, en la era Macri, el gas lleva aumentado un 1000%, según un relevamiento de minutouno.com.

Seguir leyendo

Economia

Para los economistas, la unificación del peso y el real es “virtualmente imposible”

Publicado

on

Por

Durante la visita al país del presidente de Brasil Jair Bolsonaro se conoció que ambos gobiernos están avanzando en la creación de una moneda común que reemplazaría al peso y al real.

Luego de que se conocieran las pretensiones de Brasil y Argentina de unificar el peso y el real para crear una moneda en común comenzaron a surgir un montón de interrogantes sobre cómo se implementaría y cómo se podría alcanzar partiendo de la base de que ambos países son muy diferentes.

Según explicó el economista Pablo Bortz a minutouno.com unificar las monedas de Argentina y Brasil es algo “virtualmente imposible” que ya se ha intentado hacer y fracasó.

Hubo un intento de coordinación de pagos que no funcionó y era que Argentina pagara las importaciones de Brasil en pesos y Brasil sus importaciones en reales. Nunca funcionó”, dijo.

“El flujo de comercio y el flujo financiero de eventuales depósitos entre economías tan distintas, Brasil es una economía financiera mucho más desarrollado, y la falta de compensación de los desbalances hace que eso sea virtualmente imposible”, agregó el economista.

En cuanto a la diferencia en la inflación, explica que “en el momento en que congelas un tipo de cambio con tasas de inflación tan distintas es algo que claramente va a influir. A eso agregale la inestabilidad que existe entre ambos países, la falta de perspectivas de reglas expansivas. porque al final va a terminar siendo peor de lo que sufrió Grecia con la crisis de la Eurozona“.

En tanto Joel Rabinovich, economista de la universidad de París XIII y especializado en finanzas, sostiene que hablar de una moneda en común es “poco serio”.

“Decir que se está avanzando hacia una moneda única es un contexto de desintegración comercial intrarregional y abandono del Mercosur es un indicio de la poca seriedad del anuncio. Por otra parte, entrar a una moneda única sin acuerdos de unión y transferencia fiscal sería repetir los errores del euro”, sintetizó.

 

LA DESMENTIDA DEL BANCO CENTRAL DEL BRASIL

El Banco Central del Brasil negó este viernes que “existan proyectos o estudio para una unión monetaria con Argentina”, como anunciaron en Buenos Aires el presidente Jair Bolsonaro y el ministro de Economía, Paulo Guedes, durante un encuentro con empresarios y Nicolás Dujovne desde Japón.

“El Banco Central del Brasil no tiene proyectos o estudio en marcha para una unión monetaria con Argentina”, dice el comunicado emitidio oficialmente por la autoridad monetaria en el primer minuto de este viernes, en forma extraordinaria.

Seguir leyendo

Más Visitadas